Secciones
Síguenos en:
'Democracias deben unirse para frenar falta de liderazgo de EE. UU.'
Democracia en el mundo

A medida que Trump y su equipo diseñan una política perjudicial tras otra, las demás democracias del mundo deben responder de manera eficiente y cooperativa.

Foto:

Damir Sagolj / Reuters

'Democracias deben unirse para frenar falta de liderazgo de EE. UU.'

El autor dice que países deben actuar para defender el libre comercio y los mercados abiertos.

Es primavera en el hemisferio norte. Las flores están comenzando a aparecer y el sol brilla más y más cada día. Sin embargo, cuando se trata de asuntos mundiales, el panorama no es muy optimista.

En Oriente Próximo, Israel ha amenazado con acciones militares contra Siria e Irán. Arabia Saudita también está desafiando a Irán,
en un intento de frenar la creciente influencia de ese país en la región. En Egipto, el presidente Abdelfatá al Sisi ha estado fortaleciendo su poder, incluso mediante el uso del ejército para reprimir a los opositores políticos, y acaba de obtener una victoria electoral falsa. (¿Los soldados árabes nunca aprenderán que la dictadura aumenta el fundamentalismo islamista y promueve la inestabilidad?)

Pero esta tendencia está lejos de estar limitada a Oriente Próximo. El presidente Vladimir Putin acaba de hacerse reelegir gracias, en parte, a su uso de los servicios de seguridad y sus amigos en la mafia rusa para eliminar cualquier amenaza potencial a su régimen. Pero el Kremlin no está satisfecho con dañar la propia política de Rusia con el gangsterismo plutocrático; también está trabajando para socavar los procesos democráticos en otros lugares.

Luego está China, donde el presidente Xi Jinping acaba de eliminar los límites del mandato presidencial introducidos por Deng Xiaoping, y con los que se buscaba proteger a ese país de otra dictadura de un solo hombre.

Incluso Estados Unidos, el país que solíamos asociar con el liderazgo del mundo libre, ahora se enfrenta a perspectivas sombrías. Bajo líderes como Truman, Eisenhower, Kennedy, Bush (padre) y Obama, ese país dio forma a un buen sistema internacional. Ahora, Donald Trump, ignorante, prejuicioso, tramposo, mentiroso y amoral como es, está destruyendo ese legado.

Peor de lo que se creía

Cuando Trump fue elegido, algunos sugirieron que una vez asumiera el poder se pondría a la altura de las circunstancias. Las cabezas más frías y los asesores más sabios lo constreñirían, y él aprendería cómo funciona el gobierno de Estados Unidos. Ese optimismo estaba muy fuera de lugar.

Ya en su segundo año en el cargo, Trump se está comportando aun peor de lo que su récord indicaba que haría. Sin miramientos, ha descabezado a asesores y funcionarios cada vez que su estado de ánimo así se lo ha dictado. Hace poco reemplazó al secretario de Estado Rex Tillerson –visto como uno de los ‘adultos en la sala’ que protegería a EE. UU. y al mundo de los peores instintos de Trump– con el combativo exdirector de la CIA Mike Pompeo.

Peor aún, Trump sacó del puesto de consejero de Seguridad Nacional al general Herbert Raymond McMaster y puso en su lugar a John Bolton, el funcionario de política exterior con las opiniones quizás más peligrosas en todo el mundo occidental. Bolton es un devoto del ‘América primero’ y uno de los máximos partidarios de la política exterior de línea dura, el halcón de los halcones. Estuvo entre las porristas más ruidosas de la invasión estadounidense a Irak y parece pensar que prácticamente todos los problemas merecen una respuesta militar. Dos ejemplos: en el caso de Corea del Norte ha pedido una acción militar preventiva y en el de Irán, un cambio de régimen por la fuerza.

Entre Bolton y Pompeo, las posibilidades de que EE. UU. se retire del acuerdo nuclear con Irán y vuelva a imponer sanciones a ese país han aumentado. La mera expectativa de ese resultado ya ha elevado los precios del petróleo: otro regalo de Trump a Putin.

Las cosas no son mejores en el frente de la política económica. Su prometido proteccionismo comercial se está convirtiendo en realidad. Hay que decir que Trump no está equivocado al enfrentar a China por el robo de propiedad intelectual y el mercantilismo flagrante, lo que está mal es su enfoque: en lugar de reclutar aliados como Japón y la U. Europea para presionar a China, ha enojado tanto a amigos como a enemigos con aranceles unilaterales y otras barreras desacertadas, arriesgando al mundo a una guerra comercial que perjudicaría a todos.

El comportamiento de Trump ha erosionado rápidamente el liderazgo global de EE. UU., ya que su desprecio por los valores democráticos liberales debilita los pilares institucionales del orden mundial que Estados Unidos había defendido durante años. La única manera de detener este declive es llevando a actuar a las otras democracias liberales del mundo, en Europa, Asia y el Commonwealth.

Para empezar, estos países deben actuar urgentemente para defender el libre comercio y los mercados abiertos. De la mano de la Organización Mundial del Comercio, deben organizar un esfuerzo coordinado para hacer retroceder los abusos tanto de China como de EE. UU.

Además, estos países deberían trabajar para fortalecer el estado de derecho internacional comprometiéndose a fortalecer las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Esto significa mantener los principios que han ayudado a apoyar la paz y la prosperidad desde la década de 1950. Y esto incluye respaldar el acuerdo nuclear con Irán y buscar una solución pacífica a la crisis de Corea del Norte.

A medida que Trump y su equipo diseñan una política perjudicial tras otra, las demás democracias del mundo deben responder de manera eficiente y cooperativa. Solo así la comunidad internacional tendrá la esperanza de poder mantenerse viva hasta que regrese un liderazgo estadounidense más responsable.

CHRIS PATTEN*
© Project Syndicate
Londres

* Chris Patten fue el último gobernador británico de Hong Kong y comisionado para asuntos exteriores de la Unión Europea.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.