Claves para entender la guerra comercial que sostienen China y EE. UU.

Claves para entender la guerra comercial que sostienen China y EE. UU.

A pesar de amenazas de Donald Trump, negociadores dicen que se reunirán el 9 y 10 de mayo.

Wall Street

Wall Street abrió este lunes con pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía un 1,45 %.

Foto:

EFE

Por: AFP
07 de mayo 2019 , 10:50 a.m.

Al amenazar con imponer a partir del viernes nuevos aranceles contra los productos chinos, el presidente estadounidense, Donald Trump, dio un nuevo impulso a la guerra comercial con Pekín, lo que podría afectar negativamente al crecimiento mundial.

¿Qué fue lo que hizo Estados Unidos?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio por terminada este lunes su tregua comercial de seis meses con China, y altos funcionarios de su gobierno acusaron a Pekin de dar marcha atrás antes de negociaciones clave previstas para esta semana.

Aranceles a bienes chinos importados por 200.000 millones de dólares serán más que duplicados a 25 por ciento desde el próximo viernes, anunció el Representante Comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer, según medios de prensa.

Los principales negociadores de las dos mayores economías mundiales decían estar cerca de un acuerdo, pero Pekin hizo retrocesos en los últimos días, según Washington. La reanudación de la guerra arancelaria derribó mercados y asustó a las empresas estadounidenses, especialmente a las agrícolas que esperaban una solución al conflicto que lleva casi un año y afecta a bienes de los dos países por 360.000 millones de dólares.

¿Porqué Trump incrementa la presión?

Para Donald Trump, la buena salud de Wall Street y de la economía estadounidense son indicativos de que Estados Unidos está ganando en su conflicto comercial contra China.

Las últimas estadísticas parecen darle la razón: la tasa de desempleo en Estados Unidos cayó en abril al 3,6 por ciento (su nivel más bajo en casi medio siglo) y el crecimiento económico en el primer trimestre se disparó un 3,2 por ciento interanual. En Wall Street, el índice S&P 500 y el Nasdaq batieron récords la semana pasada.

"Durante años, Estados Unidos ha estado perdiendo de 600.000 a 800.000 dólares en comercio. Con China perdemos 500.000 millones de dólares", tuiteó el mandatario este lunes. "Disculpen, pero no lo haremos más", agregó en el tuit.

¿Qué opinan los expertos?

Paulo Christopher, analista del banco Wells Fargo, dijo que con todo lo que se ha avanzado aún espera que lleguen a un acuerdo. "Ambos líderes tienen fuertes problemas políticos domésticos y razones económicas como para evitar el significativo impacto negativo de un error de cálculo", indicó.

Sin embargo, apuntó que si bien un acuerdo podría ser positivo para ambos, "nuevos aranceles o un colapso de las negociaciones podría estropear rápidamente el panorama" al debilitar el comercio y el crecimiento mundial.

"Sabemos, sin embargo, que los aranceles de EE. UU. acaban siendo costeados por los consumidores y empresas debido a que elevan los costos" de importación, dijo Gregory Daco, de Oxford Economics. "Es más, en el pasado el desempeño de la economía ha sido frenado y no facilitado por las tarifas", dijo.

Y subir los aranceles a los restantes bienes chinos generaría la inmediata represalia de Pekin, que le costaría a Estados Unidos una rebaja de 0,3 puntos en el crecimiento de su PIB.

"Donald Trump está presionando a China en lo que parecía ser la última fase de las negociaciones. Puede tratarse de un farol, pero es peligroso porque podría irritar a Pekín", indicó, por su parte, Tangi Le Liboux, un analista de Aurel BGC.

¿Cómo reaccionará China?

Pese a las últimas sanciones de Estados Unidos, Pekín parece querer rebajar tensiones, y confirmó que su principal negociador, Liu He, visitará Washington esta semana para retomar las negociaciones, tal y como estaba previsto.

Como su homólogo estadounidense, el presidente Xi Jinping puede escudarse en la relativa solidez de su economía. Aunque el PIB cayó el año pasado a su nivel más bajo en 30 años, las cifras del primer trimestre (+6,4 por ciento) fueron mejor de lo previsto. Además, los mercados chinos crecieron casi un 20 por ciento en lo que va de año.

¿Quién tiene más virtudes?

Más bien Trump, consideran los analistas, que destacan que Xi debe combinar su apoyo a la economía -en la que descansa la legitimidad del partido en el poder- con reformas en las empresas públicas deficitarias. Además, Pekín debe reducir un endeudamiento "peligroso", según el FMI.

Las autoridades suavizaron su política monetaria en los últimos meses para apoyar la economía, lo que si bien "estabilizó la economía de momento", no será "ni duradero ni estará exento de complicaciones", advirtió Brock Silvers, director de la sociedad de capital-inversiones Kaiyuan, en Shanghái. "China podría lamentar haber perdido su oportunidad de poner fin a una guerra que parece cada vez más arriesgada", consideró.

¿Y si nadie cede?

"Si no logran entenderse, la economía china sufrirá y el crecimiento mundial se desacelerará", avisó Bao Ting, de la casa de corretaje Great Wall Securities. Y, aunque Pekín no desee atizar la contienda, según Tao Wang, directora de investigación en el banco UBS, las tornas podrían cambiar.

"El riesgo de una guerra comercial generalizada ha aumentado considerablemente", afirmó. "Está claro que las tensiones entre Estados Unidos y China son una amenaza para la economía mundial", declaró este martes la directora general del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Sabemos, sin embargo, que los aranceles de EE. UU. acaban siendo costeados por los consumidores y empresas debido a que elevan los costos

¿Cederá China a las presiones de Estados Unidos?

Además de reequilibrar la balanza comercial, Washington exige que Pekín lleve a cabo reformas estructurales, sobre todo para terminar con las subvenciones a empresas públicas y que apruebe normas de competencia equitativas para los extranjeros.

Pero no parece probable que Pekín vaya a abandonar esta política, que dio lugar al milagro económico chino, señaló el economista Christopher Balding, de la Universidad Fulbright en Ciudad Ho ChiMinh. "Hay dos visiones del mundo opuestas, entre una economía capitalista abierta y una economía comunista cerrada", dijo.

Tensión Pekín-Washington afecta precios del petróleo

Sin duda alguna. Los precios del petróleo cayeron este martes bajo presión de las amenazas comerciales del presidente estadounidense Donald Trump a China. 

AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.