Secciones
Síguenos en:
Estados Unidos sobrepasa los 600.000 muertos por covid-19
Coronavirus en Estados Unidos

Protocolos de seguridad en Columbia, Estados Unidos.

Foto:

EFE

Estados Unidos sobrepasa los 600.000 muertos por covid-19

FOTO:

EFE

Buscan que el 70 % de los adultos hayan recibido al menos una dosis anticovid antes del 4 de julio.

Más de 600.000 personas murieron por covid-19 en Estados Unidos, según cifras de la Universidad Johns Hopkins de este martes, un recordatorio de que cientos de estadounidenses siguen muriendo a diario por la pandemia pese a la campaña de vacunación.

Este "triste hito", como lo calificó el presidente Joe Biden, se produce mientras el país trata de volver a la normalidad.

(Además: Las claves para seguir la cumbre en Ginebra entre Biden y Putin)

California, el estado más poblado del país, levantó el martes casi todas las restricciones, mientras que el 70 por ciento de los ciudadanos del estado de Nueva York ya fueron inoculados con al menos con una dosis, lo que permitió al gobernador anunciar el levantamiento de las últimas restricciones.

Estados Unidos es, de lejos, el país con el mayor número de muertos por coronavirus, el recuento realizado por la AFP con base en datos oficiales de todo el mundo, por delante de Brasil e India.

"Todavía se están perdiendo demasiadas vidas", dijo Biden el lunes, una "verdadera tragedia". "Mi pensamiento está con todos aquellos que han perdido a un ser querido", expresó desde Bruselas, donde estaba para la cumbre de la Otán.

"Todavía tenemos trabajo por hacer para derrotar a este virus. Ahora no es el momento de bajar la guardia", agregó, y pidió a los estadounidenses que se vacunen "lo antes posible".

(Lea aquí: Colombia y Latinoamérica serán prioridad en vacunas: Estados Unidos)

Proceso de vacunación en Estados Unidos avanza, pese a negativa de miles de personas a inmunizarse.

Foto:

EFE/EPA/CJ GUNTHER

Las autoridades impulsan la campaña de inmunización desde la autorización de las primeras vacunas en diciembre, y alcanzó su punto máximo en abril, con más de cuatro millones de inyecciones por día. Pero el ritmo se ha desacelerado rápidamente desde entonces y quienes no se inocularon siguen siendo vulnerables a la enfermedad.

Poco más del 52 por ciento de la población estadounidense, y 64 por ciento de los adultos, ya recibió al menos una dosis de alguna de las tres vacunas autorizadas en el país, según funcionarios de salud.

Biden se fijó como meta que el 70 por ciento de los adultos reciban al menos una vacuna antes del feriado nacional del 4 de julio. 

Inquietud ante la variante Delta

La Cámara de Representantes guardó este lunes un minuto de silencio en honor a los 600.000 fallecidos. La marca de 500.000 muertes se superó a finales de febrero, hace poco menos de cuatro meses.

A modo de comparación, solo había pasado un mes entre el hito de 400.000 y 500.000 muertes. Por lo tanto, el número de muertes diarias disminuyó drásticamente, pero aún se mantiene en más de 300 por día en promedio, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la principal agencia federal de salud pública del país. Y el número de nuevos casos diarios comenzó a estancarse recientemente en 13.000.

En este contexto, los expertos están preocupados por la llegada de la variante Delta, que apareció inicialmente en India. "Su transmisibilidad es mayor" y "podría asociarse con casos más graves", advirtió el doctor Anthony Fauci la semana pasada durante una rueda de prensa del equipo de la Casa Blanca a cargo de la crisis sanitaria.

Esta variante representa actualmente alrededor del 10 por ciento de los casos en el país, pero podría reemplazar a la variante Alpha, aparecida en Gran Bretaña, como la dominante. Las vacunas siguen siendo "afortunadamente" eficaces contra Delta, añadió Fauci.

"Una alta tasa de vacunación es la mejor manera de combatir la variante Delta", tuiteó el lunes Ashish Jha, investigador de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, a la vez que exponía su "preocupación" por su "rápida propagación".

Alrededor de un tercio de la población estadounidense no tiene planeado vacunarse en el corto plazo, según una encuesta de la Kaiser Family Foundation publicada a finales de mayo.

Mientras que algunos de los que rechazan la inoculación lo hacen ferozmente, otros simplemente se muestran indecisos y las autoridades están haciendo todo lo posible para convencerlos, aumentando el número de centros de vacunación así como los medios para trasladarse a ellos. Algunos estados incluso han iniciado loterías para los vacunados, con premios que llegan a varios millones de dólares.

AFP

Le puede interesar

Estados Unidos presenta un plan nacional contra el terrorismo interno
¿Puedo viajar a Estados Unidos para recibir tratamiento médico?
Blinken presiona a China sobre Taiwán y origen del covid-19

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.