Secciones
Síguenos en:
Reporte sobre Khashoggi impactaría relación de EE. UU. y Arabia Saudí
Mohammed bin Salman

El heredero al trono, el príncipe Mohammed Bin Salmán.

Foto:

Fayez Nureldine / AFP

Reporte sobre Khashoggi impactaría relación de EE. UU. y Arabia Saudí

Informe de la inteligencia de EE. UU. implica al heredero saudí en la muerte del periodista.

Un nuevo reporte de la inteligencia de EE. UU. filtrado a medios (y que fue publicado este viernes) concluye que el príncipe Mohamed Bin Salmán, líder de Arabia Saudí, aprobó y dio la orden de asesinar a Jamal Khashoggi, un ciudadano de ese país que era columnista del Washington Post.

(Además: Juez ordena divulgación parcial de archivos del asesinato de Khashoggi)

El reporte fue producido por la oficina del director nacional de Inteligencia y se basa en la información recolectada por múltiples agencias de inteligencia en el país y en el extranjero.

Hasta este miércoles en la noche, se esperaba que el Gobierno del presidente Joe Biden desclasificara el documento, el cual finalmente fue dado a conocer este viernes. De hecho, el mandatario de EE. UU. habló por primera vez con el rey Salmán, padre de Bin Salmán, antes de la inminente publicación. Pero en el comunicado de la llamada distribuido por la Casa Blanca no se hizo alusión a Khashoggi.

(Lea aquí: Juez ordena divulgación parcial de archivos del asesinato de Khashoggi)

En su lugar, apuntó que ambos líderes hablaron “de los esfuerzos (...) para poner fin a la guerra en Yemen” y del compromiso de EE. UU. en ayudar a Arabia Saudí a defender su territorio ante los ataques de grupos alineados con Irán”.

Jamal Khashoggi

Jamal Khashoggi, periodista saudí que fue asesinado dentro del consulado de su país en Estambul, Turquía.

Foto:

AFP

Khashoggi, un fuerte crítico del reino, desapareció horas después de ingresar al consulado de Arabia Saudí en Estambul. Las autoridades turcas luego revelaron grabaciones en donde se consta que el periodista fue torturado y desmembrado en esta dependencia diplomática.

Tras fuertes presiones de la comunidad internacional, este país reconoció que Khashoggi había sido asesinado por funcionarios del gobierno, pero siempre ha negado un rol del príncipe en el homicidio.

(Lea aquí: EE. UU. aprueba almacenamiento de vacunas Pfizer a temperatura normal)

En noviembre del 2018, un mes después de su muerte, la CIA entregó una primera valoración en la que sugería que Bin Salmán probablemente había dado la orden de desaparecer el reportero.

Esa valoración, sin embargo, fue desechada por la administración de Donald Trump, quien siempre mantuvo una estrecha alianza con el príncipe y puso primero las relaciones comerciales y políticas entre ambas naciones.

Pero la llegada de Biden a la presidencia de EE. UU. ha cambiado las apuestas. El mandatario habría tomado la decisión de hacer público un reporte que hasta ahora era confidencial y que sin duda generará turbulencia en el reino y todo Oriente Próximo.

De acuerdo con expertos, Biden está cumpliendo con una promesa de campaña cuando dijo que sería transparente frente a este caso. Así mismo, hay varios procesos judiciales avanzando en las cortes de EE. UU., que van en la misma dirección a las conclusiones de la comunidad de inteligencia. Pero al mismo tiempo hay otras cosas en juego. 

Las autoridades turcas luego revelaron grabaciones en donde se consta que el periodista fue torturado y desmembrado en esta dependencia diplomática

Desde que asumió la presidencia, Biden ha puesto en el congelador la venta de nuevo armamento a Arabia Saudí y ha criticado abiertamente los abusos de derechos humanos en el reino y la persecución de disidentes. Ha dicho, de paso, que piensa “recalibrar” las relaciones de Washington con este país y de momento se niega a hablar con Bin Salmán.

De hecho, su asesora de prensa indicó que el presidente ve como su contraparte al rey Salmán y que solo se comunicará con este.

La apuesta de la administración demócrata, de apretar al gobierno saudí, al parecer responde a tres frentes.

Primero quiere que el reino deje de apoyar la guerra en Yemen y antes facilite la paz. Al mismo tiempo, busca que ponga freno al extremismo que exporta en la región y que no obstaculice su plan de reintegrarse al tratado sobe armas nucleares que se firmó con Irán, pero que Trump abandonó.

El reporte de inteligencia sobre la muerte de Khashoggi no solo se ajusta a su promesa de transparencia, sino que debilita a Bin Salmán y le permite avanzar en sus prioridades en la región.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Le puede interesar

Fiscal de Manhattan obtuvo las declaraciones de impuestos de Trump
Emma Coronel fue espiada en su boda con 'El Chapo' y en su Instagram
Pasaporte de Estados Unidos incluirá una tercera opción de género

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.