Relaciones entre Colombia y EE. UU. se fortalecen tras gira de Duque

Relaciones entre Colombia y EE. UU. se fortalecen tras gira de Duque

Presidente logró compromiso de ayuda tanto del Congreso como de la administración Trump.

Trump Duque

El presidente estadounidense, Donald Trump (d.), recibió al presidente de Colombia, Iván Duque (i.), este 13 de febrero en la Casa Blanca, en Washington (Estados Unidos).

Foto:

EFE

Por: Sergio Gómez Maseri
16 de febrero 2019 , 10:06 p.m.

No obstante el énfasis en el tema venezolano, la primera visita oficial del presidente Iván Duque a Washington le sirvió para consolidar la relación estratégica con Estados Unidos y como plataforma para posicionar a Colombia como un líder regional de primer nivel.

A lo largo de cuatro días de una intensa jornada, el Presidente sostuvo más de 30 reuniones con los principales líderes en este país en las que promovió nuevas oportunidades comerciales y se llevó compromisos concretos para expandir la cooperación en diversas áreas de la agenda bilateral. Especialmente en lo relacionado con la ayuda antinarcóticos y para la atención de la crisis que viene generando en el país el ingreso masivo de venezolanos.

Aunque algunos de estos temas ya se venían moviendo, durante la semana el Presidente le dio un empujón final a la aprobación de un paquete de asistencia por más de US $ 418 millones de dólares en recursos para expandir la erradicación de cultivos ilícitos. La ayuda, que se podrá gastar en este mismo 2019, llegó como un incremento de unos 27 millones de dólares comparada con la de 2018, y que representa el primer aumento en casi cuatro años de la asistencia que brinda este país.

Así mismo, el Presidente ayudó a materializar partidas adicionales por un valor de hasta 150 millones de dólares para asistir con la delicada situación que ha provocado el ingreso de 1,3 millones de venezolanos en los últimos años.

Pero, quizá más importante, Duque adquirió el compromiso, tanto del Congreso como de la administración de Donald Trump, para profundizar la cooperación en los tres años y medio que le quedan de gestión.

María Juliana Ruiz

La primera dama colombiana María Juliana Ruiz, en primer plano, en compañía del presidente Iván Duque, Donald Trump, preidente de EE. UU. y su esposa Melania Trump.

Foto:

EFE

Este diario pudo establecer que ya se trabaja en un incremento de los montos en el presupuesto del 2020 que ya ha comenzado a discutirse bajo una estrategia que reemplazaría al Plan Colombia y Paz Colombia, por uno que se llamaría Colombia 20-23, lo que garantiza el apoyo de EE. UU. por cuatro años más. Un logro no menor frente a una administración como la de Trump, que antes ha estado recortando su gasto en política exterior y es esquiva al concepto de ampliar su huella en otras latitudes.

Como se esperaba, el plato central de Duque fue su encuentro con el mandatario estadounidense en la Casa Blanca. Una cita de casi dos horas en la que primó la química entre ambos líderes y sus respectivas esposas, María Juliana Ruiz y Melania Trump.

El mandatario de EE. UU., incluso, prometió visitar pronto a Colombia, lo que sería una rareza, pues Trump ha limitado sus periplos internacionales a lo estrictamente necesario y solo con países que considera aliados imprescindibles.

Duque se probó además en Washington ante exigentes audiencias. Desde un foro organizado por los centros de pensamiento más pesados de la región hasta encuentros con congresistas de ambos partidos, empresarios, representantes de toda la banca multilateral (Banco Mundial, Fondo Monetario, BID) y miembros de la Universidad de Georgetown.

La jornada, por supuesto, también tuvo momentos tensos. Trump, por ejemplo, le dejó claro a Duque que espera resultados rápidos y concretos en la lucha contra las drogas y que es intolerable la expansión de los cultivos ilícitos. El Presidente le hizo énfasis en que heredó un problema fuera de control, pero se comprometió a reducir los cultivos a más de la mitad en su cuatrienio.

También hubo legisladores que lo presionaron por la extradición de Jesús Santrich y otros miembros de las Farc que son requeridos por la justicia de EE. UU. En ese punto, el Presidente fue enfático en que estas terminaran dándose si la justicia concluye que sus crímenes fueron posteriores a la firma de los acuerdos de paz.

Varios congresistas, sobre todo demócratas, también le insistieron en no abandonar la implementación de la paz y le expresaron su alarma por el incremento de los crímenes de líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Pero, sin duda, el rol más relevante de Duque fue el que jugó en el tema de Venezuela. No solo por que lo elevó al más alto nivel en todos sus encuentros, sino porque ayudó a coordinar un masivo envión de la comunidad internacional contra el régimen de Nicolás Maduro que se desplegará esta semana desde múltiples frentes.

Una delegación de funcionarios estadounidenses liderada por el senador Marco Rubio llegará hoy domingo a Cúcuta

Ese esfuerzo arrancó desde el sábado con el arribo al país de una misión humanitaria de Washington encabezada por el director de Usaid, Mark Green, en Cúcuta, acompañados de manera directa por el embajador Francisco Santos.

A eso seguirá la llegada este domingo al país de congresistas como Marco Rubio, Mario Díaz-Balart y el embajador de EE. UU. ante la OEA Carlos Trujillo. Igualmente, se espera un nuevo contingente de ayuda humanitaria de EE. UU. para el jueves, que sería entregado personalmente por el asesor especial para Venezuela, Elliott Abrams, y hace parte de un diluvio de asistencia que llegará a las fronteras con Venezuela desde Cúcuta, un punto en Brasil y por vía marítima desde Curazao.

Todo apuntando al sábado 23, para cuando se ha hecho un llamado a los venezolanos con el fin de que acudan a recibirla y se rompa finalmente el bloqueo que ha impuesto Maduro.

En Washington, con el canciller Carlos Holmes Trujillo, Duque fue esencial en la coordinación con una delegación de la OEA que viajaría para asegurarle al mundo que la ayuda es exclusivamente humanitaria y el envío de medios de comunicación de varios países como testigos del momento.


Como le dijo un alto diplomático a este diario, “era necesario aumentar la presión al máximo”, y el Presidente aprovechó su visita a esta capital para jugársela al 100 por ciento frente a un tema que considera crítico para la seguridad nacional de Colombia y una obligación moral basada en principios democráticos.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.