Los líos de reunir a las familias separadas por Donald Trump

Los líos de reunir a las familias separadas por Donald Trump

Se venció plazo para cumplir orden de un juez. 1.000 menores siguen distanciados de sus padres.

Protestas antiinmigrantes en Estados Unidos

EE.UU. ha entregado con padres, familiares o allegados a más de 1.800 niños que fueron separados en la frontera con México, pero mantiene en la incertidumbre a otros cientos.

Foto:

Reuters / Carlos Barria

26 de julio 2018 , 11:47 p.m.

Casi la mitad de los niños que fueron separados de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México, como parte de la política de cero tolerancia contra la inmigración ilegal de la administración de Donald Trump, seguían esta semana en el limbo, no obstante la decisión de un juez federal que ordenó la reunificación de los menores con sus familias.

De hecho, este jueves venció el segundo plazo que había impuesto el magistrado de California Dana Sabraw para que la administración republicana devolviera a todos los menores de entre 5 y 17 años que fueron separados de sus padres en los más de 2 meses que estuvo en vigor esta política.

En total, se estima que al menos unos 2.600 niños fueron arrancados de sus familias cuando intentaban atravesar ilegalmente la frontera o llegaron pidiendo asilo.

De esos, de acuerdo con estadísticas del mismo Departamento de Justicia, al menos 1.000 no han sido reunificados aún con sus familias, y un alto porcentaje quizá nunca lo sea.

De acuerdo con las cifras, unos 880 ya lo fueron, mientras que otros 540 lo estarán en los próximos días, pues ya se estableció su paradero y el de sus familias.

Según la administración, con el resto de los niños han surgido varios problemas que han impedido la reunificación.

De un lado, en 463 casos, los padres de estos niños ya fueron deportados a sus países de origen, por lo que el proceso para ubicarlos se hace más complicado.

Además, de acuerdo con Mathew Albence, funcionario de la agencia para la Inmigración y Aduanas (ICE), muchos de estos padres no quieren ser ubicados porque prefieren que sus hijos permanezcan en Estados Unidos.

“A todos ellos, como es nuestra práctica, se les ofreció la oportunidad de llevarse a sus hijos en el proceso de deportación, pero lo rechazaron. Y no lo hacen porque ya cumplieron con su objetivo, que era poder meter a sus hijos a EE. UU. aunque fuera ilegal”, dijo Albence.

Denuncias de engaños

Pero abogados migratorios, entre ellos los integrantes del Proyecto Florence que se dedica a representar a inmigrantes indocumentados ante las autoridades de Estados Unidos, sostienen que muchos de ellos han sido engañados para firmar los papeles de la deportación pensando que les devolverían a sus hijos. En otros casos, la administración ya determinó que no entregará a los niños, pues los padres tienen récord criminal y sería peligroso para los niños.

También existen unos 150 menores con los que aún no se ha podido establecer el paradero de sus familias. La política de cero tolerancia arrancó a finales de abril y tenía como meta frenar el ingreso de inmigrantes bajo la amenaza de que las familias serían separadas.

A mediados de junio, y luego de un fuerte repudio nacional e internacional, Trump suspendió la práctica.  Sabraw, tras una demanda interpuesta por la Unión para las Libertades Americanas (Aclu), determinó que no era suficiente y exigió la reunificación. 

El primer plazo, que se venció hace dos semanas, fue para el reencuentro de menores de 5 años con sus padres. En ese caso, el gobierno –hasta la fecha– solo ha logrado reunificar a unos 65 niños entre un grupo de poco más de 100.

No pasa nada

El segundo plazo fue el que se venció ayer. Pero, como sucedió con el plazo de los menores de 5 años, el incumplimiento de la administración no ha tenido mayores consecuencias.

El juez, de hecho, se mostró satisfecho con el esfuerzo realizado por el gobierno para reunificar a las familias. Dicho eso, el juez también indicó que Aclu tiene derecho a sugerir algún tipo de castigo contra la administración por no atenerse a los plazos, los cuales van entre el pago de indemnizaciones a las familias y la cárcel por desacato de orden judicial.

Las separaciones, derivadas de la política de ‘tolerancia cero’ del gobierno Trump, se alcanzaron a aplicar durante seis semanas contra los migrantes que entraban al país por la frontera sur ilegalmente o pidiendo asilo.

Sergio Gómez Maseri
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON
En Twitter: @sergom68

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.