Así será la audiencia de la acusadora de Brett Kavanaugh

Así será la audiencia de la acusadora de Brett Kavanaugh

Donald Trump dijo que si evidencias son contundentes podría retirarle nominación a Corte Suprema.

Manifestantes protestan

Manifestantes protestan contra el candidato al tribunal Supremo, Brett Kavanaugh.

Foto:

Efe

Por: Sergio Gómez Maseri
26 de septiembre 2018 , 10:24 p.m.

Todos los ojos de EE. UU. y buena parte del mundo estarán posados este jueves en el salón 226 del Edificio Dirksen, aledaño al Capitolio en Washington.

Este es el recinto donde opera la Comisión Judicial del Senado y donde finalmente, tras una dramática semana, testificarán bajo juramento Brett Kavanaugh, el nominado del presidente Donald Trump a un asiento en la Corte Suprema de Justicia, y Christine Blasey Ford, la mujer que lo acusa de haberla agredido sexualmente hace 36 años cuando ambos estaban en el bachillerato.

Especialmente ahora que ha surgido la versión de una tercera mujer que lo acusa de haber sido abusivo contra las mujeres en esa época y que estuvo presente en otra fiesta donde ella fue violada por varios estudiantes, así como de una cuarta mujer que detalla situaciones comprometedoras de Kavanaugh.

Julie Swetnick, la tercera mujer en cuestión, no confirma si Kavanaugh fue uno de los que la violó pero si dice que él y su amigo Mark Judge hacían parte de un grupo de jóvenes en esa época que trataban de emborrachar a las mujeres para luego aprovecharse de ellas.

"Tengo un fuerte recuerdo de ver a jóvenes haciendo fila a las afueras de un cuarto en ese tipo de fiestas esperando su turno con la niña que estaba adentro. Entre esos jóvenes estaba Mark Judge y Brett Kavanaugh", dijo Swetnick.

El nominado de Trump catalogó la nueva versión como una fantasía sacada de la 'Dimensión Desconocida'.

A esa acusación, interpuesta por el jurista Michael Avenatti, el abogado de Stormy Daniels, se suma también la de Debbie Ramírez, otra mujer que señaló el juez por desnudarse frente a ella y ponerle sus partes íntimas en la cara durante otra fiesta cuando ambos eran estudiantes de la Universidad de Yale.

Tengo un fuerte recuerdo de ver a jóvenes haciendo fila a las afueras de un cuarto en ese tipo de fiestas esperando su turno con la niña que estaba adentro. Entre ellos estaba Mark Judge y Kavanaugh

Tanto la acusación de Swetnick como la de Ramírez fueron radicadas ante la Comisión y sus abogados han dicho ellas que están listas para testificar.

De momento nada indica que los republicanos del Senado tienen intención de permitir su testimonio u ordenar una investigación.

De hecho, ya tienen programada otra audiencia este viernes a las 9:30 de la mañana para votar sobre la nominación. Una vez de este trámite -y se espera que tengan los votos suficientes para lograrlo- pasaría a la plenaria del Senado posiblemente a finales de la semana entrante.

Hecho histórico

En cualquier caso la audiencia prevista para este jueves a 10 de la mañana hora de Washington, se considera desde ya un hito en la historia de este país solo comparable a la que sucedió en 1991 cuando Anita Hill testificó sobre el acoso sexual del entonces nominado Clarence Thomas.

Un evento que sacudió a EE. UU. desde sus cimientos y del cual aún se habla más de dos décadas después.

Los republicanos, que tienen la mayoría en este comité, ya establecieron las reglas de juego para la audiencia pese a las ruidosas objeciones de los demócratas que insisten en que al procedimiento debería ser suspendido mientras autoridades como el FBI realizan una investigación a fondo.

En principio, el procedimiento arrancará con palabras de Chuck Grassley, presidente del Comité y de Dianne Feinstein, la demócrata de más alto rango en esta instancia. A ellos los seguirá el testimonio de Ford que podrá hablar sin límite de tiempo.

Acto seguido lo senadores tendrán de a 5 minutos cada uno para interrogarla. En el caso de los republicanos, han contratado a una abogada para que haga las preguntas a su nombre.

Una movida muy criticada por sus rivales, pero que tomaron para evitar el impacto que podría tener la imagen de 11 hombres de edad (el número total de miembros de este partido en la Comisión), cuestionando con rudeza a una mujer que dice ser víctima de una agresión sexual.

Una vez concluyan, Ford saldría del salón para dar paso a Kavanaugh, con el cual se seguiría el mismo procedimiento.

Si bien los republicanos prohibieron la comparecencia de otros testigos que podrían que podrían dar solidez a las respectivas versiones, tanto Ford como Kavanaugh han presentado a la Comisión "pruebas escritas" para fortalecer sus testimonios.

Los abogados de Ford, por ejemplo, presentaron los testimonios juramentados de cuatro personas que conocen a la profesora y dicen haber escuchado su versión de los hechos mucho antes de que Kavanaugh sonara siquiera para la Corte Suprema de Justicia.

Esto es importante pues busca despejar la idea, sembrada por miembros del partido republicano, incluido el propio presidente Trump, de que las acusaciones son parte de una conspiración demócrata para descarrilar la confirmación del juez.

Kavanaugh, por su parte, entregó un calendario que hizo en el verano de 1982
-supuesta época de los hechos- y donde no aparece la fiesta en la que, según Ford, este intentó violarla.

Si bien una gran mayoría de republicanos ha dado a entender que votaran a favor de Kavanaugh pase lo que pase y sin importar lo que diga Ford, unos pocos se han mantenido neutrales y a la espera de los testimonios.

Entre ellos Jeff Flake, de Arizona. "Muchos de ambos partidos ya tomaron una decisión sin que la audiencia se haya dado. Escucharán lo que quieren escuchar. Pero yo no soy psíquico ni clarividente y por lo tanto tengo que oír los testimonios primero antes de decidir", dijo el Senador.

Mucho dependerá, en buena, parte de qué tan creíble resulta el testimonio de Ford y la negación de Kavanaugh. Aún así, es evidente que de por medio hay grandes apuestas políticas que serán claves en el desenlace.

Para los republicanos se trata, nada más ni nada menos, que de asegurar una mayoría conservadora en la Corte Suprema que podría extenderse por toda una generación.

Para los demócratas, no solo impedirlo sino una oportunidad para debilitar a Trump y sus aliados en vísperas de las elecciones legislativas de noviembre próximo.

Aún si Kavanaugh pasa el examen de la Comisión y llega a la plenaria, su suerte todavía estará en entredicho pues solo es necesario que dos republicanos le den la espalda -entre los 51 que hay en el Senado- para hundir su nominación. 

Cuarta posible víctima

A la cuarta mujer, según una denuncia anónima enviada al senador republicano Cory Gardner de Colorado, Kavanaugh la agredió físicamente en el área de Washington, D.C., en 1998, mientras estaba ebrio.

El remitente de la queja describió una velada en la que participaron su propia hija, Kavanaugh y varios amigos en 1998.

Cuando salieron del bar (bajo la influencia del alcohol) se sorprendieron cuando Brett Kavanaugh empujó a su amiga contra la pared de forma muy agresiva y sexual”.
“Hubo al menos cuatro testigos, incluida mi hija”. La autora de la carta no dio ningún nombre, pero dijo que la presunta víctima aún estaba traumatizada y decidió permanecer en el anonimato.

Bebía cervezas con amigos durante los fines de semanas. A veces demasiadas. En retrospectiva, dije e hice cosas en la secundaria que ahora me hacen avergonzarme.

Según una fuente demócrata, la minoría no estaba satisfecha con las preguntas de los republicanos sobre el incidente durante el llamado, al tacharlas de superficiales, y opina que debería investigarse más a fondo. NBC News se acercó a la Casa Blanca para hacer comentarios.

Kavanaugh reconoció este miércoles que “a veces” bebía “demasiadas” cervezas cuando era estudiante, pero negó haber cometido abusos sexuales.

“Bebía cervezas con amigos durante los fines de semanas. A veces demasiadas. En retrospectiva, dije e hice cosas en la secundaria que ahora me hacen avergonzarme”, afirmó Kavanaugh en su testimonio preparado para ser leído ante el comité judicial del Senado este jueves.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter @sergom68

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.