Otra denuncia sexual agrava nominación de favorito de Trump a la Corte

Otra denuncia sexual agrava nominación de favorito de Trump a la Corte

Demócratas piden suspender proceso de confirmación, mientras FBI adelanta investigación.

Brett Kavanaugh

El nominado a la Corte Suprema de EE. UU., Brett Kavanaugh, ha sido acusado de abuso sexual por una segunda mujer.

Foto:

AFP

24 de septiembre 2018 , 12:12 p.m.

La ya delicada situación que rodeaba el proceso de confirmación del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Justicia de EE. UU. quedó en estado crítico este domingo luego que una segunda mujer lo acusó de agresión sexual cuando ambos eran estudiantes de la universidad de Yale, hace ya 30 años.

De acuerdo con una historia publicada por la revista 'The New Yorker', al menos cuatro legisladores del Partido Demócrata se encuentran investigando actualmente el caso de Deborah Ramírez, una mujer de 53 años que dice haber sido víctima de un incidente muy vergonzoso protagonizado por el juez.

La revista confirmó la versión con Ramírez y corroboró su historia con algunas de las personas mencionadas por ellas o que asistieron a esta prestigiosa universidad en esa época. También publicaron que los republicanos sabían, desde la semana pasada, que existía la otra mujer, pero en lugar de hacer una pausa, lo que hicieron fue tratar de acelerar el proceso. Y de allí su premura para que Ford testificará, a mas tardar, este lunes.

Según Ramírez, Kavanaugh se habría aprovechado de su estado de embriaguez para "ponerle su miembro en la cara".

El juez, a través de un comunicado, negó tajantemente los hechos y catalogó la nueva acusación como una "campaña sucia" concebida para desprestigiarlo. La Casa Blanca publicó otro en el que respalda en un 100 por ciento al nominado del presidente Donald Trump.

La nueva revelación se da justo cuando los republicanos de la Comisión Judicial de Senado acaban de llegar a un acuerdo con Christine Blasey Ford, la primera mujer que acusó de un ataque sexual, para escuchar su testimonio bajo juramento, posiblemente, el jueves de este semana.Nadie sabe a estas alturas si a la luz de las nuevas acusaciones se mantendrá ese cronograma.

De hecho, este mismo domingo Dianne Feinstein, la demócrata de más alto rango en esta Comisión, pidió suspender de manera inmediata la audiencia prevista para el jueves y le solicitó a su contra parte republicana, el Senador Chuck Grassley, que acepte referir las nuevas acusaciones al FBI para que este buró pueda investigar tanto el caso de Ramírez como el de Ford.

Grassley se había negado previamente a pedir la intervención del FBI y los demócratas, que son minoría en la Comisión, no habían tenido más remedio que aceptarlo.

Este Senador, además, bloqueó el testimonio de otras personas que le darían peso a la acusación de Ford, como el exoficial que le practicó una prueba de polígrafo para determinar si decía la verdad.

Aunque lo más probable es que Grassley insista en mantener el curso del proceso, es decir, con el testimonio de Ford el jueves y luego un rápido voto para confirmarlo, la presión será enorme para que al menos haga una pausa. Y por varias razones.

La acusación de Ramírez, hoy en día una psicóloga, parece encajar dentro de un "patrón de conducta" ya que ambos incidentes son muy similares.

Apoyo a Brett Kavanaugh

Durante una cumbre en Washington, activistas y funcionarios electos, que se oponen al matrimonio homosexual y al aborto, respaldan la postulación del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de EE. UU.

Foto:

AFP

En los dos se describe a un joven Kavanaugh pasado de tragos y forzándose sexualmente con mujeres indefensas (Ford tenía 15 años cuando sucedió su supuesto ataque y narra ella que el juez y un amigo la encerraron en un cuarto donde nadie la podía escuchar).

Así mismo, con el paso de los días los medios han comenzado a destapar la cultura de fiesta y exceso de consumo de licor que existía tanto en el colegio de Kavanaugh (Georgetown Prep) como en los círculos sociales en el que este se movía cuando estuvo en la universidad.

Varias mujeres y hombres que hicieron parte de ese entorno han confirmado que la meta en las fiestas de la época era emborrachar a las mujeres para luego aprovecharse de ellas sexualmente.

El juez, además, tampoco puede negar que conoció a Ramírez, pues varios amigos mutuos confirman que se conocieron y hasta aparecen en las fotos del matrimonio de una compañera universitaria.

Dicho eso, la versión de Ramírez tiene algunos huecos que podrían ser aprovechados por sus detractores. Entre ellos, que estaba embriagada cuando dice que sucedieron los hechos y que varias de las personas que ella dijo que estaban en esa fiesta, dicen ahora que eso nunca ocurrió.

El camino más plausible es que ignorarán la nueva revelación y seguirán adelante con sus planes de confirmar al juez

El instinto de los republicanos, y eso lo dejó claro la Casa Blanca en su comunicado del domingo en la noche, probablemente apuntará a enmarcar esto como una treta de los demócratas para descarrillar o posponer la confirmación de Kavanaugh hasta después de las elecciones legislativas de noviembre, en las que esperan recuperar el control del Congreso.

En ese sentido, el camino más plausible es que ignorarán la nueva revelación y seguirán adelante con sus planes de confirmar al juez contra viento y marea. Pero no sin riesgo.

La popularidad de Kavanaugh, según una encuesta de la cadena FOX -que tiende a ser favorable frente al presidente- ha caído desde que surgieron las acusaciones de Ford: Solo el 40 por ciento lo apoya mientras el 50 por ciento lo rechaza, y ya son más los que dicen creerle a la mujer que al juez. Y eso fue antes de que surgiera la versión de Ramírez.

Así mismo, las acusaciones de ambas se presentan en una era que ha estado marcada por el movimiento #metoo, que ha empoderado a millones de mujeres en el mundo entero víctimas de ataques sexuales y gracia al cual han caído hombres muy poderosos que se consideraban intocables.

El fin de esta película es, de momento, impredecible. De lo que sí no hay duda es que su desenlace será explosivo.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En twitter @sergom68

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.