Calentamiento global podría hacer peor el fenómeno de los incendios

Calentamiento global podría hacer peor el fenómeno de los incendios

Cuando los bomberos trabajan al extremo, expertos dicen que ‘el cambio climático es un catalizador’.

Holy

Más de 1.200 bomberos combaten las llamas del incendio Holy, en Lake Elsinore, California (Estados Unidos).

Foto:

David Mcnew / EFE

Por: AFP y Efe
11 de agosto 2018 , 11:01 p.m.

El panorama es naranja y por donde se vea hay fuego, humo y cenizas. Miles de bomberos llevan varios días combatiendo los incendios forestales que han devorado docenas de miles de hectáreas en California (EE. UU.) y Portugal.

Pero lo más grave, según advierten varios expertos, es que este fenómeno podría agravarse con el calentamiento global, la mala gestión de los bosques o la construcción de viviendas cerca de estos espacios verdes.

“El paciente ya estaba enfermo”, dice David Bowman, profesor de la Universidad de Tasmania, en Australia, y especialista de los incendios forestales. “Pero el cambio climático es el catalizador”.

Un clima cálido, seco y ventoso favorece los incendios, por lo que no es una sorpresa que las regiones devastadas por el fuego sean aquellas donde las temperaturas y las sequías están aumentando como resultado del calentamiento global.

El cambio climático, además de traer aire más seco y caliente, crea ecosistemas más inflamables al aumentar la tasa de evaporación y la frecuencia de las sequías”, explica Christopher Williams de la Universidad Clark en Massachusetts. En Europa, el sur de Francia y Portugal han registrado varios episodios de sequía en los últimos 20 años.

Estos años de sequía extrema o repetida, más numerosos que en el pasado, crean una gran cantidad de biomasa seca” con árboles y arbustos muertos, dice Michel Vennetier, investigador del Instituto Nacional de Investigación en Ciencia y Tecnología para el Medioambiente y la Agricultura (Irstea).

A esto se suma que se están desarrollando especies mejor adaptadas a condiciones semiáridas. En las áreas mediterráneas, por ejemplo, la naturaleza del sotobosque está cambiando. “Las plantas a las que les gusta la humedad desaparecen y son remplazadas por otras que soportan mejor la sequía”, agrega Vennetier.

El alargamiento de las temporadas secas también influye en los incendios. En las zonas templadas del hemisferio norte, la temporada de incendios se limitaba a los meses de julio y agosto. Pero hoy, al menos en la cuenca mediterránea, estas pueden extenderse de junio a octubre. Y en el caso de California es peor, pues los expertos estiman que los incendios forestales pueden iniciarse en cualquier momento del año.

AFP y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.