Secciones
Síguenos en:
Detienen a un estadounidense y a decenas de opositores en Hong Kong
John Clancey es detenido Hong Kong

John Clancey, un abogado estadounidense es llevado por la policía después de ser arrestado bajo una nueva ley de seguridad nacional en el distrito central de Hong Kong este miércoles.

Foto:

Peter Parks. AFP

Detienen a un estadounidense y a decenas de opositores en Hong Kong

Se trata mayor redada policial en nombre de la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín.

Unas 50 personas, entre ellas un abogado estadounidense y decenas de figuras de la oposición prodemocracia, fueron detenidas este miércoles en Hong Kong durante la mayor redada hasta la fecha en nombre de la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín.

(Le puede interesar: Esmad: así son las fuerzas antidisturbios de otros países)

En 2020, las autoridades chinas retomaron el control de la antigua colonia británica, un año después de una movilización popular sin precedentes en este territorio semiautónomo desde su devolución en 1997.

Y estas detenciones, muchas de ellas relacionadas con las primarias celebradas por la oposición el año pasado, son un ejemplo de ello.

La policía confirmó que 53 personas, incluyendo un ciudadano estadounidense, fueron detenidas por "subversión" en un operativo que tuvo lugar en la mañana de este miércoles y en el que participaron unos 1.000 agentes.

El jefe de seguridad de Hong Kong, John Lee, calificó de "necesarias" las detenciones, que apuntaron contra un grupo de gente que intentaba "hundir a Hong Kong en el abismo".

En Pekín, una vocera del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying, dijo a la prensa que la medida solo afectaba "la libertad de algunas fuerzas externas e individuos en Hong Kong que conspiran para intentar socavar la estabilidad y seguridad de China".

(Lea aquí: Los casos más indignantes de abuso policial en el mundo en el 2020)

Los arrestos masivos de manifestantes prodemocracia son un ataque contra quienes valientemente promueven los derechos universales

Pero desde Washington, Anthony Blinken, nombrado por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, para dirigir el Departamento de Estado, calificó los arrestos de "ataque" contra los "derechos universales".

"Los arrestos masivos de manifestantes prodemocracia son un ataque contra quienes valientemente promueven los derechos universales", escribió Blinken en Twitter.

Exdiputados y jóvenes activistas

La operación fue dirigida contra exdiputados prodemocracia como James To, Andrew Wan y Lam Cheuk Ting, así como contra activistas más jóvenes.

Entre estos últimos, dos confirmaron sus detenciones a través de Facebook: Gwyneth Ho, una experiodista de 30 años que se pasó a la militancia, y Tiffany Yuen, una concejala de distrito de 27 años.

Personas del entorno de Joshua Wong, una de las figuras más conocidas del movimiento prodemocracia, actualmente encarcelado, informaron en su cuenta de Facebook de que su casa había sido registrada durante la misma operación policial.

(Lea también: 'Pekín quiere convertir a Taiwán en el próximo Hong Kong')

Continúen trabajando por la democracia y los derechos humanos en Hong Kong

Entre los arrestados figura el estadounidense John Clancey, abogado de Ho Tse Wai and Partners, un bufete especializado en temas de derechos humanos. Se trata del primer estadounidense detenido en virtud de la ley de seguridad nacional.

"Continúen trabajando por la democracia y los derechos humanos en Hong Kong", dijo Clancey a la prensa mientras era llevado por la policía.

"Una provocación grave"

Según personalidades prodemocracia, los arrestos están relacionados con las primarias celebradas en julio por la oposición antes de las legislativas, que estaban previstas en septiembre.

Con el pretexto de la epidemia, el gobierno aplazó un año estas elecciones, en las que la oposición pretendía capitalizar la popularidad de la movilización de 2019.

El objetivo de las primarias, en las que participaron más de 600.000 hongkoneses, era evitar la dispersión de los votos de la oposición y designar a los 35 candidatos a los escaños del Consejo Legislativo (Legco, el parlamento local) que se atribuyen por sufragio universal.

(Además: La reunión entre EE. UU. y Taiwán que causa malestar en China)

Antony Blinken

Anthony Blinken, elegido por Joe Biden para dirigir el Departamento de Estado, calificó los arrestos de "ataque" contra los "derechos universales".

Foto:

Shawn Thew. Efe

El resto se adjudica siguiendo un sistema complejo que garantiza casi con total seguridad la mayoría al bloque pro-Pekín. El objetivo de la oposición era ganar estos 35 escaños para conseguir por primera vez la mayoría en la legislatura.

China calificó las primarias de "grave provocación" y afirmó que hacer campaña para tomar el control del parlamento podría considerarse "subversión" en nombre de la ley de seguridad nacional que entró en vigor el 30 de junio.

Transmisión en directo

Ng Kin-wai, concejal de distrito, transmitió en directo por Facebook la llegada de la policía a su domicilio. "Le detengo por subversión (...) Usted participó en unas elecciones primarias (...) en 2020 para elegir a 35 o más personas para el Consejo legislativo", le dijo un policía.

El agente añade que estas primarias "tenían como objetivo injerirse, perturbar o socavar gravemente" la acción del ejecutivo y, como consecuencia, entran dentro de la subversión.

Le detengo por subversión (...) Usted participó en unas elecciones primarias (...) en 2020 para elegir a 35 o más personas para el Consejo legislativo

Robert Chung, miembro de un instituto de sondeos que había participado en la organización de las primarias, también fue detenido este miércoles, según su colega Chung Kim-wah.

(Le recomendamos: China sanciona a funcionarios de EE. UU. por 'interferir' en Hong Kong)

La Ley de Seguridad Nacional fue impuesta por Pekín, sin discusión en el LegCo, para responder a la crisis política de 2019, cuando Hong Kong fue escenario durante meses de manifestaciones casi diarias, y a veces violentas, contra la injerencia de China.

Los críticos de esta ley afirman que es el último clavo en el ataúd de la semiautonomía de Hong Kong, pese a estar teóricamente garantizada hasta 2047 bajo el principio "Un país, dos sistemas" sobre el que se basó la retrocesión.

El texto, redactado de forma muy vaga, lo que según sus detractores refuerza su carácter amenazador, abarca cuatro tipos de delitos, que prevén penas de cadena perpetua: la secesión, la subversión, el terrorismo y la colusión con fuerzas extranjeras.

Inicialmente, las autoridades aseguraron que la ley solo afectaría a una "minoría extrema". Pero rápidamente se invocó para sofocar la disidencia y criminalizar la expresión de algunas opiniones políticas.

AFP

Le puede interesar

EE. UU. abre nuevos frentes en su estrategia de presión a China

Hong Kong anuncia que pospone sus legislativas debido al covid-19

'Respuesta china es legítima ante acto injustificado de EE. UU.’

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.