'Respuesta china es legítima ante acto injustificado de EE. UU.’

'Respuesta china es legítima ante acto injustificado de EE. UU.’

Lan Hu, embajador chino en Colombia, habla sobre la crisis de su país con EE. UU. y sobre Hong Kong.

Lan Hu, embajador de China en Colombia

El embajador de China en Colombia habla de la crisis de su país con EE. UU. y de Hong Kong.

Foto:

Embajada de China en Colombia

Por: Redacción Internacional
26 de julio 2020 , 10:35 p.m.

Para el embajador de China en Colombia, Lan Hu, la decisión de Estados Unidos de cerrar el consulado de ese país asiático en Houston (Texas) esta semana es una “provocación política” perpetrada de manera unilateral.

A continuación, Lan se refiere a la crisis entre los dos países y a la situación de Hong Kong.

 Le podría interesar: (La relación entre China y Estados Unidos navega aguas cada vez más turbias) 

¿Qué llevó a que Estados Unidos ordenara el cierre del consulado chino en Houston?

El 21 de julio, Estados Unidos exigió abruptamente que el Consulado General de China en Houston cesara todas las operaciones y eventos. Esta es una provocación política perpetrada unilateralmente por EE. UU. contra China, una violación grave del derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales, y de las disposiciones pertinentes del tratado consular chino-estadounidense para destruir deliberadamente las relaciones entre ambos, que no es aceptable.

Las acusaciones de EE. UU. de que el consulado general de China en Houston realizó actividades incompatibles con su carácter no son más que calumnias viciosas.

A medida que EE. UU. flagrantemente practica la estigmatización e instiga el odio contra China, nuestra embajada en ese país incluso ha recibido recientemente amenazas de bomba y muerte contra las misiones y el personal diplomático chino en EE. UU. Si comparamos los dos, es evidente cuál está involucrado en interferencia, infiltración y confrontación.

El gobierno chino respondió con el cierre del consulado estadounidense en Chengdou.

China ha instado varias veces a EE. UU. a que retiren de inmediato su decisión errónea. De lo contrario, China tomaría las reacciones legítimas y necesarias.

El 24 de julio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó a la embajada de EE. UU. sobre la decisión de retirar su consentimiento para el establecimiento y operación del Consulado General del país norteamericano en la ciudad de Chengdu.

Una parte del personal del Consulado General de los EE. UU. en Chengdu se involucró en actividades incompatibles con su carácter, interfiriendo en los asuntos internos de China y perjudicando los intereses de seguridad de China, sobre lo cual la parte china ha formulado reclamos varias veces, y la parte estadounidense debe ser muy consciente. La medida adoptada por China es una respuesta legítima y necesaria ante el acto injustificado de EE. UU.

La dificultad actual de las relaciones entre estos dos países no es la que China desearía ver y EE. UU. es autor y responsable por todo ello. A fin de interrumpir el desarrollo de China, se acude a medidas de vilezas e incluso sin escrúpulos. Esperamos que EE. UU. se retracte de su decisión y cree las condiciones para volver a encaminar la relación bilateral.

Una parte del personal del Consulado General de los EE. UU. en Chengdu se involucró en actividades incompatibles con su carácter, interfiriendo en los asuntos internos de China.

¿Por qué el Gobierno chino quiere limitar la autonomía de Hong Kong?

El Gobierno chino nunca ha querido restringir la autonomía de Hong Kong ni lo hará en el futuro.

La decisión de la APN (Asamblea Popular Nacional de China) sobre el establecimiento y mejora del sistema legal y sus mecanismos de aplicación para la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) está dirigida a una categoría estrecha de actos que ponen en peligro la seguridad nacional.

La decisión no afectará a la gran mayoría de los ciudadanos que observan las leyes, es decir, no se perjudicará el disfrute y ejercicio de los habitantes hongkoneses y tampoco sus derechos y libertad, todo en conformidad con la Constitución y la Ley Fundamental de la RAEHK.

La legislación sobre la seguridad nacional pertenece al poder legislativo del Gobierno central. La decisión de la APN constituye el cumplimiento de su competencia y responsabilidad de salvaguardar la seguridad nacional en conformidad con la constitución y la Ley Fundamental de RAEHK.

Esta decisión institucional defenderá efectivamente la seguridad nacional en la RAEHK, además que consolidará y extenderá la base legal, política y social de “un país, dos sistemas”, sin afectar el alto nivel de la autonomía de Hong Kong.

Le podría interesar: (¿Puede llegar a ser grave la 'guerra fría' entre EE. UU. y China?)  

Los disturbios en Hong Kong del 2019 se dieron por la ley de extradición, que en Hong Kong fue considerada una forma de restar autonomía. ¿Cuál era el sentido que China le quería dar a esa ley?

En 2018, un hombre hongkonés mató cruelmente a su novia embarazada en Taiwán y se escapó volviendo a Hong Kong. Como entre las dos regiones no hay un acuerdo de extradición, no fue posible enjuiciar en Hong Kong al hombre por asesinato ni extraditarlo a Taiwán para su juicio.

Al final, el tribunal de Hong Kong no tuvo otra opción sino sentenciarlo a 29 meses de encarcelamiento solo por el delito del lavado de dinero porque utilizó ilegalmente la tarjeta de crédito de la víctima después de matarla y, posteriormente, obtuvo una conmutación.

Para resolver este caso particular y eliminar las lagunas jurídicas de una vez, el Gobierno de RAEHK propuso enmendar los Reglamentos de Delincuentes Fugitivos y de Asistencia Judicial Recíproca en materia penal, con el objetivo de mejorar la cooperación judicial con otros países y regiones, resaltar la justicia social y perfeccionar el estado de derecho en Hong Kong.

El Gobierno de RAEHK lo hizo por necesidades reales y legales; el Gobierno central de China lo apoya, y eso no tiene impacto sobre la autonomía de RAEHK.

No obstante, las fuerzas separatistas y saboteadoras de Hong Kong, apoyadas por las fuerzas extranjeras contra China, causaron problemas y generaron incidentes violentos con intención.

Todo esto damnificó el Estado de derecho y orden social de la región, amenazó la seguridad de vida y de bienes de los hongkoneses, dañó la prosperidad y estabilidad de Hong Kong y tocó la línea roja de “un país, dos sistemas”.

No obstante, las fuerzas separatistas y saboteadoras de Hong Kong, apoyadas por las fuerzas extranjeras contra China, causaron problemas y generaron incidentes violentos con intención.

La Ley de seguridad Nacional para Hong Kong es considerada el fin del sistema de “un país, dos sistemas”. ¿Es intención de China acabar con ese pacto?

Salvaguardar la seguridad nacional es el núcleo de la política de “un país, dos sistemas”, que es un concepto integral.

“Un país” es el requisito para llevar a cabo “dos sistemas”, y esto pertenece, deriva y se unifica a “un país”.

Lo anterior quiere decir que sin la seguridad nacional no habrá estabilidad del país ni la prosperidad y estabilidad duradera de Hong Kong, y perderá la base de “un país, dos sistemas”.

Adicionalmente, la legislación no viola la política de “un país, dos sistemas”, sino que lo defiende firmemente, asegurando su marcha en la dirección correcta. La parte china quiere reiterar que tanto el sistema capitalista de Hong Kong y sus derechos de alta autonomía, según la Ley Fundamental, como la forma de vida de sus ciudadanos quedarán intactos.

Hong Kong

Imágenes de las manifestaciones en Hong Kong luego de la aprobación de la ley de seguridad.

Foto:

EFE

¿La ley de extradición o la de Seguridad Nacional suponen que Hong Kong es visto por Pekín como una amenaza al gobierno comunista chino?

Hong Kong es una joya donde se mezcla la cultura oriental con la occidental, forma parte de la República Popular China y es la llamada Perla Oriental que tanto aprecia el pueblo chino.

No obstante, en colusión con las fuerzas externas, un puñado de personas como la oposición de Hong Kong se dedica a largo plazo a las actividades del separatismo, la subversión, la infiltración y el disturbio, golpeando la economía y el bienestar del pueblo, e incluso promoviendo de manera pública “la independencia de Hong Kong” y “fundar el Estado recurriendo a la fuerza” con una escalada de actividades terroristas.

Esto constituye un severo riesgo para la soberanía, la unificación y la integridad
territorial de China, y un grave impacto para la seguridad del poder político y la seguridad pública de RAEHK, convirtiéndose en un daño real para la seguridad nacional.

Hasta la fecha, 2,93 millones de hongkoneses firmaron su apoyo a la legislación; la Asociación de Despachos de Abogados Pequeños y Medianos de Hong Kong la respalda, mientras los bancos extranjeros como Standard Chartered y HSBC también están a favor de la práctica, quedándose a la espera de castigar a los saboteadores y volver a disfrutar de la estabilidad y prosperidad de Hong Kong.

Un puñado de personas como la oposición de Hong Kong se dedica a largo plazo a las actividades del separatismo, la subversión, la infiltración y el disturbio,

En un artículo reciente, el exgobernador de Hong Kong Chris Patten habla de que el pacto original a través del cual se devolvió el territorio a China estipulaba que Hong Kong podría determinar su propio gobierno, a través del Consejo Legislativo, pero en los últimos años China ha incumplido y ha intervenido en esa desarrollo y también en el control de los asuntos de la sociedad. ¿Qué comentario le merece esa afirmación?

La supuesta “violación de la Declaración Conjunta Sino-Británica” es una proposición completamente falsa.

Los gobiernos chino y británico firmaron dicha declaración en diciembre de 1984, cuyo propósito era resolver el tema del retorno de Hong Kong a China.

En el momento que Hong Kong volvió a ser parte de China, el 1°. de julio de 1997, se han cumplido todos los derechos y obligaciones relacionados con el Reino Unido estipulados en la Declaración.

Ninguna de las 1.137 palabras, 8 cláusulas y 3 anexos otorga al Reino Unido cualquier responsabilidad o derecho en Hong Kong después de su retorno a China. Reino Unido no tiene soberanía ni derecho de gobernación o supervisión sobre Hong Kong después de su regreso.

Le puede interesar: (La historia de la soberanía china sobre Hong Kong)

Se da como un hecho que en las elecciones del Consejo Legislativo en septiembre en Hong Kong ganarán partidos prodemocracia opuestos a una mayor interferencia de Pekín en los asuntos de la ciudad. Ante ese escenario, ¿cuál será la actitud del Gobierno chino?

El Consejo Legislativo es el órgano legislativo de la RAEHK y ejerce sus poderes y realiza sus deberes de conformidad con la Ley Fundamental. Respetamos los poderes de los miembros del Consejo según la Ley Fundamental y las reglas de procedimiento, al mismo tiempo esperamos que desempeñen sus funciones correctamente y hagan buen uso de su poder.

Cada miembro del Consejo jura, cuando asume el cargo, que servirá a la Región Administrativa Especial de Hong Kong de manera concienzuda, obediente, de conformidad con la ley, con honestidad e integridad. Espero que ellos permanezcan fieles a sus palabras.

Respetamos los poderes de los miembros del Consejo según la Ley Fundamental, al mismo tiempo esperamos que desempeñen sus funciones correctamente y hagan buen uso de su poder.

El Estado de derecho y las Libertades de las que goza Hong Kong podrían estar en riesgo si, como se espera, se dan nuevas protestas o hay una abrumadora victoria en las elecciones de los partidos prodemocráticos?

Desde la reunificación, la práctica de “un país, dos sistemas” ha logrado éxitos sin precedentes en Hong Kong. También se ha encontrado con nuevas situaciones y problemas, enfrentándose a nuevos riesgos y desafíos.

En 2019, ocurrieron en Hong Kong turbulencias sobre el proyecto de enmienda, donde las fuerzas saboteadoras actuaron audazmente y las fuerzas externas contra China se entrometieron, desafiando la línea roja de la política de “un país, dos sistemas”.

Las fuerzas reaccionarias y amotinadoras y las externas contra China deben comprender que las conspiraciones que se han llevado a cabo nunca han tenido éxito, sus acciones ahora tampoco lo tendrán y lo mismo pasará en el futuro.

Trump y China

El mandatario estadounidense, Donald Trump, fue recibido con máximos honores por el presidente chino, Xi Jinping. Eran otros tiempos.

Foto:

Fred Dufour / AFP

La situación de Hong Kong se convirtió en una nueva fuente de fricción entre EE. UU. y China. ¿Estamos ante una nueva batalla de la guerra comercial que aparentemente ya estaba en trance de arreglo?

Hong Kong es parte de China, y sus asuntos son internos de China. Esperamos que los países pertinentes respeten la soberanía de nuestro país, cumplan con el derecho internacional y las reglas básicas de las relaciones internacionales, y dejen de interferir en cualquier forma en los asuntos de Hong Kong y nuestra política interna.

China nunca busca crear problemas y no tiene ganas de entablar guerras comerciales.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.