Secciones
Síguenos en:
La matanza con la que Al Capone enlutó el día de los enamorados
Al Capone, jefe del hampa de Chicago

Capone cumplió la mayor parte de su sentencia en la cárcel de Alcatraz.

Foto:

Tomada de ‘Grandes entrevistas de la historia’

La matanza con la que Al Capone enlutó el día de los enamorados

Ocurrió en 1929 en la ciudad de Chicago (EE. UU.). Esta es la historia.

El 14 de Febrero de 1929 la ciudad de Chicago fue el escenario de una aterradora matanza. Al Capone, uno de los mafiosos más influyentes de la historia, para muchos fue el protagonista de este aterrador hecho conocido como la matanza de San Valentín.

Guerra de poderes

Todo comenzó en enero de 1920, cuando empezó a regir la Ley Volstead, también conocida como Ley Seca, que prohibía la fabricación, venta y transporte de alcohol en Estados Unidos.

Lejos de cumplir con su propósito de acabar con la corrupción y los asesinatos alrededor de esta industria, empujó al crimen organizado al millonario negocio del contrabando, volviéndose en la antesala de un sangriento enfrentamiento entre gánsters.

(Lea también: ‘Debemos mantener los Estados Unidos íntegros, y libres de corrupción’)

Por un lado, se encontraba la banda de Al Capone, que mantenía el control del sur del estado, y, al norte, se extendió el poderío de George Morán. Desde extremos opuestos, cada uno consolidó su imperio delictivo.

San Valentín sangriento

La lucha por el poder se hizo inevitable y en la mañana de San Valentín de 1929 todo explotó. A eso de las 10:25 de la mañana los hombres de Morán llegaron por un cargamento de alcohol a un bodega ubicada en la 2122 de la calle North Clark.

Inesperadamente fueron sorprendidos por auto con policías a bordo y otro sin identificación, algo que les pareció extraño, pues ya habían pagado a las autoridades de la zona para moverse libremente por el sector.

Sin embargo, los uniformados los obligaron a ponerse contra la pared y minutos después empezó una ráfaga de plomo que terminó en el asesinato de los hombres de Morán. Seis cadáveres, un hombre al borde de la muerte (que murió minutos después) y 70 cartuchos en el piso se encontraron en la escena del crimen.

Aunque se detuvieron algunos sospechosos no se pudo probar su culpabilidad. Muchos culpan a Al Capone de lo sucedido, alegando que habría sido movido por su ambición Sin embargo, cuando este fue interrogado argumentó que se encontraba en Miami.

TENDENCIAS EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.