¿Cómo van las caravanas de inmigrantes que caminan a Estados Unidos?

¿Cómo van las caravanas de inmigrantes que caminan a Estados Unidos?

Este miércoles partieron dos grupos más desde El Salvador.

Caravana de migrantes

Integrantes de la segunda caravana de migrantes, en su mayoría hondureños, cruzan el río Suchiate, en un nuevo intento por continuar su travesía hacia Estados Unidos.

Foto:

EFE

Por: Redacción Internacional
31 de octubre 2018 , 07:03 p.m.

Los dos grupos de inmigrantes que partieron de Honduras ya se encuentran en México, pero aún les falta casi un mes para atravesar ese país a pie y llegar a su objetivo: la frontera con Estados Unidos, donde los esperan más de 5.200 soldados enviados por el presidente Donald Trump para bloquearles el ingreso.

A días de unas elecciones legislativas cruciales para los republicanos, el mandatario aprovecha estos dos grupos, con más de 9.000 personas, para incentivar en los estadounidenses aún más el odio por los ilegales y fomentar la participación de su base desprestigiando la campaña demócrata.

¿En dónde se encuentran las dos caravanas y cuál es el ruta que siguen?

La caravana de unos 7.000 inmigrantes centroamericanos que busca llegar a los Estados Unidos arribó este martes a Juchitán, la ciudad del Istmo de Tehuantepec, en el sur de México, más afectada por el terremoto del 7 de septiembre de 2017.

El segundo grupo, de unas 2.000 personas aproximadamente, retomó su camino por el sureño estado mexicano de Chiapas, un día después de haber cruzado ilegalmente la frontera desde Guatemala. Los inmigrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras llegaron en la noche de este martes a Tapachula luego de recorrer 25 kilómetros.

Dependiendo de la ruta que recorran, el primer convoy se encuentra a unos 2.000 kilómetros de su objetivo si entran a Texas desde el estado mexicano de Tamaulipas o a unos 3.500 kilómetros si se dirigen a California desde el estado mexicano de Baja California. Sin embargo, también están pensando dirigirse primero a la capital mexicana incentivados por un permiso temporal que les ofreció el presidente Enrique Peña Nieto para poder transitar libremente por el país. 

¿Qué los incentivó para emprender el recorrido?

Los caminantes, como también se les conoce, se dirigen hacia Estados Unidos desde el pasado 13 de octubre como consecuencia de la violencia y la pobreza que aquejan al Triángulo Norte de Centroamérica. Honduras, origen de la caravana, es el Estado más afectado, pues vive una crisis económica causada por el narcotráfico y la corrupción.

Las cifras son dicientes. Honduras es uno de los países más peligrosos del mundo, con una tasa de homicidios de 43 por cada 100.000 habitantes. También registra que siete de cada diez hondureños viven en la pobreza, según el Banco Mundial, lo que obliga a miles de personas a emigrar para buscar una vida mejor, de acuerdo con expertos.

La multitudinaria caravana de migrantes que se dirige a EE. UU. l EL TIEMPO
Caravana de migrantes

A medida que avanzaban, a los grupos se unieron ciudadanos guatemaltecos y salvadoreños, todos en busca del 'sueño americano'.

Esto es una invasión de nuestro país y nuestros militares los están esperando

¿Por qué ningún país los ha logrado detener?

A pesar de las amenazas del presidente Donald Trump con anuncios de recortes económicos y suspensión de ayudas humanitarias a los países que les permitan el tránsito, los intentos de las autoridades de Honduras, Guatemala, El Salvador y México no han sido efectivos por varias razones.

Primero, en varios puntos fronterizos se ha visto como el número de uniformados es muy reducido frente a los cerca de 7.000 inmigrantes que están decididos a llegar a Estados Unidos para solicitar asilo político. Se han presentado varios actos violentos y en México murió uno de ellos al recibir el impacto de una bala de goma.

Segundo, estos mandatarios han evitado a toda costa violar alguna ley migratoria, al igual que los derechos que estas personas tienen. La mayoría de estos países no requieren visa para entrar a su territorio y es muy poco probable que ellos se queden como ilegales en estos países.

Por su parte, las autoridades mexicanas intentaron blindar su frontera con Guatemala para detener el paso de los inmigrantes, pero esos esfuerzos fueron insuficientes, pues los caminantes cruzaron a pie arriesgando sus vidas el caudaloso río Suchiate.

Donald

El presidente de EE. UU. habló este martes en una conferencia de prensa, tras una reunión con su gabinete.

Foto:

Leah Millis / Reuters

¿Qué ha dicho el presidente Donald Trump al respecto?

De todo. Desde amenazas, insultos y hechos concretos como enviar a 5.200 soldados a la frontera con México, donde 2.100 efectivos de la Guardia Nacional trabajan desde abril para dar asistencia logística. 

"Por favor, regresen, no serán admitidos en Estados Unidos a menos que pasen por el proceso legal. ¡Esto es una invasión de nuestro país y nuestros militares los están esperando!", agregó este lunes el mandatario estadounidense. 

Este miércoles Trump afirmó que las caravanas de inmigrantes están compuestas de "combatientes muy duros", entre ellos "pandilleros", y advirtió que "más tropas militares están en camino" para defender la "sagrada frontera".

El presidente también ha tratado de usar la inmigración para movilizar a su base en las elecciones del 6 de noviembre, cuando se renueva la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. En Twitter, el mandatario insistió en que "muchos miembros de bandas y gente muy mala" están "mezclados" en la caravana. 

Con este tema migratorio, el mandatario refuerza una promesa de campaña que lo llevó a la Casa Blanca y que espera ahora le ayude a preservar las mayorías en el Congreso. También propuso este martes firmar una orden ejecutiva que pondría fin al derecho a la ciudadanía que hoy tienen todos los que nacen en Estados Unidos con padres inmigrantes. El presidente sugiere que estos no lo sean ni tampoco aquellos de padres que estaban legales, pero no son de EE. UU.

Dos caravanas nuevas partieron de El Salvador

Unos 2.000 salvadoreños, entre adultos, jóvenes y niños, partieron este miércoles en dos caravanas en una larga travesía a pie hacia a Estados Unidos, huyendo de la violencia de las pandillas y la falta de empleo.

Antes que el sol saliera, con abrigos, agua y mochilas en la espalda, la primera
caravana de 1.000 personas salió de la Plaza El Salvador del Mundo, en el oeste capitalino, donde muchos habían pernoctado.

Una segunda caravana con otras 1.000 personas partió en el transcurso de la mañana hacia la frontera entre El Salvador y Guatemala. "Nos vamos porque aquí hay mucha pobreza y delincuencia", declaró María Cortez, de 36 años, quien viaja junto a su esposo Jonás y cinco hijos de entre 19 y tres años.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
Con información de AFP y Efe.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.