Kim busca en Putin ayuda y un aliado, en su primera cumbre

Kim busca en Putin ayuda y un aliado, en su primera cumbre

El líder norcoreano y el presidente ruso se encuentran este jueves en Vladivostok, Rusia.

Kim Jong-un

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, llegó en su tren blindado a Vladivostok para su primera cumbre con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Foto:

AFP

Por: Vladivostok (AFP - Efe)
24 de abril 2019 , 09:35 p.m.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, sostendrá este jueves en Vladivostok su primera cumbre con el presidente ruso Vladimir Putin, que espera que sea “útil”, y en la que busca el apoyo de Rusia para desbloquear las negociaciones con Washington sobre su programa nuclear.

El encuentro será la primera entrevista de Kim con un jefe de Estado extranjero desde que estuvo en febrero en Vietnam, donde celebró una fallida segunda cumbre con el presidente EE. UU., Donald Trump.

El famoso tren blindado verde del líder norcoreano llegó a las ocho de la noche del miércoles a Vladivostok.

Kim dijo que espera “que esta visita sea exitosa y útil” y explicó que quería hablar con Putin de “la manera concreta de resolver la situación en la península coreana”.Según el Kremlin, la cumbre empezará con una reunión entre Kim y Putin, y luego habrá otra “en formato ampliado”, aunque se desconocen los detalles. No están previstos ni comunicado común ni firma de acuerdos.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo ayer que los diálogos sobre el programa nuclear norcoreano a seis bandas –iniciado en 2003 con la participación de las dos Coreas, China, Japón, Rusia y EE. UU.– sigue siendo la mejor opción para hallar soluciones, pero que, aun así, merece la pena explorar otras opciones. “En la actualidad no existe ningún otro mecanismo internacional efectivo”, declaró Peskov a los periodistas. “Por otro lado (...), todos los esfuerzos merecen respaldo si realmente persiguen el objetivo de la desnuclearización y resolver los problemas de las dos Coreas”.

Además, calificó de “incorrecta” la información según la cual Putin tiene la intención de pedir a Kim que regrese al diálogo de las seis potencias, pero sí aclaró que “en estos momentos no hay otros mecanismos internacionales efectivos”. Tras años de tensiones por el programa balístico y nuclear norcoreano, Kim se reunió desde marzo de 2018 cuatro veces con el presidente chino, Xi Jinping, tres con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y dos con Trump.

En la cumbre de Hanói, Corea del Norte intentó obtener una disminución de las sanciones internacionales para intentar forzarla a renunciar a sus armas atómicas. Pero las reuniones terminaron antes de lo previsto por los profundos desacuerdos con Washington, sobre todo respecto a las concesiones que Pionyang está dispuesta a hacer.

La semana pasada, signo del mal momento de las relaciones entre ambos, Corea del Norte pidió al secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, que no participe en las negociaciones sobre la desnuclearización.

Para Kim,. la visita tiene –por ahora– un valor simbólico importante, porque su reunión con Putin le sirve para demostrar a Trump que tiene otros interlocutores además del inquilino de la Casa Blanca y su principal aliado, China.

Rusia prefiere un diálogo con Pionyang basado en una hoja de ruta definida por China y Rusia, que ya pidió levantar las sanciones internacionales, mientras que EE. UU. la acusa de ayudar a Pionyang a evitarlas.

Pekín considera que la cumbre entre dos “vecinos amistosos de China” contribuirá “a la paz y a la estabilidad en la península coreana y en la región”.

Rivalidad chino-soviética

Las relaciones entre Corea del Norte y Rusia se remontan a 1948, cuando la Unión Soviética colocó en el poder a Kim Il-sung, el abuelo de Kim Jong-un y fundador de la República Popular de Corea (RPDC), que le dio apoyo en la Guerra Fría.

Pero las relaciones fueron inestables en varios periodos porque Kim Il-sung supo jugar con la rivalidad entre Rusia y China en la época.

Luego, tras su primera elección, Vladimir Putin quiso normalizar las relaciones y se reunió tres veces con Kim Jong-il, el padre del líder actual. Luego se convirtió en el primer dirigente ruso en ir a Corea del Norte.

Todos los esfuerzos merecen respaldo si realmente persiguen el objetivo de la desnuclearización y resolver los problemas de las dos Coreas

El último encuentro se dio en 2011, cuando Kim Jong-il dijo al expresidente ruso Dmitri Medvedev que quería renunciar a los ensayos nucleares. Pero el exdirigente norcoreano falleció tres meses más tarde.

Desde entonces, Kim Jong-un hizo cuatro ensayos nucleares y ordenó el lanzamientos de misiles transcontinentales.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.