Lo que la Unión Europea pierde con la salida del Reino Unido

Lo que la Unión Europea pierde con la salida del Reino Unido

De darse la ruptura, los 27 países perderán 66 millones de ciudadanos y el 15 por ciento de su PIB.

Protestas a favor del Brexit

Los partidarios del 'brexit' tienen pancartas afuera de las Casas del Parlamento en Westminster, Londres, este miércoles.

Foto:

Hannah McKay / Reuters

Por: IDAFE MARTÍN PÉREZ
23 de diciembre 2018 , 07:23 p.m.

El 'brexit', la salida británica de la Unión Europea prevista para el próximo 29 de marzo, dañará económica y políticamente al Reino Unido, sobre todo si se hace sin acuerdos, pero también dejará profundas cicatrices en el bloque tras 45 años de membresía británica.

Londres es miembro de la UE desde 1973. Sus ciudadanos ratificaron en 1975 y en 1985 su participación en el bloque. Pero el 23 de junio de 2016 decidieron su salida en un referendo muy ajustado.

El Reino Unido nunca fue el país más integrado en la UE y no participa en dos de los grandes logros de la construcción europea: no comparte el euro y no es miembro de Schengen, el espacio de libre circulación europeo.

Algunos analistas consideran que la UE será más pequeña y débil, pero más coherente y, por lo tanto, de alguna forma más sólida. Pero la ruptura le hará perder a su segunda economía, su mayor potencia militar –con Francia, el único miembro europeo con silla permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas–, potencia militar nuclear y unos 66 millones de ciudadanos de los casi 510 millones que suman los 28 países de la UE. El Reino Unido tuvo un PIB en 2017 de 2,3 billones de euros, aproximadamente, el 15 por ciento del total del PIB de la UE.

Londres es la primera plaza financiera europea y, junto a Wall Street, de las mayores del mundo. El Reino Unido es una potencia cultural y política de primer nivel, su diplomacia es una de las más reputadas del mundo –aunque el proceso de negociación del brexit le ha hecho mostrar costuras rotas– y mantiene un potente sector industrial y en tecnologías de punta como la farmacéutica o la aeronáutica. Sus servicios financieros son los más importantes de Europa.

Los dos años y medio pasados desde el referendo del brexit enfriaron los ánimos y mostraron que algunos dirigentes exageraban, posiblemente intentando influenciar el voto. El entonces ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, decía una semana antes del referendo que el brexit abriría la puerta “a la desintegración” de la UE. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, iba más lejos: “Sería el fin de la civilización occidental”.

La prensa europea publicaba por aquellos días notas sobre la posible “desbandada” que podría provocar el 'brexit', la salida de otros países. Esos miedos no se han cumplido aunque el precedente británico quedará siempre marcado a fuego.

El proceso negociador entre Bruselas y Londres muestra por el contrario que los otros 27 se mantienen unidos frente a Londres y, sondeo tras sondeo, que los ciudadanos de todos los demás países europeos son mayoritariamente contrarios a que sus países abandonen el bloque.

La falta de antecedentes históricos hace muy difícil medir el impacto económico para Europa, aunque un informe de la German Bertelsmann Foundation dijo hace dos años que el PIB conjunto de los otros 27 países de la UE perdería menos del 0,1 por ciento por año. La economía británica podría perder entre un 3 y un 4 por ciento de su PIB. Esa caída se iría a cerca de un 8 por ciento, según calcula el FMI, si la salida se hace finalmente sin acuerdos.

Theresa May

Theresa May, primera ministra británica.

Foto:

Piroschka Van De Wouw / Reuters

El escenario de la ruptura sin acuerdos sería un golpe aún mayor y no solo en materia económica. Según explica la analista Judy Dempsey del Carnegie Institute, “la Comisión Europea no se hace ilusiones sobre la reacción que podrían tener los mercados financieros si el 'brexit' es sin acuerdos, por lo que adoptado una batería de medidas de contingencia para manejarse en el hipotético escenario de una impredecible crisis financiera que puede sacudir los cimientos del bloque”.

El brexit, con la victoria de Donald Trump, fue uno de los grandes impulsos para los partidos nacional-populistas europeos, que ahora miran las próximas elecciones europeas de mayo como un lobo a un rebaño de cabras. El precedente de la salida británica de la UE da alas a esos partidos para seguir con sus ansias de sacar a sus países del bloque.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
PARA EL TIEMPO
BRUSELAS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.