Secciones
Síguenos en:
Detienen a adolescente sospechoso de provocar un tiroteo en EE. UU.
AUTOPLAY
Trump envía Guardia Nacional a Kenosha
Protestas en Kenosha

AFP

Detienen a adolescente sospechoso de provocar un tiroteo en EE. UU.

El menor es señalado de la muerte de dos personas durante las protestas en Kenosha, Wisconsin.

Un adolescente fue detenido el miércoles en Estados Unidos tras la muerte de dos personas durante las protestas antirracistas en Kenosha, Wisconsin.

Estas personas murieron por disparos y una tercera resultó herida después de que un hombre vestido de civil y con un rifle de asalto abriera fuego contra los manifestantes.

(En contexto: Dos muertos y un herido en el tercer día de protestas en Wisconsin)

"Esta mañana las autoridades del condado de Kenosha emitieron una orden de arresto contra el individuo responsable del incidente, acusándolo de homicidio intencional en primer grado", dijo la policía de la localidad de Antioch, en el vecino estado de Illinois.

"El sospechoso de este incidente, un residente de Antioch de 17 años, se encuentra actualmente bajo la custodia del sistema judicial del condado de Lake en espera de una audiencia de extradición para transferir la custodia de Illinois a Wisconsin", agregó.

Las autoridades ordenaron un toque de queda hasta el domingo en Kenosha esperando traer la calma después de la violencia del martes, que ocurrió cuando civiles armados acudieron al lugar de las protestas prometiendo defender la propiedad privada.

(Le puede interesar: En plena convención republicana se desata nueva ira racial en EE. UU.)

Videos muestran a uno de los civiles, que se sospecha que es el adolescente arrestado, disparando a los manifestantes con un rifle de asalto y golpeando aparentemente a dos personas que intentaron detenerlo.

Luego, el menor camina libremente por la calle, con el arma en el pecho, mientras los manifestantes se dispersan y los vehículos policiales pasan a su lado.

Protestas en Wisconsin

Kenosha (Wisconsin) vive desde el domingo en la noche una nueva jornada de protestas tras un nuevo caso de violencia policial contra un afroestadounidense.

Foto:

AFP

Los antecedentes de la protesta

La ciudad de Kenosha, en el norte de Estados Unidos, es escenario de manifestaciones con disturbios desde el domingo, cuando un policía le disparó siete veces por la espalda a un hombre afroestadounidense de 29 años, Jacob Blake, ante la mirada de sus tres hijos.

El Departamento de Justicia anunció el miércoles por la noche que va a abrir una investigación por posible violación de los derechos civiles contra el agente, ya identificado, que disparó a Blake.

(En otras noticias: Crece la ira en EE. UU. por disparos de policía contra afroestadounidense)

Tras días de silencio, autoridades de Wisconsin publicaron el miércoles su primer comunicado sobre lo ocurrido. Según el Departamento de Justicia del estado, Blake tenía un cuchillo "en su poder" cuando el agente, que llevaba siete años en la policía, le disparó.

El arma fue encontrada en el interior del automóvil, pero las autoridades no aclararon si Blake la llevaba encima cuando recibió los disparos. Blake sobrevivió a los disparos pero se teme que se quede paralítico.

Protestas en Wisconsin

Protestas en Kenosha, Wisconsin.

Foto:

AFP

'Restaurar la ley y el orden'

Dos horas después del inicio del toque de queda el miércoles por la noche, unos 200 manifestantes marcharon por la ciudad de Kenosha.

Un helicóptero sobrevolaba el cielo, pero no se veían policías. "Desafío el toque de queda para defender la justicia", dijo a la AFP Nicola Marie, trabajadora hotelera de 33 años.

(Lea aquí: El huracán Laura se fortalece aún más antes de tocar el sur de EE. UU.)

"Estoy muy nerviosa porque no hay policía alrededor. Realmente no sé qué va a pasar", agregó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el envío de refuerzos policiales y efectivos de la Guardia Nacional a Kenosha para "restaurar la ley y el orden", según dijo.

Pero los funcionarios locales manifestaron que ya tenían cientos de policías de todo el estado, unos 250 efectivos de la Guardia Nacional y alguaciles federales y del FBI que los ayudaban con la situación.

Pero los comentarios de Trump dejaron en claro que el nuevo incidente también alimentará la carrera por la Casa Blanca, cuando falta poco más de dos meses para las elecciones del 3 de noviembre.

La campaña de Trump retrató las protestas contra la brutalidad policial que sacuden al país desde la muerte de Floyd como una amenaza de la extrema izquierda. Su rival demócrata Joe Biden pidió el miércoles el fin de la violencia.

(Le puede interesar: La convención republicana retrata a los demócratas como 'radicales')

"Una vez más, la policía disparó a un hombre negro, Jacob Blake. Frente a sus hijos. Me enferma", tuiteó.

"¿Es este el país que queremos ser? La violencia innecesaria no nos curará. Necesitamos poner fin a la violencia y unirnos pacíficamente para exigir justicia", escribió.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.