Trump y su familia, acusados de utilizar su fundación como chequera

Trump y su familia, acusados de utilizar su fundación como chequera

Fiscalía dice que junta de la entidad llevaba 20 años sin reunirse y no contaba con ningún empleado.

Trump

Trump no había contribuido con su fundación desde el 2008. Algo que si bien no es ilegal, no es lo acostumbrado en este tipo de organizaciones de carácter filántrópico.

Foto:

Ian Langston / AFP

14 de junio 2018 , 08:29 p.m.

Un baldado de agua fría se llevó este jueves el presidente estadounidense, Donald Trump, luego de que la Fiscalía General de Nueva York lo acusó ante una corte de la ciudad de cometer una serie de delitos –algunos de ellos escandalosos– a través de una fundación sin ánimo de lucro que lleva su nombre.

De acuerdo con esta dependencia, tanto Trump como sus tres hijos mayores incurrieron en una “conducta irregular persistente” al utilizar los fondos captados por la Fundación Donald J. Trump para financiar asuntos personales o empresariales que tenían que ver con su misión de caridad.

“Nuestra investigación revela que la Fundación Trump no era más que una chequera para pagos del señor Trump y sus empresas a otras organizaciones”, sostuvo la fiscal general Barbara Underwood en un comunicado a través del cual hizo pública la demanda contra el presidente de EE. UU. y su familia.

Asimismo, el encausamiento sostiene que Trump incluso habría usado la fundación para el pago de eventos asociados con la campaña electoral del 2016, lo cual supondría violaciones a las leyes electorales del país.

En la demanda, la fiscal le solicita al juez disolver la supuesta institución de caridad y castigar a Trump con una multa de hasta US$ 2,8 millones de dólares. Además, que le prohíba la conformación de este tipo de entidades por un período mínimo de 10 años.

De paso, remitió las pruebas encontradas a la Comisión Federal Electoral y al Servicio de Impuestos Internos para que estos definan si hubo violaciones a las reglas de campaña y, por lo tanto, existen méritos para elevar sanciones adicionales.
Trump catalogó la demanda como una vendetta en su contra con motivaciones políticas.

La Fundación Trump no era más que una chequera para pagos del señor Trump y sus empresas a otras organizaciones

“Los asquerosos demócratas de Nueva York y el desacreditado exfiscal Eric Schneiderman están haciendo todo lo que pueden para demandarme sobre una fundación que ha dado más de lo que ha recibido. No pienso transar un arreglo (...) Esta acusación es ridícula”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Schneiderman renunció hace dos meses luego de que varias mujeres lo acusaron de golpearlas. Sin embargo, quien elevó los cargos fue Underwood, su reemplazo.

En su acusación, Underwood alega que la fundación era tan de papel que su junta directiva llevaba casi 20 años sin reunirse y no contaba con un solo empleado. Solo un tesorero externo que ni siquiera estaba al tanto de que lo habían nombrado en la junta directiva.

Y también menciona cómo el propio Trump ya había admitido culpa al tener que pagar casi US$ 350.000 dólares en multas y devoluciones tributarias luego de un artículo publicado en el 2016 por el diario The Washington Post en el que se documentaban algunas de estas transacciones irregulares.

Trump aparece como presidente de la fundación desde que la creó en 1987 y lleva dos años tratando de cerrarla, pero sin suerte debido a la investigación en su contra.

La demanda llega en un momento interesante, pues tanto el presidente como sus aliados republicanos han estado presionando al Departamento de Justicia para que investigue y eleve cargos contra la Fundación Clinton por supuestamente haber conseguido fondos de donantes que luego se beneficiaron con decisiones de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado.

Nada de eso se ha probado. Pero, a diferencia de la Fundación Trump, la de los Clinton tiene decenas de empleados, un presupuesto de más de 300 millones de dólares y trabaja activamente en obras de caridad a lo largo del mundo.

La de Trump, según Underwood, aparentaba ser lo mismo, pero en la práctica solo se usaba para pagar otras obligaciones de Trump o favorecer a grupos políticos.

De acuerdo con la investigación, y esto es delicado, Trump mismo ho había contribuido con su fundación desde el 2008. Algo que si bien no es ilegal no es lo acostumbrado en este tipo de organizaciones creadas por filántropos tipo Bill y Melinda Gates, cuyo propio capital es el corazón de las iniciativas.

Curiosamente, los principales donantes de la fundación de Trump son los magnates Vince y Linda McMahon, que dieron 5 millones de dólares hace algunos años. Linda es hoy día la directora del Small Business Administration, una poderosa entidad del gobierno a la que llegó tras ser nombrada por el presidente.

Pero hay casos más concretos que demostrarían el uso ilegal de su institución de caridad. En el 2007, por ejemplo, Trump sacó 100.000 dólares de ella para pagar una compensación que debía Mar-a-Lago, su club en la Florida, a la ciudad de Palm Beach.

En el 2012, utilizó la fundación para pagar US$ 158 mil a un hombre que los demandó, pues no le pagaron el millón de dólares prometido a quien hizo un ‘hoyo en uno’ en un torneo de golf auspiciado por la organización Trump.

Si bien el presidente terminó restituyendo esos fondos a la fundación cuando se hicieron públicas las denuncias, Underwood las presenta ahora como un patrón de conducta utilizado por el presidente Trump y sus hijos para saltarse leyes tributarias y obtener beneficios personales.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.