Secciones
Síguenos en:
Biden gana terreno en conteo en EE. UU. y se acerca a la Casa Blanca
AUTOPLAY
Biden confía en la victoria y dice que "es hora" de que EEUU se una como naciónBiden confía en la victoria y dice que "es hora" de que EEUU se una como nación
Trump y Biden

Chris Kleponis y Jim Lo Scalzo / EFE

Biden gana terreno en conteo en EE. UU. y se acerca a la Casa Blanca

El demócrata supera a Trump en los estados de Georgia y Pensilvania, y aumentó ventaja en Nevada.

Estados Unidos vivió este viernes otra jornada de suspenso que dejó al candidato demócrata Joe Biden a un paso de alcanzar los votos necesarios para convertirse en el presidente electo de Estados Unidos, pero pendiente aún de los resultados finales en cuatro estados claves donde todavía no hay un conteo definitivo.

(Lea también: Georgia va a proceder a un recuento de votos

El día para Biden, que ha ganado 253 asientos en el Colegio Electoral de los 270 que necesita para llegar a la Casa Blanca, arrancó con pie derecho luego de que Georgia, un estado que lleva casi 30 años optando por candidatos republicanos (desde Bill Clinton), se volteara a su favor. Y las buenas noticias siguieron poco después cuando la ventaja que tenía el presidente Donald Trump en Pensilvania terminó por evaporarse.

Algo parecido sucedió en Nevada, donde ya llevaba la delantera, pero esta ventaja se expandió con el paso de las horas, mientras que en Arizona mantuvo su liderato, aunque el presidente le recortó algo de distancia.  Pero los márgenes, al cierre de esta edición, seguían siendo muy estrechos como para declarar la victoria.

(Le puede interesar: Biden adelanta a Trump en el escrutinio en Pensilvania, según medios)

En Pensilvania, que es clave porque un triunfo aquí lo pondría en la Oficina Oval sin importar lo que pase en el resto, el exvicepresidente le sacaba este viernes en la noche a Trump unos 20.000 votos, pero aún faltan más de 100.000 por contar.
En Georgia, la ventaja era minúscula: 4.200 votos y pendientes de unos 8.000 sufragios de militares, que se cuentan con posterioridad.

En Arizona, Biden le sacaba unos 38.000 votos al presidente, pero todavía hay 200.000 no contabilizados. Y en Nevada, la ventaja era de 22.500, pero en el aire había otros 140.000.

Durante algún momento del día, sin embargo, se pensó que Pensilvania sería declarado para Biden y los medios lo darían como el ganador de la contienda.
Pero las autoridades del estado luego dijeron que no completarían sus cuentas antes del fin de semana, lo cual postergó la celebración de los demócratas.

(Lea también: El Servicio Secreto aumenta protección a Biden ante posible victoria

Conteo de votos

Así es el conteo de votos en Estados Unidos.

Foto:

EFE / ERIK S. LESSER

Aun así, la expectativa era alta, pues se estima que de esos 100.000 votos una gran mayoría serán para el exvicepresidente y su victoria podría ser proclamada en cualquier momento.

Tanto así que este viernes el Servicio Secreto redobló la seguridad para el exvicepresidente, a quien ya le están dando casi estatus de presidente electo, y la Fuerza Aérea decretó su casa en Delaware como zona por donde no se permite sobrevolar.

Biden, además, tenía previsto anoche un discurso ante la nación. Pero la situación continuaba siendo tensa. En Georgia, por ejemplo, el secretario de Estado anunció que habría un recuento porque la votación estaba muy apretada. Las reglas del estado prevén este tipo de mecanismo cuando el margen es inferior al 0,5 por ciento, como es el caso en este momento.

(Le puede interesar: 3 mentiras de Trump por las que cadenas de TV cortaron su transmisión

Pero se supone que es una de las dos campañas la que debe pedirla, y no puedo hacerlo hasta el próximo 20 de noviembre, una vez el estado certifique el resultado de la votación.

Lo que llamó la atención fue que el secretario, que es republicano, lo hiciera antes de ese plazo, evitando que se pudiera sumar el estado a la columna de Biden. En Wisconsin, por ejemplo, la campaña Trump ya pidió un recuento, pero el estado se decantó para Biden mientras eso sucede.

Si Georgia se hubiese sumado a la columna de Biden, el exvicepresidente hubiese sumado 269 votos, uno menos de los que necesita para ganar.

Trump, por su parte, continuó denunciando la integridad de las elecciones y acusando de fraude a los demócratas sin aportar evidencias. A tal punto llegaron sus insinuaciones que Twitter volvió a estamparles a varios trinos la etiqueta de desinformación, un día después de que las principales cadenas de televisión, entre ellas Fox, los sacaran del aire tras considerar que sus declaraciones eran incendiarias.

Joe Biden

Joe Biden, candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

Foto:

Jim Watson. AFP

El presidente, incluso, pidió la intervención de la Corte Suprema de Justicia para suspender el conteo de votos en Pensilvania. Algo que la Corte no puede hacer en este momento pues los estados tienen un plazo de varios días más para concluir sus sumatorias y presentar resultados oficiales.

Pero su gesto fue cuestionado pues da la impresión de que el presidente estuviera pasando una cuenta de cobro a los tres jueces que nombró en esta máxima instancia jurídica del país.

Varias fuentes, además, indicaron que el presidente no tenía la menor intención de conceder la derrota y que su estrategia ya no era electoral (pues se da como perdida), sino legal. Es decir, intentar permanecer en la Casa Blanca a punta de litigios. Algo que no es fácil pues tendría que lograr que al menos tres estados cambien los resultados a su favor.

(Le puede interesar: El demócrata que le apunta a unir a Estados Unidos

Mientras tanto, de hecho, sus planes eran arrancar a gobernar como si hubiese ganado un segundo período y destituir al director del FBI, Chris Wray, y al secretario de Defensa, Mark Esper, a quienes no les tiene confianza.

Lo de Wray, en particular, es delicado pues es el FBI el que adelantará la mayoría de las denuncias de fraude que él mismo está elevando a través de su campaña.
Así mismo, al parecer piensa firmar toda una serie de órdenes ejecutivas y viajar a varias zonas del país, especialmente a estos estados donde las elecciones están en disputa.

Biden, si bien no se ha declarado ganador, puso en marcha a un equipo de transición que está encargado de comenzar el proceso de entrevistas con los potenciales miembros de su gabinete.

Así mismo, se sabe que estuvo en contacto con líderes de otros países del mundo que lo reconozcan una vez llegue a los 270 votos en el Colegio Electoral y se confirme su victoria.

Pero al parecer, no ha sido fácil dado que Trump no ha reconocido la derrota, hay recuentos de votos en algunos estados que ya se han anunciado y demandas interpuestas.

(Lea también:  Trump dice que Biden 'no debería' declararse ganador

Por otra parte, la tensión seguía creciendo en varias ciudades del país, como Detroit y Filadelfia, donde simpatizantes de Trump siguen denunciando fraude en manifestaciones que han comenzado a tornarse hostiles.

Los seguidores de Biden también lanzaron algunas, pero el tono de estas, de momento, ha sido festivo. Las autoridades, entre tanto, seguían en máxima alerta ante la posibilidad de que se desate el caos una vez se declare a un ganador.  Por el momento, Biden acumula cerca de 75 millones de votos y Trump ya superó los 70 millones.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO 
WASHINGTON 
En Twitter: sergom68

Le puede interesar

-¿Podría haber recuento de votos en los estados clave de la elección?

-'Las autoridades son capaces de expulsar a intrusos de la Casa Blanca'

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.