Líbano está paralizado, tras una semana de manifestaciones

Líbano está paralizado, tras una semana de manifestaciones

El presidente libanés, Michel Aoun, pidió a los manifestantes un diálogo para cambiar el 'régimen'.

Una semana de manifestaciones en el Líbano

Los manifestantes anunciaron que continuarán las manifestaciones y el cierre de carreteras hasta la renuncia del gobierno y el parlamento o hasta que se celebren nuevas elecciones parlamentarias.

Foto:

Nabil Mounzer. Efe

Por: AFP y Efe
24 de octubre 2019 , 10:58 a.m.

Este jueves, Líbano entra a su segunda semana de manifestaciones contra los dirigentes políticos, una agitación sin precedentes que no da señales de calmarse y que es un sonoro 'basta' contra la corrupción, la pobreza y la precariedad de los servicios públicos. El jueves por la mañana, después de una noche de protestas, multitudinarias y esencialmente festivas, en varias ciudades del país, las barricadas seguían en pie en varias entradas a Beirut.

En un discurso televisado, el presidente libanés, Michel Aoun, pidió hoy a los manifestantes que dialoguen para que el cambio que reclaman se lleve a cabo a través de las instituciones y no en la calle y añadió que "sin diálogo nada puede ser resuelto".

(Lea también: Líbano quiere cobrar llamadas por WhatsApp)

Los manifestantes cumplen hoy una semana de protestas contra el régimen confesional, en que los principales cargos del Estado están repartidos entre las 18 comunidades religiosas reconocidas, lo que sitúa al país en un imposible juego político con un Gobierno en el que hay ocho partidos de distinto signo político. En sus protestas exigen el final del Gobierno y de la corrupción y que se vayan todos los políticos que han llevado al Líbano a ser uno de los países más endeudados del mundo, con unos 86.000 millones de dólares, alrededor del 150% del PIB, de deuda.

En algunas avenidas, los manifestantes habían instalado tiendas de campaña dando a entender a las fuerzas de seguridad desplegadas justo al lado que no se van a retirar. "Estamos aquí para paralizar el país. Algunos creen que esto es un juego pero se equivocan. Pedimos derechos esenciales: agua, comida, electricidad, salud y educación", explicaba un hombre sentado en la calzada, con una kufiya o pañuelo tradicional rojo y blanco, sobre los hombros.

Protestas en el Líbano

Una manifestante con el rostro pintado de los colores de la bandera libanesa, durante las protestas en Beirut frente al Palacio de Gobierno.

Foto:

EFE/EPA/Nabil Mounzer

"No sé dónde vamos"

Ante la sede del Banco Central de Líbano, donde decenas de jóvenes se relevan para mantener una movilización permanente bajo la consigna "íRevolución!", Mohammad, un arquitecto de 27 años, explica, sonriente: "Normalmente, en Líbano, protestamos los domingos y volvemos al trabajo el lunes. Pero esta vez es diferente". En su rostro comienza sin embargo a leerse la preocupación por este pulso entre el poder y las calles. "Si no pasa algo en los próximos tres días no sé, de verdad, dónde vamos a llegar".

Bancos, escuelas y universidades llevan días cerradas hasta nueva orden y algunos médicos comienzan a quejarse en las redes sociales de que no pueden acudir a su trabajo. También comienza a faltar dinero en efectivo en los cajeros automáticos. Las manifestaciones han sorprendido a las autoridades. Todo estalló el 17 de octubre, tras el anuncio de una nueva tasa sobre las llamadas en la mensajería Whatsapp.

El gobierno dio marcha atrás rápidamente y anunció el lunes un amplio plan de reformas económicas. Pero no logró convencer a la población que, casi 30 años después del fin de la guerra civil (1975-1990), sufre importantes penurias económicas en un país considerado uno de los más corruptos del mundo. El ejército hizo su aparición en las calles el miércoles y las imágenes de manifestantes y soldados, frente a frente, a menudo fraternizando, eran primera página de los diarios del jueves.

Protestas en el Líbano

Manifestantes en protestas frente al Palacio de Gobierno de Beirut (Líbano).

Foto:

EFE/EPA/Nabil Mounzer

La mirada puesta en el ejército

Pese al buen ambiente, casi festivo, de las manifestaciones, hubo incidentes en algunas ciudades libanesas. En Nabatiyé, al sur, donde la mayoría de la población es chiita, quince manifestantes resultaron heridos en choques con la policía. Otros enfrentamientos se produjeron en Bint Jbeil, localidad cercana. En el Monte-Líbano, región mayoritariamente cristiana al este de la capital, hubo manifestantes que dijeron haber sido agredidos por militantes del partido del presidente Michel Aoun. El ejército tuvo que intervenir para protegerlos, según ellos.

El papel del ejército, la única institución respetada por unanimidad en Líbano, va a ser crucial. "Todo el mundo tiene la mirada puesta en el ejército", resumía el jueves el diario libanés en inglés The Daily Star. Según esta publicación, los comandantes del ejército se habrían negado desde el primer momento a una intervención por la fuerza exigida por el Gobierno.

Los comandantes del ejército se habrían negado desde el primer momento a una intervención por la fuerza exigida por el Gobierno

Se espera que el presidente Aoun, un exgeneral de 84 años, se dirija al país, por primera vez desde que estalló la crisis, este jueves. El miércoles, los responsables de las iglesias cristianas y líderes sunitas y drusos pidieron a los dirigentes que "calibren bien la importancia de lo que está sucediendo y su gravedad", en un texto conjunto que fue interpretado como un apoyo claro a los manifestantes.

Quienes protestan en las calles también recibieron un apoyo de Washington, que pidió a los dirigentes libaneses que respondan a las demandas "legítimas" de los ciudadanos, que desean "reformas económicas y el fin de una corrupción endémica".

AFP y Efe

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.