Secciones
Síguenos en:
'Kamala Harris no pelea batallas ajenas'
Kamala Harris

La vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris.

Foto:

Jemal Countess / Bloomberg

'Kamala Harris no pelea batallas ajenas'

El periodista Dan Morain revela el lado más humano de la vicepresidenta de EE. UU. 

El reportero de 'Los Angeles Times' Dan Morain ha cubierto la vida política, a los políticos y todos los aspectos relacionados con la justicia del estado de California, Estados Unidos, durante más de cuatro décadas. Tiempo en el que ha visto ir y venir a decenas de desapercibidos funcionarios públicos.

(Además: Vicepresidenta Harris asume misión de frenar migración hacia EE. UU.)

Sin embargo, cuando en julio del año pasado le encomendaron escribir la noticia sobre la posibilidad de que el demócrata Joe Biden eligiera a su exrival Kamala Harris como fórmula vicepresidencial, Morain otorgó tantos detalles sobre la vida y experiencia de la entonces senadora que su editor le propuso escribir su biografía.

Dan lo dudó por semanas, pero ante la insistencia de su editor decidió darle rienda suelta al libro 'Kamala Harris. La historia de la primera mujer vicepresidenta de los Estados Unidos', donde desde su visión privilegiada proporciona un retrato revelador de las personas y los eventos que rodearon el ascenso de Harris al estrellato político siendo la primera mujer en ocupar el cargo de vicepresidente y la funcionaria electa de más alto rango en la historia de Estados Unidos.

El presidente Joe Biden ha destacado el papel de Kamala Harris dentro del gobierno de Estados Unidos.

Foto:

Nicholas Kamm / AFP

¿Cómo fue escribir una biografía de Kamala Harris sin hablar con ella?

Justo en ese momento ella fue postulada para la vicepresidencia demócrata y estaba ocupada, por lo que la campaña de Biden terminó contestando que no me iba a poder ayudar, y realmente pude entenderlo. No podían cometer ningún error, no podían correr riesgos innecesarios y hablar con un periodista sería un riesgo, más porque ella me conocía, obviamente, de sus días en California, sabía qué tipo de periodista soy. Así que a pesar de que tuve que prometer que no publicaría nada de lo que me dijera hasta que saliera el libro, realmente no pudieron confiar en mi palabra y me refirió a su familia.

Le envié correos electrónicos a su padre, él nunca me respondió. Me acerqué a su hermana y ellos también se negaron. Y si bien la gente escribe biografías no autorizadas todo el tiempo, mi objetivo siempre fue escribir un análisis de su vida centrado en el contexto nacional.

Así que sabía lo suficiente sobre ella, la había entrevistado suficientes veces y conozco a su esposo y a otras personas que la rodean, lo que resultó suficiente para poder reunir la información dentro de las limitaciones.

Hija de un padre nacido en Jamaica y una madre nacida en India que se conocieron en el turbulento mundo del activismo político de los años 60 en California, Kamala Harris tiene un linaje de justicia social profundo. ¿Eso se asienta en su crianza en Berkeley?

Su madre, Shyamala Gopalan, tenía 19 años cuando llegó a Estados Unidos desde la India, era básicamente una niña y venía del otro lado del mundo porque le apasionaba estudiar ciencias y va a la Universidad de California en Berkeley.

Su padre, Donald Harris, vino de Jamaica para estudiar economía en la misma universidad. Berkeley fue, en la década de 1960, el centro de libertad de expresión, el nido para el movimiento de derechos civiles, es donde nació el movimiento Black Lives Matter, con las Black Panthers de Oakland, así que fue epicentro de una organización, en su mayoría jóvenes hombres, pero también con una cantidad significativa de mujeres que entendían que la policía era muy racista y que defendían sus derechos, y los blancos los veían con gran alarma...

Así que sí, influyó que Kamala creciera en Berkeley, que era el centro del cambio para EE. UU. y el mundo, aun cuando solo fuera una bebé en ese momento. Sus padres eran parte de todo eso, eran parte de esa escena, marcharon por los derechos civiles, por el movimiento contra la guerra, eso es lo que sucedía en Berkeley y Oakland cuando ella era una niña.

¿Cuándo descubre a Kamala como periodista?

En realidad no la conocí hasta 2007 durante la campaña presidencial de Barack Obama, pero escribí por primera vez sobre ella en 1994. En ese entonces, ella estaba en una relación con un político, quien era el portavoz de la asamblea de California. Ella estaba a su lado en una recaudación de fondos que él tenía y puedo decir que desde entonces la vi como el mundo la ve ahora.

Kamala es una persona que es difícil pasar por alto entre la multitud, realmente se destaca. Si bien no es alta en estatura, tiene una presencia increíble y es imposible no notarla cuando ella ingresa a cualquier lugar.

El libro relata cómo la carrera de Harris despegó durante la década de 1990 como fiscal adjunta. La vemos crecer hasta ser nombrada fiscal general de California, en 2010, cargo que ocupó hasta ser elegida senadora en 2016. El largo mandato de Harris como fiscal generó críticas, muchas escritas por usted…

Bueno (risas). Ella no era la mejor fiscal general de California, pero hizo cosas importantes en esa oficina. Había otros fiscales, a los que seguí por décadas, que eran más activos y agresivos, pero ella era agresiva en sus propias formas.

(Lea aquí: Kamala Harris admite que negocios latinos de EE. UU. necesitan ayuda)

Kamala Harris
no pelea batallas ajenas, le gusta escoger sus batallas, sabe en lo que cree y aboga a toca costa por eso, es muy contundente y como vicepresidenta verás que será muy activa y muy consecuente con lo que promete.

Joe Biden no la habría elegido como su compañera de fórmula si fuera a ignorarla. Simplemente no es una persona a la que pones en un rincón como una especie de planta, es una persona muy contundente y reflexiva, aporta mucho a cualquier plan de transformación. Estoy seguro que Biden ya encontró eso: que ella es una persona muy valiosa para tenerla como aliada y como asesora.

Ella es parte de lo que él está haciendo como presidente y ella está aprendiendo… Kamala es una especie de “trabajo en progreso” de Biden y tiene apenas 56 años. Sabemos que convertirse en presidente es un trabajo realmente difícil, por lo que ser un buen mandatario es aún más difícil, y ella está aprendiendo de un verdadero profesional en la política.

Joe Biden sabe cómo funcionan los sistemas, así que esta combinación va a ser una fórmula realmente interesante para los tiempos futuros.

La vicepresidenta Harris ha sido una figura activa en la gestión de la vacunación anticovid en EE. UU.

Foto:

Tasos Katopidis / Bloomberg

Entonces, no es alguien a quien se pueda subestimar…

Solo la subestimaron una vez. Por supuesto que no ganará todas las batallas, pero es una muy buena activista. Ella es excelente para aprender y eso es lo que ha marcado la diferencia, porque cuando ha ganado mantiene un perfil bajo para trabajar y aprender lo mejor que puede. Y cuando ha perdido, ha hecho lo mismo.

Se postuló para la presidencia y perdió, pero aprendió de esa experiencia y la usó para mejorar y regresar en una posición mucho mejor. Ella sabe qué aprender para ser una mejor candidata, y eso es increíblemente raro de encontrar en un político.

Se la subestima como se subestima a muchas mujeres. Muchos hombres la subestiman y ella sabe cómo usar eso a su favor. Ella es tratada así porque vivimos en un mundo sexista, yo he sido parte de él, pero eso es un error porque ella es una persona seria, es una verdadera fuerza y entre más sé de ella, más estoy convencido de eso.

En la biografía dedica un buen apartado a la relación de Kamala con Obama. ¿Cree que confluyen en sus intenciones?

Ellos se conocieron alrededor de 2004, él todavía era senador estatal por Illinois, aún no había sido elegido para el senado de EE. UU. Obama era un joven, más o menos de la misma edad que ella, ambos abogados y políticos en alza, pero abogados muy diferentes.

Obama se postuló para el Senado estadounidense y ella fue fiscal de distrito en 2004, por lo que compartieron la misma ambición claramente. Y desde entonces, se hicieron amigos y aliados, recaudaron dinero el uno para el otro, se apoyaron mutuamente en diferentes momentos... Estoy seguro de que Barack Obama está contento de que ahora Kalama sea vicepresidenta.

Luego de meterse en su piel. ¿Cree que Kamala Harris será una vicepresidenta con voz propia?

El trabajo de un vicepresidente es básicamente hacer lo que el presidente quiere, eso es importante de reconocer. Biden es el presidente, él es el jefe. Entonces, ella tendrá que asumir las tareas que él quiere que haga.

Dicho esto, una de las cosas que está haciendo Joe Biden, y lo encuentro muy generoso de su parte, es asegurarse de que ella esté involucrada en asuntos exteriores, que se reúna con líderes extranjeros, incluso cuando Biden apenas los conoce.

Esto es una dimensión realmente importante, no solo para Kamala Harris y sus planes futuros como política, sino también para la situación actual de EE. UU. La inmigración es un gran problema de vieja data en el país y ya están actuando al respecto, sé que Kamala se preocupa profundamente por este tema y por eso es la llamada a liderarlo.
Ella entiende que su éxito depende del éxito de su jefe, por lo que hará todo lo posible para asegurarse de que él sea el mejor presidente que pueda ser.

(También: Amlo pidió a Kamala Harris nuevo préstamo de vacunas AstraZeneca)

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se inmunizó contra el coronavirus en Bethesda, Maryland.

Foto:

AFP

Un aspecto de Kamala que uno se lleva de este libro es su profunda humanidad...

La conocí como una política dura, ambiciosa, carismática y muy buena; pero una de las cosas que aprendí en el transcurso de hacer la reportería para el libro fue ese lado de ella que no ves.

Kamala se toma el tiempo cuando alguien a quien conoce está enfermo, se acerca. En más de una ocasión, descubrí que llamó y visitó a personas en el hospital que estaban luchando por mantenerse con vida. Básicamente les sostuvo su mano para hacerles saber que no estaban solos en esa etapa final, y esto es algo que nunca usó para venderse como política.

Descubrí decenas de situaciones similares, como cuando llamó a una madre que perdió a su hijo muy joven por una convulsión. Kamala la llama el Día de la Madre porque sabe que es un día difícil de afrontar.

Entonces, ella hace este tipo de cosas, es dura de alguna manera, porque es necesario que lo sea, especialmente cuando te enfrentas a alguien como Donald Trump, pero en el fondo es una mujer increíblemente gentil, cariñosa y generosa con un corazón que va más allá de ese ser político y trabajador que encarna.

De hecho, termina el libro con una historia de esas cuando Kamala llama a la viuda de una de las personas de su equipo de campaña que falleció…

Fue importante terminarlo así porque muestra una dimensión de ella que no mucha gente conoce. Quise mostrar cómo Kamala se toma el tiempo en medio de una campaña presidencial para llamar a una viuda de un hombre que trabajó con ella durante casi seis meses, así que aunque no lo conocía muy bien quiso contactar a su viuda para tratar de hacerla sentir menos triste. Eso la hace increíble.

¿Veremos a Kamala ser presidenta de EE. UU?

Ella se postulará para la presidencia, no tengo ninguna duda al respecto, pero va a esperar hasta que sea el momento adecuado. Es absolutamente difícil conseguir la nominación del partido demócrata y aunque postularse como vicepresidenta seguramente le da una ventaja, ganar la nominación será un reto.

Entonces, de ganarla, que sería un triunfo por sí mismo, la campaña para la presidencia será probablemente lo más difícil que enfrente porque la forma en que elegimos a los presidentes no se basa en el voto popular, probablemente ella ganaría si fuera así. En Estados Unidos, las elecciones se basan en los votos electorales y ese sistema favorece a los republicanos, por lo que para los demócratas es aún más difícil ganar la presidencia. No tengo ni idea de si será presidenta, pero sé que lo va a intentar.

Un camino espinoso al ser mujer afro y con orígenes indios…

Es verdad. Pese a que California es un estado muy progresista, casi un estado liberal, nunca hemos tenido una gobernadora y en el país nunca hemos tenido una presidenta, así que sí, hay misoginia y sexismo.

Existe un sesgo en contra de la elección de mujeres, por lo que parte de la belleza de tenerla como vicepresidenta es que la gente la verá en acción, la gente verá que ella se sostiene como un bastión de muchas causas siendo birracial y aun sabiendo que hay gente en EE. UU. que no va a votar por una persona negra solo porque es negra, eso es triste, pero es verdad.

Kamala es una figura de transición, lo fue en California al ser la primera mujer elegida como fiscal del distrito en San Francisco, la primera mujer en ser elegida fiscal general del estado y ahora siendo la primera mujer vicepresidente de Estados Unidos.

La demografía está cambiando en EE. UU., un país de inmigrantes donde cada vez más hay personas de color, lo cual es genial porque eso conducirá a una cultura más abierta y respetuosa hacia las minorías poniendo nuevos límites.

Tendré que decir que si Kamala Harris se convierte en presidenta, algo es seguro: ella no va a conseguir el trabajo porque es mujer o es afroestadounidense, lo va a conseguir porque es la mejor. Eso es lo que importa.

STEPHANY ECHAVARRÍA NIÑO
Subeditoria de Internacional
EL TIEMPO

Le puede interesar

Así vacunan a extranjeros en las principales ciudades de EE. UU.
Covid: empieza vacunación de adolescentes en EE. UU.

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.