Secciones
Síguenos en:
Biden prioriza clima, salud y educación en presupuesto
Joe Biden

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, durante su primera rueda de prensa con periodistas.

Foto:

liver Contreras/Sipa/Bloomberg

Biden prioriza clima, salud y educación en presupuesto

El presidente pidió US$ 1,52 billones al Congreso para gastos no obligatorios del año fiscal 2022.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, presentó este viernes una propuesta inicial de presupuesto que da prioridad al gasto social frente al de defensa, con notables inversiones en la lucha contra la crisis climática y en la salud y educación públicas, además de la desigualdad racial y económica.

(Lea aquí: EE. UU. propuso ideas 'muy serias' a Irán para retomar acuerdo nuclear)

Biden pidió 1,52 billones de dólares al Congreso estadounidense dentro de su propuesta de gastos no obligatorios del Gobierno para el año fiscal 2022, un adelanto de la solicitud completa de presupuesto anual que la Casa Blanca desvelará en las próximas semanas.

Después de cuatro años de intentos del expresidente Donald Trump de recortar el gasto social, su sucesor quiere potenciar las partidas discrecionales en ese ámbito para que supongan el 3,3 por ciento del PIB, equivalente a “la media histórica de los últimos 30 años”, dijo la Casa Blanca.

Los fondos que no irían a parar al Pentágono, un total de 769.000 millones, incluyen un aumento de casi el 41 por ciento en el presupuesto del Departamento de Educación, otro de casi el 28 por ciento en el de Comercio, y de más del 23 por ciento para el de Salud.

(Además: ¿Por qué EE. UU. hace maniobras militares en India sin autorización?)

(...) El país haría su primera contribución en cuatro años al Fondo Verde para el Clima de la ONU

Además, se invertirían 14.000 millones de dólares más que en el año fiscal actual en la lucha contra la crisis climática, dentro y fuera de EE. UU.

Si el Congreso aprueba la solicitud de Biden, el país haría su primera contribución en cuatro años al Fondo Verde para el Clima de la ONU, con 1.200 millones de dólares para “ayudar a los países en desarrollo a reducir sus emisiones” y cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, según la Casa Blanca.

También se destinarían 485 millones de dólares a otras iniciativas multilaterales, incluidos 100 millones para programas de adaptación al clima y 691 millones más para que el Departamento de Estado ayude a otros países a reducir sus emisiones y aumentar su producción de energías limpias.

(Puede leer: Medidas de Biden para limitar las armas en EE. UU. se quedan cortas)

Dentro de EE. UU., propuso gastar 2.000 millones para crear empleos en proyectos de energía limpia, 1.700 millones en mejorar la eficiencia energética de los edificios y 1.400 millones más para ayudar a comunidades históricamente perjudicadas por la contaminación, en su mayoría afroestadounidenses, latinos e indígenas.

En cuanto a la salud, la solicitud dotaría de 8.700 millones de dólares a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC), que han liderado la respuesta contra la pandemia de la covid-19.

Se trata del mayor aumento al presupuesto de los CDC en casi dos décadas, con 1.600 millones más que este año, y se usará para mejorar la capacidad de esa agencia para enviar expertos al extranjero con el fin de detectar y prevenir amenazas biológicas globales, además de formar a epidemiólogos.

(También: George Floyd murió por 'bajo nivel de oxígeno': médico en el juicio)

También se dedicarían 51.000 millones a los Institutos Nacionales de Salud (NIH), incluidos 6,5 millones para crear una nueva agencia bajo la sigla ARPA-H, que se centrará en investigar sobre el cáncer, la diabetes y el alzhéimer.

El aumento del 40,8 por ciento al presupuesto del Departamento de Educación, hasta llegar a 1 billón de dólares, incluye 36.600 millones para dar becas a alumnos de familias con bajos ingresos y 3.000 millones más en becas Pell para estudiantes universitarios, incluidos los indocumentados que llegaron al país de niños, conocidos como ‘soñadores’.

Además, el plan propone gastar 2.100 millones de dólares en contener los asesinatos con armas de fuego, 1.000 millones para combatir la violencia machista y otros 1.000 millones para reforzar la seguridad en la frontera con México, con el matiz de que esos fondos no se dedicarán a seguir construyendo el ‘muro’ que inició Trump.

El plan de la Administración da inicio a un proceso de meses durante el cual es probable que el Congreso modifique significativamente las prioridades, dada la rígida oposición republicana a muchas de las propuestas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
*Con AFP y BLOOMBERG

Lea también

-EE.UU. necesita plan de infraestructura para 'liderar el mundo': Biden
-Frontera EE. UU. y México: arrestos de migrantes, el mayor en 20 años
-Estados Unidos acuerda retirada escalonada de las tropas en Irak

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.