Secciones
Síguenos en:
El documental que explora la mente del líder norcoreano Kim Jong-un
Kin- Jon un

Kim Jong-un, líder de Corea del Sur.

Foto:

AFP

El documental que explora la mente del líder norcoreano Kim Jong-un

Los creadores de 'Corea del Norte: la mente de un dictador' hablaron con EL TIEMPO.

Cuando se habla de la dinastía Kim, en Corea del Norte, todo pareciera ser parte de un misterio.

Durante más de 70 años, el país asiático ha estado en manos de una familia que proclama su derecho divino a gobernar y que, ahora, en manos del tercer heredero del trono, Kim Jong-un, se debate entre preservar el legado de la dinastía y llevar al país hacia una necesitada modernidad.

(Le puede interesar: Algunas farmacias de EE. UU. ofrecerán vacunas contra el covid)

Kim, quien recientemente cumplió 37 años, es el líder supremo de Corea del Norte desde 2011, después de que su padre falleció.

Y ahora el documental Corea del Norte: la mente de un dictador, que se estrena por primera vez en Latinoamérica, revela detalles de la vida y reinado del líder norcoreano, exponiendo su dualidad: desde su lado despiadado hasta el costado más blando y nostálgico de su juventud.

El surgimiento de su hermana, Kim Yo-jong, como su mano derecha y vocera, la enigmática muerte de su hermano Kim Jong-nam, su desconocida infancia y los históricos encuentros que sostuvo con el expresidente Donald Trump se revelan a través de testimonios exclusivos.

EL TIEMPO habló con el productor del filme, de National Geographic, David Glover, y el cerebro detrás del documental, Kate Quine, quienes contaron cómo fue el reto de examinar en detalle la sicología del líder norcoreano con el fin de comprender al hombre y al mito que tiene en sus manos el incierto futuro de Corea del Norte.

¿Qué desafío les suscitó hacer este documental?

Kate (K): Lo primero es que hay una gran especulación que rodea a Kim Jong-un y a Corea del Norte, ya que de ambos se desconoce bastante. Otro gran desafío fue el de juntar la piezas del rompecabezas para descifrar un poco el misterio de quién es Kim Jong-un.

Fue bastante impactante, por medio de la investigación, descubrir temas y sucesos que, aunque en los medios se anuncian, son mucho más profundos y sombríos de lo imaginable. Por ejemplo, hablamos con el espía estadounidense que se infiltró y que cuenta historias realmente impactantes de lo que ha hecho el régimen: programas nucleares, desarrollo de armas, secretos ocultos.

David (D): Es fascinante escuchar a personas que lo conocieron. Cuando hablas con sus amigos de la infancia, o con uno de los escoltas de su padre, tienes esa sensación de que estás con Kim en la sala, de que obtienes una perspectiva realmente genuina de quién es en realidad.

Su posición sicológica es muy importante en el mundo, como líder, como mandatario. Pero hablar con gente de su entorno nos permitió excavar cada vez más profundo en el enigma, por ejemplo, entender la relación que tuvo con sus tíos, que hicieron el rol de padres cuando Jong-un estudiaba en Suiza, y cómo su estadía en Occidente pudo llegar a influenciarlo.

Lo que hicimos fue unir las piezas del rompecabezas sicológico de Kim Jong-un para entender cómo esto ha influido en la posición actual de Corea del Norte y que se podría traducir en que, potencialmente, el país tenga una ligera apertura al mundo.
Es ver cómo puedes hallar la realidad de lo que ocurre en la mente de una persona. Dentro de la mente de Kim Jong-un encontramos las raíces de la geopolítica actual.

¿Qué de particular encontraron en la infancia y adolescencia de Kim Jong-un en Occidente?

D: Kim desarrolló un gran amor por el baloncesto. Y es algo muy interesante. Incluso, invitó a Dennis Rodman, de los Chicago Bulls, a visitarlo a Corea del Norte múltiples veces, y se convirtió en su amigo, en realidad. En una ocasión, le comentó a Rodman de su deseo de poder ir algún día a ver un partido en el Madison Square Garden. Es curioso ver ese anhelo de Kim, ese amor por un deporte muy estadounidense.

De otro lado, también está su formación escolar en Suiza, hablamos con algunos de sus compañeros que fueron a visitarlo, posteriormente, a Corea del Norte, donde jugaban con un pequeño kit de baloncesto que había en la habitación del dictador.

Pero también hay que tener en cuenta el hecho de que Kim tuviera que crecer en el reino de su padre, y cómo esto no era tan genial como suena, al tener el estatus similar al de un dios.

Supimos de la existencia de túneles subterráneos por todo el reino, donde había laboratorios que eran usados para viajar de forma segura. Kim también tuvo que crecer con la sensación de peligro latente. Por ejemplo, tenían que revisar cada grano de arroz que se comía. A esto se sumó la sensación de ser visto como un líder supremo, aun siendo niño.

Entonces es muy interesante analizar cómo es crecer dentro de este Estado único y particular, de esta monarquía comunista, pero también cómo su infancia se vería influenciada al poder ver otras partes del mundo, al punto de enamorarse del baloncesto.

Kim Jong Un

El líder de Corea del Norte Kim Jong-un en su visita al monte Paektu, el 4 de diciembre de 2019.

Foto:

AFP

¿Qué decir del Kim Jong-un ya en el poder?

K: Su liderazgo se forma en tres fases. La primera vez fue poco después de la cumbre en Singapur, cuando permitió ser visto en público, dio entrevistas y hasta hacía bromas… Podías ver sus características como persona, más allá del líder.

Singapur es clave porque no solo fue la primera vez que se permitió mostrarse desde un lado más humano, sino que avaló que su país conociera un poco más del mundo, ya que hubo una película de Singapur que el Gobierno de Corea del Norte llevó de regreso para mostrarle a la gente otra realidad. Fue la primera vez que le dijeron a su propia población: “Así es como luce el mundo exterior”.

David: Me gustaría añadir que en la actualidad nos encontramos en un momento del mundo en que las placas tectónicas de la Tierra están cambiando. Durante mucho tiempo, las dos Coreas y Estados Unidos han estado en conflicto, como luchando por el protagonismo, aun cuando Corea del Norte mantiene fuertes restricciones frente al mundo.

La combinación de Kim Jong-un y Donald Trump desencadenó un gran momento en el que hubo muchos cambios importantes y que sucedieron muy rápido. Sumado a esto, si alguna vez fue cierto que la realidad es más fascinante que la ficción, si leyeras esto en un libro que compraste en un aeropuerto, creerías que es una locura, o ridículo o exagerado… pero en este caso tuvimos la sensación de que los hechos reales de esta historia fueron extraordinarios.

Quisimos que la audiencia lo entendiera de forma tridimensional. Por ejemplo, la gente habló mucho de la forma como su medio hermano mayor, Kim Jong-nam, fue asesinado. Pero también es interesante descubrir cómo él estaba potencialmente relacionado con la CIA, y cómo esto se convirtió en una especie de chisme. Así que quisimos intentar contar los mismos hechos, pero a través de una historia más profunda, de una forma mucho más seria y desde un enfoque sicológico.

¿Cuál fue la revelación más impactante?

D: El asesinato de Kim Jong-nam es una historia realmente impactante. Escuchar el testimonio de uno de los asesinos, así como la naturaleza planeada y premeditada de ese asesinato. Pensar en que todo un equipo trabajó de forma tal que lograron convencer a dos personas de que harían parte de un programa de bromas, cuando en realidad hacían parte de un asesinato en un aeropuerto público es algo que te deja con la boca abierta.

Ese asesinato tiene un factor histórico, es casi una costumbre o un común denominador en la historia de las dinastías de Corea del Norte.

Otro evento bastante impactante fue todo el tema de la cumbre con Trump. La sensación que provocó ver a dos personas completamente diferentes, pero con similitudes particularmente interesantes, que tenían la capacidad de insultarse públicamente y luego, de alguna forma, se podían declarar amor sin problema es todo un tema. Creo que son dos gigantescas fuerzas magnéticas que se atraen y repelen una y otra vez.

Donald Trump y Kim Jong Un

El histórico momento cuando Donald Trump cruzó la frontera, convirtiéndose en el primer presidente de EE. UU. en estar en suelo norcoreano.

Foto:

AFP / Brendan Smialowski

¿Qué podríamos decir de esos históricos encuentros?

D: Partiendo del hecho de que ambos son personajes que resaltan por sus características únicas y específicas, esta relación es algo muy interesante.
De las tres reuniones, empezando por Singapur, luego Hanói y, finalmente, el histórico encuentro en la zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas es fascinante.

Ver de nuevo ese material y comprender que lo puedes analizar casi de manera interminable nos hizo reconocer otro lado desconocido de estos dos personajes tan peculiares. Entre ellos aprenden a entenderse, a conocerse, a distinguirse a través de sus personalidades tan peculiares.

¿Cómo fue el proceso para lograr reunir información sobre la familia de Kim?

K: Fue realmente difícil. Ya que tuvimos que cumplir con todas las directrices, procesos, normas y demás reglas que hay en Corea del Norte. Por medio de National Geographic pudimos tener una mayor facilidad de acceso al país, pero tuvimos que ser realmente cuidadosos al momento de contactar a las personas, de no poner en riesgo ni a nuestro equipo ni a quienes estábamos contactando.

El primer desafío fue simplemente encontrar y contactar a la gente. Fue un proceso muy largo, tedioso y hasta peligroso. Personas que había casi que perseguir ya que se mudaban constantemente de país, por ejemplo. Y pues una vez que lográbamos contactarlos, el desafío era convencerlos de contar su historia, la historia de Kim.

D: Todo lo que sale de Corea del Norte es registrado y analizado a fondo. Cada decisión, cada firma es discutida, lo revisan todo con un detalle increíble. Tuvimos que explicarles cuál era nuestro enfoque y que estábamos interesados en registrar el lado humano de Kim, explicarles que no éramos espías o enviados de una agencia de inteligencia. Pero, eso hizo que cada pieza de evidencia de la historia se volviera más valiosa.

¿Durante cuánto tiempo investigaron?

D: Este trabajo específico lo hemos estado llevando a cabo desde hace un año y medio, aproximadamente. Lo interesante de esto que que usamos el material de archivo como base para explicar nuestra investigación, lo cual fue realmente complicado, ya que, como saben, el material disponible de Corea del Norte es bastante limitado.

Nos pusimos en la tarea de reunir el material disponible de múltiples fuentes y juntarlo de forma coherente con la historia que queríamos contar.

El material de Corea del Norte es realmente interesante. El padre de Kim estaba obsesionado con la cinematografía, tenía cientos de libros sobre el tema, e incluso secuestró a un director y a una actriz surcoreana para hacer películas para él. Tenía un gran interés por la cinematografía y un gran conocimiento de cómo podía ser una herramienta poderosa para hacer propaganda. Así que el material cinematográfico que ha logrado salir de Corea del Norte es realmente interesante, fascinante y extraordinario de ver.

¿Cómo describiría los impactos políticos que podría generar este documental?

K: Espero que ayude a la gente a entender Corea del Norte de una forma tridimensional, de una forma más profunda y que puedan ver que el diálogo es el camino para la paz en el futuro.

Creo que puede, además, jugar un papel clave para entender la situación geopolítica del momento. Nosotros queremos crear luz en un ambiente de oscuridad política. Queremos darle información a la audiencia sin forzarla a creer lo que le estamos contando.

Les damos la libertad de investigar, de buscar más allá de lo que nosotros hicimos. No queremos forzar opiniones ni crear un cambio deliberado. Queremos brindar un enfoque más profundo, un enfoque tridimensional de un lugar bastante difícil de entender.

Artillería Corea del Norte

Desfile militar de la artillería en la plaza de Kim Il-Sung durante en Pyongyang que marca el 105o aniversario del nacimiento del último líder de Corea del Norte Kim Il-Sung.

Foto:

AFP

Gran especial sobre Corea del Norte

El documental Corea del Norte: la mente de un dictador, que se estrenará el 20 de febrero, tiene una duración de dos horas y cuenta con material exclusivo y entrevistas nunca antes vistas.

El filme hace parte del especial Corea del Norte al descubierto, que se compone de cinco programas que emitirá National Geographic durante todo este mes.

Cada sábado, a las 9 p. m., podrá conocer más acerca de este país, con producciones que abordan temáticas como la sucesión familiar, la impunidad, los ejércitos cibernéticos y la relación con Estados Unidos.

STEPHANY ECHAVARRÍA NIÑO
Subeditora de Internacional
EL TIEMPO

Le puede interesar

Biden dice que Estados Unidos no va a “someterse” más a Rusia

Quién es el señor de la guerra condenado por 'embarazo forzado'

¿Venezuela cambiará su moneda a dólares?

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.