Secciones
Síguenos en:
EE.UU. vacuna a 2 millones de personas al día: ¿cuál es la estrategia?
Vacunación en Estados Unidos

Desde principios de febrero, el gobierno de Estados Unidos dio luz verde a las farmacias para vacunar a los ciudadanos. (Foto de archivo)

Foto:

EFE/EPA/CJ GUNTHER

EE.UU. vacuna a 2 millones de personas al día: ¿cuál es la estrategia?

Este país ha administrado más de 107 millones de dosis, según datos de Our World in Data.

Estados Unidos alcanzó este viernes un hito al superar los 100 millones de dosis de vacunas contra la covid-19 administradas, más que ningún otro país del mundo en términos absolutos.

Según datos del portal Our World in Data,  el país ha administrado más de 107'000.000 dosis.

(Le puede interesar: El gobierno Biden alerta por la injerencia de Rusia en América Latina)

En total, cerca de 35'000.000 estadounidenses están completamente vacunados, o lo que es lo mismo: el 10,5 % de la población. Además,  al menos unos 65'000.000 estadounidenses han recibido al menos una dosis de algunos de los sueros contra la covid aprobados.

Actualmente en el país, que comenzó la campaña de inmunización el pasado 14 de diciembre, hay tres vacunas con autorización para uso de emergencia: las de Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson, de las que las dos primeras requieren de dos tomas separadas por varias semanas, mientras que la tercera es monodosis.

(También: Personas que ya tuvieron covid-19 recibirán una sola dosis de Pfizer)

La estrategia

El presidente Joe Biden ordenó la semana pasada a los estados del país garantizar que todos los adultos puedan pedir cita para vacunarse cuando llegue mayo, con el objetivo de que Estados Unidos empiece a marcar su "independencia del virus" para el festivo del 4 de julio.

Durante su primer discurso a la nación desde que llegó al poder en enero, Biden dibujó un panorama optimista de la evolución de la pandemia en Estados Unidos, al asegurar que el país está pasando de un "invierno oscuro" a una "primavera y un verano llenos de esperanza".

"Hace un año, nadie podía imaginar lo que íbamos a tener que pasar. Y ahora, lo estamos superando", dijo Biden. El presidente pronunció su discurso justo un año después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia y de que su predecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, proclamara en horario de máxima audiencia que el riesgo de contraer la covid-19 era "muy, muy bajo".

(Lea además: 'Todos hemos perdido algo': Biden sobre primer año de la pandemia)

Los plazos que se ha trazado el país

"Para el 1 de mayo como muy tarde, todos los estadounidenses adultos tendrán la posibilidad de (reservar cita para) conseguir la vacuna" contra la covid-19, anunció el mandatario.

Eso no significa que todos los adultos puedan estar vacunados para el 1 de mayo, sino que todos ellos "podrán ponerse a la cola" y conseguir una cita para que se les inocule contra la covid-19 en las semanas o meses siguientes, matizó Biden.

El mandatario ordenó a los estados, territorios y tribus del país que se organicen para cumplir con ese mandato, y recordó que Estados Unidos confía en tener en sus manos para finales de mayo el suministro suficiente para vacunar a los 255 millones de adultos del país.

(Lea aquí: Estados Unidos, el principal exportador de armas del mundo)

Biden prometió en enero que, cuando terminaran sus primeros 100 días en el poder -de los que ya han pasado 50-, al menos 100 millones de estadounidenses habrían recibido su primera dosis de la vacuna.

Este jueves, el presidente adelantó que cumplirá ese objetivo mucho antes de lo previsto, cuando solo lleve 60 días en la Casa Blanca, es decir, el próximo 21 de marzo. Más de 64 millones de estadounidenses han recibido ya al menos una dosis de la vacuna, una cifra que incluye al 65 % de los mayores de 65 años del país, lo que está llevando a muchos estados a avanzar rápidamente para inocular a otros grupos de riesgo y abrir citas también para los adultos menos vulnerables.

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dice que el país podría recuperar la normalidad para el 4 de julio.

Foto:

Alex Wong. AFP

Más vacunadores

Además de haber trazado unas fechas claras para la vacunación, y de contar con un amplio lote de dosis, el gobierno de Estados Unidos anunció que reclutará a dentistas, veterinarios y estudiantes de la salud para fortalecer su campaña de vacunación contra el covid-19, mientras el país se acerca a las 100 millones de dosis inyectadas.

"El Departamento de Salud y Servicios Humanos pondrá en marcha un nuevo portal para ayudar a las personas a determinar dónde pueden inscribirse como voluntarios para administrar vacunas", dijo a periodistas Marcella Nunez-Smith, que dirige el equipo gubernamental de equidad sanitaria.

El gobierno ya había autorizado a todos los médicos y enfermeras en activo o jubiladas en los últimos cinco años a administrar las vacunas. Con la nueva medida, se autoriza a los dentistas, técnicos de emergencias médicas, matronas, optometristas, paramédicos, asistentes médicos, podólogos, terapeutas respiratorios y veterinarios, así como los estudiantes en estas áreas.

El país también le dio vía libre a las farmacias del país para administrar la vacunas, con lo cual cientos de tiendas quedaron habilitadas para inmunizar a la población.

Vcuna de Pfizer (vacunación)

Estados Unidos cuenta con amplios contratos con farmacéuticas del mundo.

Foto:

Luis Robayo. AFP

Normalidad para el 4 de julio

Si la tendencia actual se mantiene, Biden opinó que hay "muchas posibilidades" de que el país haya recuperado cierta normalidad para el próximo 4 de julio, Día de la Independencia, cuando anticipó que los estadounidenses podrán mantener reuniones en "grupos pequeños" con familias y amigos.

Eso hará de este Día de la Independencia algo verdaderamente especial, donde no solo conmemoraremos nuestra independencia como nación, sino que comenzaremos a marcar nuestra independencia de este virus”, añadió.

Para que eso ocurra, recalcó Biden, se necesita la colaboración de todos los ciudadanos del país, a los que instó a "no bajar la guardia" a medida que mejoran los datos y a seguir "llevando mascarilla" a pesar de que ya no es obligatorio en estados como Texas o Misisipi.

(Le puede interesar: EE. UU. ve una relación directa entre la paz y erradicar narcocultivo)

No quieren compartir vacunas

Otro de los puntos claves para tener en cuenta es que pese a la aceleración de la campaña de vacunación, el Gobierno estadounidense afirmó la semana pasada que está rechazando las solicitudes de otros países para compartir las vacunas contra la covid-19.

"Todavía hay 1.400 personas que mueren en este país a diario, y debemos centrarnos en abordar eso. En este momento, ha habido peticiones de todo el mundo, por supuesto, de varios países que han solicitado dosis de EE. UU. y no las hemos proporcionado a nadie. Esto no es sobre Europa, es sobre nuestro foco y nuestra prioridad", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

Psaki fue preguntada sobre el motivo por el que EE.UU. mantiene almacenadas decenas de millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, cuando todavía no ha sido autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), el regulador estadounidense encargado de dar luz verde a los sueros contra la covid, aunque sí lo ha sido por otros países.

La situación ha causado inquietud en lugares donde están teniendo dificultades para lograr vacunas suficientes para su población, especialmente en la Unión Europea (UE). A ese respecto, la portavoz indicó que EE.UU. quiere asegurarse de que tiene "la máxima flexibilidad" a la hora de distribuir las vacunas.

(En otras noticias: ¿Cómo pasa sus días en prisión Emma Coronel, la esposa del 'Chapo'?)

"Queremos garantizar que tenemos la máxima flexibilidad, que estamos sobreabastecidos y preparados, y que tenemos la capacidad e proporcionar vacunas -cualesquiera que sean las más efectivas- al público estadounidense", aseguró.

Aun así señaló que, mientras que compañías estadounidenses, como Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson, están obligadas por contrato a entregar sus dosis al Gobierno de EE.UU., son libres de tener acuerdos con otros países.

En respuesta a otra cuestión sobre si Biden siente la obligación moral de repartir vacunas a otros lugares, la portavoz afirmó que está centrado en sacar a EE.UU. de la crisis sanitaria. "Quiere tener, como líder de este país, la máxima flexibilidad", destacó Psaki, quien agregó que al mismo tiempo Washington desea ser "colaborador y cooperador" con la comunidad internacional.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Efe y AFP

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.