Secciones
Síguenos en:
Vea en 3D por qué se habría caído el edificio de Miami
Edificio Champlain Tower

En total, se hallaron 98 cuerpos. Aún se desconocen las causas del desplome.

Foto:

Tendencias EL TIEMPO - EFE

Vea en 3D por qué se habría caído el edificio de Miami

En total, se hallaron 98 cuerpos. Aún se desconocen las causas del desplome.

Las causas son inciertas, pero peso extra, fallas estructurales y corrosión serían determinantes.

El pasado 24 de junio una terrible tragedia sacudió Miami-Dade, EE. UU., cuando parte del edificio Champlain Towers South, ubicado en Surfside, se desplomó. Desde entonces y hasta el pasado 7 de julio, rescatistas de todo el mundo trabajaron arduamente en busca de sobrevivientes.

A partir de esa fecha, las autoridades tomaron la decisión de iniciar con la recuperación de las víctimas. Operación que culminó el 23 de julio, cuando el cuerpo de bomberos confirmó su retirada.

En total, se hallaron 98 cuerpos.

(Lea también: Miami, el Space y trágicos derrumbes de edificios alrededor del mundo).

En cuanto a la estructura, lo que quedaba de los 12 pisos de la construcción se demolió el pasado 4 de julio, pues el edificio era inestable y la amenaza de la tormenta Elsa estaba latente.

Actualmente, solo permanecen en el terreno los forenses que investigan, entre las ruinas, las posibles causas de la caída parcial del condominio, mientras que las toneladas de escombros fueron retiradas y enviadas a un centro de acopio para ser analizadas.

Así se veía el terreno del Champlain Towers South tras el colapso. Así se ve ahora el panorama desolador.

Foto:

EFE - Miami Dade

Las torres, que habían sido construidas en 1981, se encontraban en proceso de recertificación por sus 40 años, un requisito que exige el estado de Florida con el fin de que las edificaciones antiguas sean seguras en términos eléctricos y estructurales, y que puedan resistir a tormentas y huracanes.

(De interés: Edificio colapsado en Miami: analizan 'potencial' amenaza del terreno).

En efecto, la administración ya estaba adelantando algunas reparaciones en el techo y había comunicado a los propietarios sobre los millonarios costos de las obras, que sobrepasaban los 15 millones de dólares.

Pero… ¿Qué pasó?

Actualmente, los Institutos Nacionales de Estándares y Tecnología y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU. adelantan la investigación para esclarecer qué pudo desencadenar el derrumbe de la construcción. Sin embargo, aún son más las preguntas que las respuestas.

El Condominio  contaba con 136 apartamentos.

Foto:

Google Maps

De hecho, el pasado 1 de julio, el presidente Joe Biden visitó la zona y destacó que: "No tenemos pruebas sólidas de lo que sucedió".

(Puede leer: Las dramáticas llamadas al 911 tras derrumbe de edificio en Miami).

Lo cierto es que conocer las causas reales del derrumbe tomará tiempo. Por ahora, los expertos concuerdan en que una tragedia de esta magnitud resulta de la combinación de muchos factores.

De hecho, a lo largo de estas semanas se ha conocido información que sugiere algunos elementos que podrían haber sido determinantes en el desplome del inmueble. Entre ellos, se evalúan fallas estructurales, exposición al peso extra y la corrosión ocasionada por el ambiente salino de la zona.

Sobrecarga

"Las estructuras colapsan cuando la carga que se les aplica excede la resistencia de la estructura", explicó Ronald Hamburger, ingeniero estructural de la firma estadounidense Simpson Gumpertz & Heger a ‘Bussines Insider’.

(Además: Buscando a Grace: cómo se pudo resolver asesinato de niña hace 30 años).

Al respecto, se sabe que días previos al derrumbe se estaban adelantando algunas reparaciones en el techo del Champlain Towers South, así como el reemplazo de los anclajes, que son de donde se sujetan los equipos anticaída de los limpiadores de ventanas. Trabajos que, según algunos, pudieron incidir en el colapso.

El derrumbe del edificio se produjo alrededor de la 1:30 a. m.

Foto:

Giorgio Viera. EFE.

Hipótesis con la que no simpatiza el funcionario de construcción de Surfside, Jim McGuinness, quien estuvo en el lugar 14 horas antes de la tragedia para inspeccionar las obras, pues aseguró que: “No había una cantidad excesiva de equipos o materiales ni nada en ese techo que llamara la atención”.

Sin embargo, el pasado 26 de junio Steve Rosenthal, propietario de uno de los apartamentos afectados, presentó una demanda contra la Asociación de Condominios Champlain Towers, en la que expresó que “el peso adicional y las actividades de la grúa, que añadieron peso sustancial en el techo durante un tiempo cercano al colapso, fueron la gota que rebosó el vaso".

Asimismo, Rosenthal resaltó que: “la Asociación también contrató un servicio de instalación de antenas, que permitió instalar una antena de transmisión y recepción en el techo en los 12 últimos meses, añadiéndole, de nuevo, carga de más y actividad de vibración, penetración y movimiento a la fallida estructura, sin la debida investigación”.

(Le recomendamos: La autopista del 'terror' en México, conocida por sus desapariciones).

La sobrecarga en un edificio de más de 40 años, con fallas estructurales y expuesta a la corrosión es una combinación letal

En ese sentido, Madasamy Arockiasamy, director del Centro de Infraestructura e Instalaciones Construidas de la Universidad Atlántica de Florida, sí considera la mala distribución del peso en la azotea como un elemento importante.

“Los techos están diseñados para soportar una cantidad de peso muy específica”, explicó Arockiasamy y resaltó, además, la cantidad de unidades de aire acondicionado que tenía el Champlain.

“Eso le pudo haber pasado a este edificio. Pusieron unos pesos muy diferentes en una zona respecto de la otra sin tener en cuenta el cálculo original de peso de la estructura”, coincidió Federico Alejandro Núñez Moreno, director de la maestría de Ingeniería Civil de la Universidad Javeriana, en entrevista con EL TIEMPO.

(Le sugerimos: Los 8 lugares de América Latina que recomienda visitar revista ‘Time’).

Para Núñez, la sobrecarga en un edificio de más de 40 años, con fallas estructurales y expuesta a la corrosión es una combinación letal.

Sobrepeso en el Champlain TowerUna mala distribución del peso en el techo, junto a otros factores, pudo generar un efecto dominó.
Sobrepeso en el Champlain Tower

Días previos al derrumbe se estaban adelantando algunas reparaciones en el techo del Champlain Towers South.

Foto:

Tendencias EL TIEMPO

Fallas estructurales

Un informe presentado por Morabito Consultants, en 2018, habría advertido a la Administración del Champlain Towers South de los daños que presentaba la estructura. Además, sugería el tipo de reparaciones necesarias para mantener seguros a los residentes y obtener la recertificación por los 40 años de la construcción.

De acuerdo con la inspección, realizada por el ingeniero Frank Morabito, existían daños en las losas de algunos balcones, los cuales presentaban grietas y descascaramientos. Condiciones que se repetían en la fachada, donde se encontraban “grietas significativas” en el estuco.

Imágenes del informe de Morabito Consultants, que evidencian los descascaramientos y grietas en los balcones y la fachada del edificio.

Foto:

Morabito Consultants

Otra de las zonas que mostraba agrietamiento era el techo, exactamente “en las paredes del parapeto”. Del mismo modo, había “algunas pequeñas roturas en las paredes de la torre de la escalera”, describe el informe.

(Le puede interesar: ¿Por qué los peces se han vuelto adictos a las drogas ilícitas?).

Pero una de las áreas más afectadas era la plataforma de la piscina. Según Morabito, muchos de los adoquines existentes en ese espacio estaban agrietados y tenían evidencia de desgaste moderado. Sumado a ello, “la impermeabilización debajo de la plataforma de la piscina y la entrada, así como toda la impermeabilización de la maceta estaba más allá de su vida útil”, por lo que debía ser retirada y reemplazada.

En cuanto a los daños en el estacionamiento, el ingeniero advirtió que: “Se observó abundante agrietamiento y descascaramiento de diversos grados en las columnas, vigas y muros de concreto. Se observaron varios desprendimientos considerables tanto en la parte superior de la rampa de acceso a la entrada como en la parte inferior de las losas de la piscina”.

Razón por la cual, la inspección recomendó reparar oportunamente las fisuras del estacionamiento, donde también encontraron que los arreglos anteriores no se ejecutaron adecuadamente.

(Lea también: ¿Qué efectos negativos tendrán vuelos de 'astronautas' millonarios?).

“En la parte inferior de la plataforma de la entrada - piscina, donde la losa había sido inyectada con epoxi, aparecen nuevas grietas que irradian de las reparadas originalmente. El epoxi instalado no es continuo como se observa desde el fondo de la losa, lo que evidencia una mano de obra deficiente realizada por el contratista anterior”, destaca el documento.

La cantidad de acero utilizada para conectar las losas podría ser menor de lo que especificaban los planos iniciales del proyecto

Los signos anteriormente mencionados son un claro “indicador de que las cosas no estaban bien. La estructura ya venía cansada”, explicó Núñez.

De acuerdo con el experto, “cuando se ven fisuras, estas se deben informar. Una grieta no es algo bueno, eso está mal. Ahí hay un signo de alarma. Es como cuando alguien se toma la temperatura y tiene 40 grados centígrados. No necesita ser doctor para saber que algo le está pasando”.

En este punto, Núñez explica que las tres causas más comunes por las que las estructuras se agrietan son: mala calidad de los materiales de construcción, exceso de peso y corrosión.

(En otras noticias: La vida secreta del ‘Capi’, cerebro de atentado a Duque y a Brigada 30).

A más de un mes de la devastación, aún se desconoce qué pudo provocar que la estructura se viniera abajo.

Foto:

AFP

Justamente, en lo que respecta a los materiales, Allyn E. Kilsheimer, experto en ingeniería forense que trabaja para la ciudad de Surfside en la investigación del colapso, le dijo a ‘The New York Times’ que había “indicios de que la cantidad de acero utilizada para conectar las losas de hormigón debajo de una plataforma de estacionamiento a las columnas verticales del edificio podría ser menor de lo que especificaban los planos iniciales del proyecto”.

Es decir, el diseño original suponía que las columnas del edifico se conectarían con las losas gracias a ocho varillas de refuerzo, incrustadas cuatro en una dirección y cuatro en la otra. Pero, según las primeras imágenes de las columnas del estacionamiento que quedaron expuestas con el derrumbe, al parecer, se habría utilizado menos cantidad de acero.

Si bien aún las investigaciones están iniciando, este sería otro factor a tener en cuenta, pues el concreto puede soportar edificios altos, manteniendo la construcción unida y resistente, solo cuando es reforzado. De hecho, según los expertos consultados por ‘The New York Times’, la cantidad de acero que debe ir en un edificio depende del tipo, tamaño y demás características del proyecto.

(De interés: Videos muestran apocalípticas escenas por inundaciones en Bélgica).

Por ende, cuando el acero reforzado no es muy resistente, la varilla va a intentar soltarse y ahí es cuando ocurre un desplome. “Si es demasiada la carga y el acero es malo, primero ve la fisura y luego la varilla se sale. Esto puede provocar un colapso”, explicó Núñez.

Corrosión
Corrosión en Champlain TowerLa oxidación separa las varillas del concreto y crea espacios entre ellos, facilitando que una construcción pierda su resistencia.
Corrosión en Champlain Tower

La oxidación separa las varillas del concreto y crea espacios entre ellos, facilitando que una construcción pierda su resistencia.

Foto:

Tendencias EL TIEMPO

Según la Asociación del Cemento de Portland, EE. UU., existe una variedad de razones por las que el concreto se puede deteriorar, entre las que se destaca la corrosión.

En informe de Morabito también destacaba la existencia de varillas de refuerzo expuestas y deterioradas

"La corrosión del acero de refuerzo y de otros metales embebidos es la principal causa de deterioro del concreto. Cuando el acero se corroe, el óxido resultante ocupa un volumen mayor que el acero. Esta expansión crea tensiones de tracción en el concreto, que a la larga pueden causar grietas y descascaramientos", define la Asociación del Cemento de Portland.

En palabras de Núñez, “se trata del fenómeno por el cual el acero deja de ser acero y se vuelve otra cosa por presencia de humedad”.

(Además: Pegasus, la historia de espionaje digital que toca a presidentes).

Dicha transformación ocurre cuando: “la capa pasivante es destruida. La destrucción de la capa pasivante se produce cuando la alcalinidad del hormigón se reduce o cuando la concentración de cloruro en el concreto aumenta hasta cierto nivel”, explica la Asociación del Cemento de Portland.

Las sales del mar facilitan la velocidad de corrosión, una de las causas principales del deterioro de una construcción.

Foto:

Giorgio Viera. AFP

El Champlain Towers South estaba ubicado muy cerca del mar, un ambiente que propicia que las sales del océano viajen por la brisa y toquen la estructura. Según lo indica Núñez, los espráis de sales y gotas de agua tienen iones de cloruro que penetran en el concreto ‘sano’, creando un estado en el cual el refuerzo que va al interior se corroe y de esa manera se generan fisuras o se empeoran las ya existentes.

“En el momento en que se tiene corrosión, el acero está diciendo ‘oiga yo quiero trabajar por mi propia cuenta’ y, al no sentir los beneficios de estar rodeado de concreto porque no hay una superficie de contacto, cada quien trabaja por su lado y ahí es cuando ocurre un colapso”, aclaró Núñez.

(Le sugerimos: ¿Quién es 'Koki', criminal que Maduro tiene en la mira en Venezuela?).

Es decir, la oxidación separa las varillas del concreto y crea espacios entre ellos, facilitando que una construcción pierda su resistencia. De allí la importancia de utilizar un buen impermeabilizante en las estructuras y de hacer una correcta reparación cuando hay grietas.

Así las cosas, el ejemplo más significativo de corrosión, en la estructura del Champlain Towers South, es el apartado del informe de Morabito que destacaba la presencia no solo de fisuras, sino también de “varillas de refuerzo expuestas y deterioradas” , específicamente, en la rampa de acceso a la entrada y en las losas de la piscina.

(En Video: 'Minari', un filme sobre el drama de ser un inmigrante).

No hubo una única causa del desastre. De momento, todas las hipótesis son posibles, pero ninguna es comprobable

Anomalías que, según una carta que entregó el presidente de la junta del condominio, Jean Wodnicki, en abril de este año, habrían empeorado desde la inspección de 2018.

"Esa estimación indicaba que los daños observados en el concreto comenzarían a multiplicarse exponencialmente con el paso de los años y, de hecho, los daños como los del garaje han empeorado significativamente desde la inspección inicial. Cuando se puede ver claramente el desprendimiento del concreto (agrietamiento), eso significa que la barra de refuerzo que lo mantiene unido se está oxidando y deteriorándose bajo la superficie”, decía la carta que fue reportada por primera vez en el ‘Wall Street Journal’.

De modo que, si bien la corrosión no es la causa principal de la tragedia, sí puede ser una pieza dentro del rompecabezas del colapso.

Expertos concuerdan en que la tragedia es el resultado de la suma de muchos elementos.

Foto:

AFP

La apreciación de Núñez es que lo sucedido fue el resultado de una ‘bola de nieve’ a la que se sumaron varios elementos: las posibles irregularidades en la construcción o el uso de materiales, el deterioro propio del paso del tiempo, la corrosión que agrava las fisuras y provoca nuevas, la sobrecarga, que exigía más resistencia a una estructura ya debilitada y otras posibles circunstancias o particularidades que no se han dado a conocer.

(Siga leyendo: Las mejores ciudades del mundo para el teletrabajo).

“No hubo una única causa del desastre. De momento, todas las hipótesis son posibles, pero ninguna es comprobable entre tanto no salgan los resultados de la pesquisa, pero existen algunas que tienen mayor sustento con respecto a la ingeniería”, concluyó el experto de la Javeriana.

Por tanto, es prudente recordar que el origen del derrumbe parcial de este edificio aún está en investigación. Al día de hoy, no hay una causa exacta que explique lo que ocurrió esa madrugada del 24 de junio en Miami – Dade.

Más noticias

Texto:
Jessika Daniela Bonilla
jesbon@eltiempo.com
Tendencias EL TIEMPO

Modelado 3D y animación:
Yeimmy Carolina Valero
​Tendencias EL TIEMPO

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.