¿Qué pretende Trump cuando amenaza con cerrar el Congreso de EE. UU.?

¿Qué pretende Trump cuando amenaza con cerrar el Congreso de EE. UU.?

El mandatario dijo que los demócratas están retrasando nombramientos de jueces y altos funcionarios.

Congreso de Estados Unidos

Sede del Capitolio en Washington, Estados Unidos.

Foto:

AFP

Por: Sergio Gómez Maseri
16 de abril 2020 , 12:27 p.m.

Este miércoles en la noche, en su ya habitual rueda de prensa, el presidente Donald Trump amenazó con "cerrar" el Congreso de Estados Unidos para poder confirmar a dedo a cientos de funcionarios que ha nombrado pero que aún no se han podido posesionar, pues necesitan el aval del Senado.

Al hacerlo, el presidente invocó una oscura cláusula de la Constitución que le daría ese poder pero que nunca ha sido usada y, según expertos, podría desatar toda una crisis política sin antecedentes.

(Lea también: ¿Por qué critican a Trump por firmar los cheques de ayuda económica?)

Actualmente, el legislativo no se encuentra en la ciudad (Washington) pues sus líderes decidieron que era muy riesgoso sostener sesiones regulares dada la posibilidad de un contagio con el coronavirus.

Aún así sostienen periódicamente sesiones "pro forma", o informales -de solo algunos miembros-, para evitar que el Congreso entre en receso.

Y lo hacen porque si el legislativo está en receso, el Presidente tendría el poder de nombrar funcionarios sin que estos tengan que pasar por el proceso de confirmación en el Senado.

La de idea de Trump de disolver el legislativo parece una página sacada del manual de un dictador en alguna República bananera.

Donald Trump

Expertos coinciden que, de tomarse la medida, se podría desatar una tormenta política.

Foto:

Efe

(Lea también: Más de 22 millones de solicitudes del subsidio de desempleo en EE. UU.)

Es una práctica que está contemplada en la Constitución, pero que en años recientes se ha venido utilizando de manera rutinaria para bloquear esa potestad con la que cuenta el Presidente de turno.

Trump alega que se trata de una práctica absurda por medio de la cual se ha dejado en el aire a más de 120 funcionarios que, según él, necesita para enfrentar la pandemia. Entre ellos el cargo para Director Nacional de Inteligencia, que está vacante.

"Esta práctica de irse de la ciudad mientras sostienen sesiones pro forma de mentiras para mantenerse en funciones es una abdicación de sus deberes que no nos podemos permitir en estos momento", afirmó el mandatario.

Aunque es cierto que muchos nombramientos de Trump no se han podido procesar en el Congreso, el presidente tambíén ha dejado vacantes cientos de otros cargos por iniciativa propia.

(Lea también: Por la pandemia, G20 avala suspender pago de la deuda de países pobres)

Y su queja frente a los que no han avanzado recae específicamente sobre el Senado, que actualmente es controlado por los republicanos, su propio partido.

Mitch McConnel, el líder de esta Cámara, se ha concentrado en dar prioridad a las nominaciones judiciales que ha hecho Trump pues las que están por confirmar son demasiadas y requieren un acuerdo con los demócratas, lo cual, por lo general, se traduce en dilaciones.

Este jueves, McConnel dio a entender que no aprobaría la maniobra que ha propuesto Trump para forzar un levantamiento de las sesiones que le daría vía libre para confirmar a quien le plazca.

La cláusula que ha mencionado Trump está en la sección tres del segundo artículo de la Constitución.

En ella se dice que el presidente podría, bajo "situaciones extraordinarias" convocar al Congreso o a una de sus Cámaras. En caso que entre ellas exista un desacuerdo sobre la fecha en que se debe levantar la sesión entonces el mandatario podría "levantar la sesión" por su propia cuenta.

Pero se trata de un proceso no solo polémico sino complicado. Para lograrse, McConnel tendría que convocar una sesión presencial de los 100 miembros del Senado y luego aprobar una medida para levantar formalmente una sesión. Pero hacer regresar a Washington a los legisladores cuando la ciudad se encuentra en cuarentena sin duda generaría controversia.

Lo más probable es que ni siquiera pueda lograrlo pues ni el Senado ni la Cámara quieren crear un precedente con el que perderían una medida de control hacia el ejecutivo.

Congreso de Estados Unidos

Muchos creen que la jugada de Trump es un engaño para tratar de desviar la atención de las críticas a la gestión que está haciendo de la pandemia.

Foto:

Paul J. Richards / AFP

(Lea también: Italia probará en humanos una candidata a vacuna contra el coronavirus)

Suponiendo que lo hace y la moción es aprobada, esta tendría que ser también autorizada por el pleno de la Cámara de Representantes. Es decir, esté órgano, que cuenta con 435 miembros, también tendría que regresar a la ciudad para votar.

Dado que los demócratas controlan la Cámara Baja, la medida no sería aprobada, creando el "desacuerdo sobre el cierre" que en teoría le permitiría a Trump levantar la sesión.

Pero muchos creen que lo de Trump es un bluf (engaño) para tratar de forzar las confirmaciones y desviar la atención de las críticas que está recibiendo por el manejo de la crisis.

"Lo más probable es que ni siquiera pueda lograrlo pues ni el Senado ni la Cámara quieren crear un precedente con el que perderían una medida de control hacia el ejecutivo. Pero aún si pudiera, no tendría sentido disolver el Congreso cuando el país está en plena crisis económica y de salud y el presidente necesita al legislativo para que le aprueba otro paquete de estímulo", afirma Steve Vladeck, experto en leyes de la Universidad de Texas citado por el Washington Post.

(Lea también: Tras escándalo, Vaticano renueva dirigentes de su Autoridad Financiera)

Para Jamie Raskin, representante a la Cámara de Maryland y profesor de Derecho Constitucional, la de idea de Trump de disolver el legislativo parece "una página sacada del manual de un dictador en alguna República bananera".

Aunque no exacta, la actual situación es similar a una que vivió el presidente Barack Obama en el año 2012, cuando trató de nombrar varios funcionarios alegando que el Senado estaba en receso a pesar de que continuaban reuniéndose en sesiones pro forma.

Los nombramientos fueron demandados y en el 2014 la Corte Suprema, de manera unánime, concluyó que el presidente se atribuyó poderes que no le correspondían.
McConnel, que en ese entonces también era el líder de los republicanos en el Senado, aplaudió la decisión de la Corte por oponerse al "zarpazo" que Obama le intentó meter a la constitución.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON
En Twitter: @sergom68

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.