EE. UU. podría sancionar a Turquía por compra de misiles rusos

EE. UU. podría sancionar a Turquía por compra de misiles rusos

A pesar de las advertencias de Washington, en los últimos días han seguido llegando los S-400.

Misiles rusos

Este es el sistema de lanzamiento de misiles antiaéreo ruso S-400 que Moscú le está vendiendo a Ankara y que genera fricciones con Washington.

Foto:

AFP

Por: AFP - Bloomberg
18 de julio 2019 , 11:55 a.m.

La compra de misiles antiaéreos rusos por parte de Turquía, a pesar de las advertencias de Estados Unidos y algunos países de la OTÁN, no solo bloqueó la venta de 100 aviones caza que Washington tenía presupuestado, sino que podría acarraearle sanciones a Ankara.  

La portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, dijo que el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, analiza junto al presidente Donald Trump una ley de 2017 que obliga al Poder Ejecutivo a imponer sanciones a todo país que realice una compra "importante" de carácter militar a Rusia.

Interrogada acerca de la posibilidad de excepciones a esa disposición, Ortagus respondió: "Creo que el secretario y el presidente tomarán una decisión en base a sus responsabilidades según la legislación estadounidense".

La entrega del sofisticado sistema de defensa antiaérea simboliza el buen momento que atraviesan de las relaciones entre Rusia y Turquía, distanciada del bando occidental desde el frustrado golpe de estado de julio de 2016 contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Y eso que Ankara y Moscú estuvieron en noviembre de 2015 al borde de la ruptura después de que la aviación turca derribara un bombardero ruso en la frontera de Siria con Turquía. Tras ese incidente, Rusia y Turquía iniciaron negociaciones para cooperar en el conflicto sirio, lo que permitió normalizar gradualmente las relaciones.

"La entrega de la primera carga de equipos del sistema de defensa antiaéreo S-400 comenzó el 12 de julio en la base aérea Murted de Ankara", dijo un comunicado del ministerio turco de Defensa.

Un dirigente de la OTÁN dijo que la organización estaba "preocupada" por esa compra de misiles rusos e invitó a Turquía a desarrollar su defensa antiaérea con sus aliados en la Alianza Atlántica.

Misiles rusos S-400

Aviones de carga militares rusos que transportan parte del sistema de misiles antiaéreo S-400 ruso comprado en Rusia después de llegar a Turquía en la base aérea de Akincilar en Ankara, Turquía.

Foto:

Efe

La base de Murted, que antes se llamaba Akinci, está considerada el cuartel general de los oficiales que intentaron un golpe de Estado contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan en julio de 2016.

La primera entrega se efectuó por vía aérea y la "entrega de los elementos del sistema continuará en los próximos días", precisó el organismo público de la industria de defensa de Turquía.

El sistema "estará operativo como lo decidan las autoridades pertinentes cuando esté totalmente listo", agregó.

En total serán más de 120 misiles de diferentes tipos se hará "al final del verano" boreal por vía marítima, informó la agencia pública rusa TASS.

En mayo y junio, una veintena de militares turcos recibieron en Rusia cursos de utilización de los S-400 y otros 80 recibirán la misma formación en julio y agosto.

Estados Unidos se opone a la compra de S-400 por parte de Turquía porque considera que los S-400 no son compatibles con los dispositivos de la OTÁN, alianza de defensa a la cual pertenece Turquía. Considera también que existe el riesgo de que los militares rusos puedan acceder a los secretos tecnológicos del nuevo avión furtivo estadounidense F-35, que Turquía quiere comprar,  por lo que Washington suspendió la operación.

El Pentágono (Secretaría de Defensa de Estados Unidos) ha prometido durante mucho tiempo impedir que Turquía compre -y ayude a construir- aviones de combate F-35 de Lockheed Martin Corp.

Pero eso no es todo. Por ley, el presidente Donald Trump debe elegir al menos cinco de las 12 sanciones diferentes contempladas en la Ley de contrarrestación de los adversarios de Estados Unidos a través de sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés), una vez se certifique el envío de misiles rusos a Turquía.

El alcance es amplio: EE. UU. puede elegir entre opciones relativamente más leves, como la finalización de la asistencia del Banco de Exportaciones e Importaciones para las exportaciones, y otras mucho mas duras, como la finalización del acceso al sistema financiero de EE. UU. a entidades sancionadas. La administración Trump aún esta sopesando las opciones sobre cómo castigar severamente a Turquía, y cuando.

Y es que precisamente los misiles rusos fueron diseñados por Rusia para derribar aviones como el F-35 estadounidense.

Misiles rusos

Foto del Ministerio de Defensa de Turquía muestra aviones de carga militares rusos que transportan parte del sistema de misiles antiaéreo S-400 ruso.

Foto:

Efe

Pero hay otra posibilidad. Despues de reunirse con el presidente Recep Tayyip Erdogan al margen de la cumbre del G-20 el mes pasado, Trump culpó de los problemas entre los países a la administración del presidente Barack Obama -por no haber logrado un acuerdo para vender el sistema de defensa de misiles Patriot fabricado en Estados Unidos-, lo cual sugiere que podría ahorrarle a Turquía lo peor de las sanciones.

Menu de sanciones

Las 12 categorías de CAATSA incluyen prohibiciones a las transacciones de propiedad, restricciones a la deuda y a las inversiones de capital que benefician a las partes sancionadas y restringen el acceso al sistema financiero estadounidense.

Trump también puede pedir a representantes estadounidenses en instituciones financieras internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, oponerse a cualquier préstamo a entidades sancionadas, y puede prohibir a los bancos estadounidenses otorgarles préstamos que excedan los 10 millones de dólares.

La ley también permite la imposición de sanciones a las personas que realicen transacciones cubiertas, así como al principal funcionario ejecutivo o los funcionarios de la entidad sancionada, de acuerdo con una lista de sanciones en el sitio web del Departamento de Estado de Estados Unidos.

La idea con mayor apoyo por ahora es apuntar a varias companias en el sector clave de defensa de Turquia. Tales sanciones podrian hacer que sea casi imposible para esas companias comprar componentes estadounidenses o vender sus productos en Estados Unidos. Turquía firmó un contrato de suministro con Rusia en abril de 2017, aunque aún no ha anunciado cuándo terminará la instalación ni cuando estarán operativo. La compra de los S-400 por parte de Ankara ha sido denunciada por Washington, que ha reaccionado amenazando con suspender la participación de Turquía en el programa de desarrollo de los cazas F-35 e incluso con la imposición de sanciones al país.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.