Monstruoso huracán Michael toca tierra con vientos 'catastróficos'

Monstruoso huracán Michael toca tierra con vientos 'catastróficos'

Sería la tormenta más fuerte que golpee la costa de Florida (EE. UU.) en 150 años.

Huracán Michael

Imagen satelital del ojo del huracán Michael aproximándose a la costa noreste del estado de Florida en Estados Unidos.

Foto:

Imagen Satelital - Windy.com

10 de octubre 2018 , 02:08 p.m.

El huracán Michael tocó tierra este miércoles como el huracán más potente que azota la costa oeste de Florida en más de un siglo, con vientos máximos sostenidos de 250 km/hora que pueden causar una "devastación inimaginable", según autoridades.

El ojo de Michael ingresó a tierra firme cerca de Mexico Beach, un poblado a unos 32 Km al sureste de Panama City, como un huracán de categoría 4 en el máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson, informó el Centro Nacional de Huracanes.

A lo largo de esta jornada, el huracán azotará con fuertes vientos y una lluvia intensa a las comunidades de la franja noroeste de Florida, que por su geografía es conocida como el 'panhandle' en inglés y que se extiende a lo largo del Golfo de México.

"Se espera que el huracán Michael sea la tormenta más destructiva que azota el 'panhandle' de Florida en un siglo", dijo el gobernador Rick Scott. "A lo largo de nuestra costa, las comunidades verán una devastación inimaginable". "El Centro Nacional de Huracanes (NHC) espera una marejada de entre 9 y 13 pies (2,7 a 3,6 metros)", añadió.

"El agua llegará varias millas tierra adentro y podría fácilmente alcanzar los techos de las casas".

Al informar al presidente Donald Trump en la Casa Blanca, el jefe de la agencia de emergencias FEMA, Brock Long, dijo que Michael es el huracán más intenso que azota el área desde 1851.

Cientos de miles de personas recibieron órdenes de evacuación obligatoria, pero el gobernador dijo el miércoles a los residentes que aquellos que no se fueron deben quedarse en sus casas porque ya es muy tarde para irse del lugar.

"El momento de evacuar las zonas costeras ya pasó. Refúgiense y sean cuidadosos", añadió. "No salgan en medio de esto. No lo sobrevivirán, es mortal".

Miles de personas ya habían quedado sin servicio eléctrico a media jornada. Yanim Marialice, de 28 años, quedó sin electricidad en su hogar, pero ella y su marido decidieron no abandonar su casa frente a la playa en Destin, 65 Km al oeste de Panama Beach.

"Los vientos se están poniendo fuertes, podemos escuchar que hay cosas volando y que golpean el techo", contó. "No puedo ver más allá de mi estacionamiento porque tantas cosas volando pueden golpear a alguien". Dijo que no estaba muy nerviosa, pero "sí estoy un poco preocupada de que haya un tornado", añadió.

Long, el jefe de FEMA, dijo que muchos edificios en Florida no están construidos para resistir una tormenta con vientos por encima de la categoría 3. Los residentes del estado vecino de Georgia también esperan un fuerte impacto de la tormenta.

"Los ciudadanos en Georgia necesitan despertar y prestar atención", añadió Long.

Mike Thomas, alcalde de la ciudad de Panama City Beach, un balneario al oeste de Panama City, dijo que teme que habrá víctimas pero que el personal de emergencia no saldrá a hacer rescates si los vientos superan los 80 Km/hora.

"Será horrible", dijo Thomas a CNN. "Tendremos personas heridas", aseguró. Se estima que unas 375.000 personas de más de 20 condados recibieron órdenes de evacuación, obligatoria o voluntaria. "Prepararse para un huracán es mentalmente agotador", dijo Caitlin Staniec, una gerente inmobiliaria de 28 años que se resguardó en un hotel en la capital, Tallahassee, también bajo el azote de
Michael.

"No tengo miedo pero soy cautelosa", añadió, aliviada de saber que el hotel donde se alberga tiene generador eléctrico. "Cuando eres niña, (un huracán) es divertido y emocionante, pero como adulta te tienes que preparar".

Trump declaró el estado de emergencia para Florida que permitió liberar medios materiales suplementarios y fondos federales. FEMA tiene más de 3.000 personas en el terreno, mientras el gobernador Scott dijo que había activado a 3.500 guardias nacionales.

En los estados de Georgia y Alabama se emitieron declaraciones de emergencia. Después de Florida, Michael podría tocar "partes de Georgia y, lamentablemente, otra vez Carolina del Norte y del Sur", ya golpeadas por Florence hace un mes, señaló Trump.

Florence causó unos 40 muertos y miles de millones de dólares en daños. El año pasado, una serie de huracanes catastróficos azotó el Atlántico occidental. Los más arrasadores fueron Harvey en Texas, Irma en el Caribe y Florida, y María, que azotó el Caribe y dejó casi 3.000 muertos en el territorio estadounidense de Puerto Rico. La temporada de huracanes del Atlántico termina el 30 de noviembre.

Un huracán fuerte

Desde hace años no ha llegado a la zona del 'Panhandle' de Florida un huracán como Michael, que ha ido fortaleciéndose desde que este martes se adentró en el Golfo de México y este miércoles de madrugada llegó a la categoría 4 de la escala de Saffir Simpson, de un máximo de 5.

Donald Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, ofrece declaraciones a la prensa sobre el huracán Michael en el Despacho Oval de la Casa Blanca, Washington D.C.

Foto:

Michael Reynolds / EFE

Los meteorólogos del NHC pidieron a los residentes en la zona que no salgan a la calle a pesar de la "calma relativa" que genera el paso del ojo del huracán, pues los fuertes vientos reaparecerán "rápidamente".

El gobernador de Florida, Rick Scott, prometió que "en cuanto Michael pase" se producirá una "masiva respuesta" para apoyar al Panhandle, con más de un "millar de especialistas en búsqueda y rescate de personas" y 3.500 miembros de la Guardia Nacional del estado.

En el momento en el que el NHC emitió el boletín especial, Michael estaba a unos 10 km de la localidad de Mexico Beach, que según el censo tiene 1.072 habitantes. Los meteorólogos indican que, ahora que tocó tierra, se espera que el ciclón se debilite mientras cruza el sureste del país, después de un giro hacia el noreste esta tarde o noche y un incremento en su velocidad de desplazamiento.

Los vientos huracanados se extienden desde el ojo del ciclón hasta 75 km, mientras que los de fuerza de tormenta tropical (menos de 75 m/h) se sienten hasta a 280 km. Junto a los fuertes vientos y lluvias, que podrían acumular hasta 30 centímetros en algunas zonas, lo que podría provocar riadas, la mayor preocupación de las autoridades es el aumento del nivel del mar.

Las previsiones de los meteorólogos apuntan a que el nivel del mar podría subir hasta los 4,2 metros en la región debido a los fuertes vientos, la marejada ciclónica que provoca y la subida de la marea, prevista para esta tarde.

AFP y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.