Naruhito, el nuevo emperador de Japón que da inicio a la era Reiwa

Naruhito, el nuevo emperador de Japón que da inicio a la era Reiwa

Tras la abdicación de Akihito, inicia una nueva época que reemplaza a la era Heisei (1989-2019).

Naruhito y su esposa nuevos emperadores de Japón

El nuevo emperador, Naruhito (izq.), y su esposa, la emperatriz Masako, saludan durante su llegada al Palacio Imperial.

Foto:

EFE

Por: AFP
30 de abril 2019 , 09:43 p.m.

Naruhito, primogénito del soberano Akihito, se convirtió este martes en el 126.° emperador de Japón, suceso que marcó el comienzo de la nueva era, bautizada Reiwa (‘Bella armonía’), después de tres décadas de era Heisei (‘Logrando la paz’).

El soberano Akihito concluyó este martes las ceremonias de abdicación tras 30 años de reinado, cediendo en vida el trono del Crisantemo este miércoles a las 12 a. m. (hora local), en la primera abdicación en Japón en más de dos siglos.

Este martes por la tarde, Akihito, de 85 años, cerró su reinado en una corta ceremonia de apenas diez minutos en el Salón del Pino (Matsu-no-Ma), considerado el más elegante salón del palacio imperial.

“Expreso desde el fondo de mi corazón mi gratitud al pueblo de Japón, que me aceptó como símbolo del Estado y me apoyó”, dijo Akihito en alusión a su papel, inscrito en la Constitución, en vigor desde 1947 y en la que el emperador dejó de tener un estatuto de semidiós.

Akihito y su esposa, Michiko, pasan ahora a ser emperador y emperatriz eméritos y ceden el palacio imperial a Naruhito y su esposa, Masako.

El nuevo emperador tendrá el desafío de mantener el balance entre las tradiciones de una institución milenaria y su voluntad de acercar la familia imperial a la realidad del mundo actual, al tiempo que protege a su esposa, en su rígido papel.

El heredero, de 59 años, había manifestado en febrero pasado su voluntad de tener una relación estrecha con “el pueblo y compartir sus alegrías y sus penas”, tal como hicieron los salientes emperador y emperatriz, que se dedicaron a visitar zonas afectadas por desastres naturales y reunirse con personas marginadas.

Naruhito no oculta sus críticas al exigente modo de vida que debe cumplir la familia imperial japonesa, sobre todo en lo relativo al sufrimiento de la emperatriz Masako, a quien le cuesta adaptarse a ese entorno.

Nacido el 23 de febrero de 1960, Naruhito fue el primer príncipe que creció y se educó con sus padres, en lugar de ser instruido por tutores. En la década de 1980 estudió durante dos años en la Universidad de Oxford (Reino Unido), luego de obtener un diploma en Historia en Japón.

Personas celebrando la llegada de la era reiwa en Japón

Miles de personas celebran el inicio de la nueva era Reiwa y la ascensión de Naruhito al trono en Japón.

Foto:

Kim Kyung-Hoon / REUTERS

De esta manera no tuvo que vivir bajo las estrictas normas que supone la vida imperial, y logró mezclarse con otros estudiantes y con la familia real británica. Posteriormente, en 1993 se casó con Masako, nacida en 1963, proveniente de una familia de diplomáticos y formada en las universidades de Harvard y Oxford.

Pese a todo, Masako –que habla cinco idiomas– ha enfrentado ciertas dificultades para ceñirse a las ajustadas reglas de la casa imperial. Entre otros aspectos, sufrió una enorme presión cuando quedó embarazada, pues se esperaba que tuviera un hijo varón, debido a que la sucesión imperial en Japón es patrilineal.

Su estrés aumentó en 2001 cuando dio a luz a una niña, la princesa Aiko, única descendencia de la pareja. En 2004, Naruhito, quien había prometido “protegerla a cualquier precio”, acusó al protocolo de asfixiar la personalidad de su esposa, acción que causó conmoción en la corte.

Akihito emperador saliente y su esposa

El saliente emperador Akihito (Izq.) entregó este martes su declaración a los nobles después de dar su discurso de abdicación. 

Foto:

AFP

“En los últimos 10 años, la princesa Masako se esforzó por adaptarse a la vida de la familia imperial. Yo fui testigo de que este designio la dejó totalmente agotada”, declaró el entonces príncipe.

Sin embargo, después de un llamado de atención de sus allegados, Naruhito se retractó y presentó disculpas por sus declaraciones, aunque no dejó de expresar compasión por su esposa y solicitó “nuevas obligaciones imperiales” adaptadas a la evolución de la sociedad japonesa.

El mismo año, el Palacio reveló que Masako estaba sometida a un tratamiento para una enfermedad calificada como “problema de adaptación”.

AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.