La de Kavanaugh, una dramática nominación que tiene en vilo a EE. UU.

La de Kavanaugh, una dramática nominación que tiene en vilo a EE. UU.

El candidato de Trump a la Corte Suprema enfrenta una investigación del FBI por agresión sexual.

Brett Kavanaugh

El juez Brett Kavanaugh fue nominado para ocupar un cargo en la Corte Suprema por el presidente de EE. UU., Donald Trump.

Foto:

Michael Reynolds. AFP

Por: Sergio Gómez Maseri
29 de septiembre 2018 , 08:15 p.m.

A las 9:30 de la mañana del viernes, el camino de Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Justicia parecía despejado. Fue a esa hora cuando el senador Jeff Flake, uno de los votos más moderados en el partido Republicano, sacó un comunicado en el que ofrecía su respaldo al juez, un día después de la histórica sesión en la Comisión Judicial en la que el mundo entero escuchó el testimonio de Christine Blasey Ford acusándolo de asalto sexual.

Un minuto más tarde, Flake, senador por el estado de Arizona y uno de los pocos antagonistas del presidente Donald Trump en este partido, salió de su oficina y se montó en un ascensor donde fue encarado por dos mujeres, una de ellas la colombiana Ana María Archila.

"Lo que usted está haciendo es permitir que alguien que violentó a una mujer se siente en la Corte Suprema. Usted tiene hijos, yo también tengo dos. Dígame en la cara si le cree a Kavanaugh”, increpó Archila, víctima a su vez de un asalto sexual, a Flake.

Jeff Flake

El senador republicano, Jeff Flake (centro), pidió una investigación del FBI sobre las acusaciones de Kavanaugh. 

Foto:

Reuters / Jim Bourg

El senador, con el rostro compungido, bajó la cabeza y por espacio de unos 45 segundos encajó los reclamos de Archila y María Gallagher, la otra mujer. El video de ese instante rápidamente se volvió viral.

Cuatro horas más tarde, cuando la comisión se reunió para darle trámite a la nominación de Kavanaugh, Flake pidió la palabra y lo que dijo provocó un sismo de impredecibles consecuencias. “Esta situación está desbaratando el país. En un esfuerzo por unirlo, quiero anunciar que no votaré por la confirmación en la plenaria hasta que el FBI no adelante una investigación que no debe tardar más de una semana”, dijo Flake.

Lo que usted está haciendo es permitir que alguien que violentó a una mujer se siente en la Corte Suprema

Sin embargo, aún no ha dicho qué tanto peso en su decisión tuvo el encuentro con las dos mujeres. Archila, en declaración a EL TIEMPO, dijo estar agradecida, pues demostraba que la acción de víctimas como ella sí podía producir resultados y cambios.

Lo que sí resulta claro es que desde ese momento, las cosas cambiaron de rumbo.
Los republicanos, que ya tenían todo listo para proceder a la votación definitiva empezando este mismo sábado, tuvieron que recular. Dada la precaria mayoría que tienen en la Cámara Alta (51 contra 49), el condicionante de Flake los dejaba mal parados.

Peor aún, varios senadores republicanos y demócratas salieron rápidamente en respaldo a su solicitud de investigación, dejando a la jefatura del partido sin rango alguno de movimiento.

A regañadientes, y después de negarse durante más de 10 días consecutivos, Mitch McConnell, el líder de los republicanos en el Senado, le pidió a Trump ordenar la investigación.

Y Trump, que hasta la noche anterior vociferaba pidiendo un voto inmediato para su nominado y se negaba a la entrada del FBI, tuvo que acceder a una pesquisa que se limitará a las acusaciones que se consideren creíbles y luego será presentada al Senado.

“Acabó de comenzar nuestra séptima investigación del FBI del juez Brett Kavanaugh. ¡Algún día será reconocido como un gran juez de la Corte Suprema de los EE. UU.!”, dijo Trump el viernes pasado en Twitter.

Esa decisión fue el epílogo temporal de un caso que ha consumido al país la última semana y que dejará una visible e indeleble marca en la historia.

El drama arrancó el domingo de la semana antepasada, cuando 'The Washington Post' reveló el nombre de un mujer (Ford) que había escrito una carta en que acusaba a Kavanaugh de intentar violarla cuando ella tenía 15 años y él 17.

Pese a que los republicanos trataron de apagar el incendio, alegando que todo era una treta de los demócratas para impedir la confirmación del juez, fue tal el escándalo que terminaron por aceptar una audiencia para escuchar tanto a la mujer como a Kavanaugh.

Tras días de tire y afloje, se acordó el jueves de esta semana. Ford, una profesora de sicología de 51 años, brindó un poderoso testimonio del hecho que le cambió la vida y dejó claro que nada tenía que ganar y sí mucho que perder con exponer su historia y a su agresor.

Christine  Blasey  Ford

La profesora universitaria Christine Blasey Ford ofreció este jueves un duro testimonio ante el Comité Judicial del Senado estadounidense sobre el presunto abuso sexual.

Foto:

Melina Mara. Reuters

Kavanaugh, al que se había criticado por su compostura en una entrevista concedida dos días antes a la cadena Fox, salió como una fiera, y con las lágrimas, acusando a los demócratas de una conspiración orquestada por “los Clinton y la izquierda” para destruirlo.

Pero se le desfiguró el rostro con llanto reprimido cuando habló del daño que esto les ocasionaba a sus pequeñas hijas y a su familia.

De allí en adelante lo que siguió fue una pelea de perros y gatos entre legisladores de ambos partidos en la que se dijeron de todo.  Hasta que apareció Flake con su pedido de última hora.

JUEZ KAVANAUGH

El nominado al Supremo de EE. UU., Brett Kavanaugh, le echó la culpa de las acusaciones en su contra a los demócratas. 

Foto:

Saul Loeb, AFP

El futuro de esta historia dependerá en buena parte de lo que pueda desenterrar el FBI durante su investigación. Algo más en concreto que corrobore la versión de Ford, o de las otras dos mujeres que ahora lo acusan, y que podría ser el fin de Kavanaugh.

Un nuevo dato que dé solidez a la historia del juez y la oposición podría diluirse.
Pero también es muy probable que nada concluyente surja y la pesquisa termine siendo solo un ejercicio para dejar más tranquilos a los que, como Flake, están indecisos. Dentro de una semana lo sabremos.

SERGIO GÓMEZ MASERI 
Corresponsal de EL TIEMPO 
WASHINGTON

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.