Defensa de Trump afina argumentos para el juicio político en el Senado

Defensa de Trump afina argumentos para el juicio político en el Senado

Este martes comienza el tercer 'impeachment' en la historia de EE. UU. Trump sería exonerado. 

Donald Trump

Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Foto:

Mandel Ngan / AFP

Por: Sergio Gómez Maseri
20 de enero 2020 , 09:04 p.m.

Independientemente de si son ciertos o no, los cargos que la Cámara de Representantes aprobó contra el presidente Donald Trump a finales del año pasado no equivalen a un crimen y por lo tanto tampoco ameritan su destitución.

Este será uno de los principales argumentos que utilizará el equipo de abogados que nombró el presidente para que lo defiendan durante el juicio político que realizará el Senado estadounidense y que debe comenzar este martes en horas de la tarde.

(Lea también: Estas son las claves del juicio contra el presidente Trump)

A primera hora, la Cámara Alta debatirá las reglas que regirán el proceso a lo largo de las próximas semanas, antes de entrar a escuchar los argumentos de apertura tanto de defensa como de los administradores que nombró la Cámara Baja para que se desempeñen como "fiscales" en el caso.

Según estos, el presidente abusó de su poder (el primer cargo) cuando pidió ayuda a Ucrania para que investigara a sus rivales políticos y luego obstruyó la labor del Congreso (el segundo) cuando este órgano del legislativo investigaba su conducta.

Pero de acuerdo con Alan Dershowitz, uno de los abogados que contrató Trump para encabezar su defensa y que se hizo famoso por su participación en polémicos casos como el de O.J. Simpson, los cargos no cumplen con el criterio de la constitución cuando estableció que para destituir a un presidente este debía ser hallado culpable de cometer "traición, soborno y otros crímenes graves o delitos".

Alan Dershowitz

Alan Dershowitz, miembro de la defensa del presidente Donald Trump en el juicio político.

Foto:

AFP

De acuerdo con Dershowitz, ni el abuso del poder ni la obstrucción del Congreso se elevarían a ese nivel porque ni siquiera están tipificados como crímenes en el ordenamiento jurídico del país.

"Hay mucha evidencia, que ha sido negada y que puede ser cierta o no, pero el cargo que se aprobó es sobre abuso de poder, algo que no hace parte del criterio constitucional que se estableció para destituir a un funcionario", dijo Dershowitz en varios programas de televisión en los que apareció durante el fin de semana para explicar su estrategia.

Según Dershowitz, los cargos contra Trump son muy flojos porque se refieren a una conducta que no le valdría ni una reprimenda si fueran litigados ante la corte del país.

Los argumentos del abogado emanan de un antecedente previo durante el juicio de destitución contra el presidente Andrew Johnson en 1868. En ese juicio, Benjamin Curtis, miembro de la Corte Suprema de justicia, alegó exitosamente que para condenar a Johnson era necesario una conducta criminal que tuviera correlación con lo que se entiende como un delito.

La Constitución de EE. UU. no aclara que quiere decir cuando se refiere a 'otros crímenes graves y delitos'

Johnson fue encausado por remover de su cargo al entonces Secretario de Guerra Edwin Stantonni, a pesar de que el Congreso había aprobado una ley que le exigía consultar con el legislativo antes de tomar una decisión semejante.

En el caso actual, se trata de un debate en el que han surgido varias interpretaciones porque existe un vacío en la ley. La Constitución de EE. UU. no aclara que quiere decir cuando se refiere a "otros crímenes graves y delitos".

Para el grueso de los académicos expertos en derecho constitucional, la frase y el contexto en el que fue redactado ese aparte de la Constitución sí cobija la conducta que se le atribuye a Trump.

(Lea también: Quién es John Roberts, el juez del juicio contra Donald Trump)

Noah Feldman, abogado de Harvard que testificó en las audiencias que adelantó la Cámara de Representantes el año pasado, sostiene que la intención de esas palabras era precisamente prevenir el abuso de poder con fines personales o corruptos de un presidente en ejercicio.

Pero el vacío en la ley también ha generado un espacio para que surjan argumentos como los que ahora quiere utilizar Trump.

Para los demócratas, se trata de un argumento descabellado pues, bajo esa lógica, un presidente podría cometer graves abusos sin temor a represalias.

Equipo de demócratas que actuarán como fiscales en juicio contra Trump

La jefa de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (c.), y el equipo de demócratas que actuarán como fiscales en juicio contra Trump

Foto:

Efe

"La lógica de esta posición absurda es que él podría regular el estado de Alaska (no sería un crimen) o podría evitar implementar sanciones que se elevaron contra Rusia por interferir en nuestras elecciones como un gesto para que Moscú vuelva a intervenir en su favor. La simple idea de algo como esto habría escandalizado a los padres fundadores (que escribieron la constitución), que estaban preocupados precisamente por la posibilidad de que un presidente pidiera ayuda foránea para beneficio personal", dice Adam Schiff, el presidente de la Comisión de Inteligencia y uno de los nombrados como "fiscales" en este caso.

Además, Para Schiff no es necesario que los abusos de Trump constituyan un crimen como tal (bajo el ordenamiento jurídico) para que puedan ser causa de destitución.

Lo curioso de los argumentos de Dershowitz, y por lo tanto de Trump, es que el propio abogado alegó lo contrario durante el proceso de destitución de Bill Clinton entre 1998 y 1999.

En ese entonces Dershowitz dijo que, "sin duda, una conducta no tiene que representar un crimen para que amerite una destitución". 

Impeachment

Escrito con las acusaciones para la apertura del juicio político contra Donald Trump en el Senado.

Foto:

Efe

Si bien se trata de una polémica eminentemente jurídica, es de enorme importancia pues de ella depende la resolución del proceso en el Senado. Por ejemplo, de imponerse la tesis del abogado, el caso podría ser desechado sin siquiera discutir el fondo.

Así mismo, la idea permitiría bloquear la presentación de testigos y nueva evidencia, como pretenden los demócratas, porque se parte de la base de que si no hubo crimen, no hay nada más que escuchar.

Eso, al menos, es lo que pretende Trump. En los documentos que sus abogados entregaron al Senado como sustento escrito de la defensa, llaman el proceso una "peligrosa charada" que debe ser rechazada con rapidez pues constituye una peligrosa alteración a la separación de poderes.

Según estos, de dejarlo avanzar, en adelante se podría destituir a un presidente sin que haya cometido un crimen como tal y por razones partidistas.

Donald Trump, presidente de EE. UU.

Donald Trump, presidente de EE. UU.

Foto:

Efe

El documento de los demócratas alega todo lo contrario: "La conducta del presidente desafía el principio fundamental de que solo los estadounidenses deben decidir en las elecciones (y no un poder externo) y que un sistema de gobierno en el que ninguna de las ramas del poder puede operar sin que sea sujeta al control de las otras, es lo que preserva las libertades que tanto valoramos".

Y sostienen que de condenar a Trump la figura de la presidencia cambiará para siempre pues sería otorgar a próximos mandatarios una "patente de corso" para imponer su voluntad sin el control legislativo que prevé la constitución.

Por supuesto, todo el mundo sabe que lo que se inicia este martes es un juicio político en el que los argumentos legales, a la larga, serán secundarios.

Quizá sirvan para sustentar un voto a favor o en contra. Pero no para alterar una decisión que, en el caso de los 100 senadores que tendrán en sus manos la suerte de Trump, ya fue tomada desde mucho antes.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter: @sergom68
Washington

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.