La carta contra el movimiento #Metoo que genera polémica

La carta contra el movimiento #Metoo que genera polémica

Un grupo de cien artistas e intelectuales francesas criticaron el “puritanismo”.

Catherine Deneuve

La actriz francesa Catherine Deneuve fue una de las firmantes de la carta que se publicó en el diario 'Le Monde'.

Foto:

Efe

10 de enero 2018 , 03:24 p.m.

Un centenar de artistas e intelectuales francesas lanzó un manifiesto en el que critican el "puritanismo" de la campaña contra el acoso desatada a raíz del caso Weinstein.

En el texto, publicado por el diario francés ‘Le Monde’, estas mujeres defienden la "libertad de importunar" de los hombres, que consideran "indispensable para la libertad sexual". Este es un fragmento de la carta que se publicó:

"La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un delito, ni la caballerosidad una agresión machista.

Como consecuencia del asunto de Weinstein, se ha tomado consciencia de la violencia sexual que las mujeres experimentan, particularmente en los lugares de trabajo, donde algunos hombres abusan de su poder. Era necesario. Pero esa liberación del discurso se convierte hoy en lo contrario: se intimida a la gente para que hable 'correctamente' y se acalla a quienes no coinciden, y las que se niegan de doblegarse son vistas como cómplices o traidoras.

Pero es propio del puritanismo tomar prestado, en nombre de un llamado bien general, los argumentos de la protección de las mujeres y su emancipación para vincularlas a un estado de víctimas eternas, de pobres pequeñas cosas bajo la influencia de demonios falócratas, como en los viejos tiempos de la brujería.
Supresiones y acusaciones

De hecho, #Metoo ha llevado a la prensa y a las redes sociales una campaña de denuncias públicas y de destitución de personas que, sin tener la oportunidad de responder o defenderse, fueron puestas exactamente en el mismo nivel que los agresores sexuales.

Esa justicia expeditiva ya ha dejado sus víctimas, hombres sancionados en el ejercicio de su oficio, expulsados de sus empleos, etc., cuando todo lo que hicieron fue tocar la rodilla de alguien, intentar robarse un beso, hablar de cosas ‘íntimas’ en una cena profesional o de enviar mensajes con connotación sexual sin que la atracción fuera recíproca.

Esta fiebre de enviar "cerdos" al matadero, lejos de ayudar a las mujeres a empoderarse, sirve en realidad a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, a los extremistas religiosos, a los peores reaccionarios (…)”.


REDACCIÓN INTERNACIONAL 

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.