Cerrar
Cerrar
La amenaza que representa el Estado Islámico en Afganistán
AUTOPLAY
Biden advierte una creciente amenaza por parte del grupo terrorista afgano El-KBiden advierte una creciente amenaza por parte del grupo terrorista afgano El-K.
estado islámico

AFP

La amenaza que representa el Estado Islámico en Afganistán

Su rama regional Khorasan es enemiga de los talibanes y autora de mortíferos ataques.

Los talibanes, que retomaron el poder en Afganistán, son objeto de un odio permanente por parte del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que Estados Unidos ve como una amenaza para los miles de afganos desesperados por huir de Kabul.

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó este jueves que existe un “riesgo agudo y creciente” de que Kabul sea epicentro de nuevos ataques por parte de la rama regional: el grupo Estado Islámico-Khorasan (EI-K o Isis K), luego de las explosiones que se atribuyeron este jueves en el aeropuerto de Kabul.

Isis K, el brazo afgano del grupo Estado Islámico (EI) que hace presencia en ese país dificulta más el establecimiento de un gobierno por parte de los talibanes, quienes no tendrían control total de estos rebeldes.

(Le puede interesar: Drogas y talibanes: el problema de la heroína en Afganistán)

El presidente de EE. UU., Joe BIden, advirtió este martes sobre el grupo Isis K.

Foto:

Ken Cedeno. Sipa. Bloomberg.

Cuanto más tiempo permanezca Estados Unidos en el país, dijo Biden, existe un "riesgo agudo y creciente de un ataque de un grupo terrorista conocido como Isis K”.

Y añadió: "Cada día que estamos sobre el terreno es un día más en el que sabemos que el Isis K está tratando de atacar el aeropuerto y atacar tanto a Estados Unidos como a las fuerzas aliadas".

Mauricio Jaramillo, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, le explicó a este diario que el origen de Isis K está asociado con el surgimiento del EI de Irak y de su levantamiento en 2015. Son, básicamente, una facción del EI.

(Isis K) fue formado por milicias suní que se fueron conformando en la que se conoce como la región del Jorasán que incluye algunos países de Asia Central”, dijo Jaramillo.

Jorasán, o Khorasán (de ahí la K de Isis K), es una zona que comprende países como Irán, Afganistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Pakistán. “De hecho, Pakistán es uno de los grandes centros donde no solo se han formados cuadros del régimen taliban sino del EI y obviamente de Isis K”, acotó el académico.

La presencia de Isis K pondrá a prueba el poderío que tienen los talibanes.

Foto:

AFP

(En otras noticias: El gran temor que despierta el regreso de los talibanes en Afganistán)

En cuanto a su relación con los talibanes, Jaramillo mencionó que ambos grupos se enfrentaron en el pasado. Ahora que los insurgentes tomaron el control de Afganistán y han ido controlando terreno ha habido una serie de choques con estos grupos rebeldes del EI.

Lo que vemos aquí es la inercia típica de Afganistán: quien asume el poder generalmente se convierte en el actor a combatir. Así como Isis K se enfrentó al gobierno derrocado, ahora se va a poner a luchar contra los talibanes. Esto confirma que Afganistán es mucho más fácil de rebelarse en contra que de controlarlo”, puntualizó el experto.

Finalmente, se espera que está facción rebelde del EI adquiera visibilidad con el paso de los días y que pongan a prueba el control que tienen los talibanes en territorio afgano.

¿Qué es el Estado Islámico-Khorasan?

Meses después de que el EI declarara un califato en Irak y Siria en 2014, antiguos talibanes pakistaníes le juraron lealtad y se unieron a otros militantes en Afganistán para formar un capítulo regional.

La dirigencia central del EI reconoció formalmente al grupo un año después de que se instalara en el noreste de Afganistán, en las provincias de Kunar, Nangarhar y Nuristán. También estableció células en otras partes de Pakistán y Afganistán, incluyendo Kabul, según monitores de la ONU.

Las últimas estimaciones de su fuerza varían de miles de combatientes activos hasta 500, según un informe del Consejo de Seguridad de la ONU divulgado en julio. "Khorasan" es un nombre histórico de la región que incluye partes de lo que actualmente es Pakistán, Irán, Afganistán y Asia Central.

(Lea aquí: Al menos 60 muertos tras dos atentados cerca del aeropuerto de Kabul)

Combatientes talibanes patrullan en Kabul (Afganistán).

Foto:

Javed Tanveer. AFP

¿Qué tipo de ataques perpetra?

El EI-K reivindicó algunos de los ataques más mortíferos de los últimos años en Afganistán y Pakistán. Masacró civiles en ambos países en mezquitas, santuarios, plazas y hospitales. El grupo, sunita extremista, ha atacado sobre todo a musulmanes que considera herejes, en particular a los chiitas.

En agosto de 2019, reivindicó un atentado contra los chiitas en una boda en Kabul, en la que murieron 91 personas. Además, se sospecha que perpetró en mayo de 2020 en Kabul un ataque que estremeció al mundo. Hombres armados abrieron fuego en la maternidad de un barrio mayoritariamente chiita, donde mataron a 25 personas, entre ellas 16 madres y recién nacidos.

En las provincias en las que se implantó, su presencia dejó profundas huellas. Sus hombres mataron a tiros, decapitaron, torturaron y aterrorizaron a los aldeanos y dejaron minas por todas partes. 

(Le puede interesar: Estado Islámico se atribuye atentado en Kabul)

Dos explosiones se registraron este jueves en Kabul, Afganistán, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyeron los atentados.

Foto:

Wakil KOHSAR / AFP

¿Cuál es la relación del EI-K con los talibanes?

Aunque ambos grupos son militantes islámicos sunitas de línea dura, también son rivales y difieren en detalles sobre religión y estrategia, y cada uno dice ser el verdadero estandarte de la yihad. En una muestra de su enemistad, los comunicados del EI se refieren a los talibanes como apóstatas.

El EI-K se enfrentó a la represión de los talibanes contra sus disidentes y no pudo extender su territorio, tal y como consiguió hacer el grupo en Irak y Siria. En 2019, el ejército gubernamental afgano, después de operaciones conjuntas con Estados Unidos, anunció que lo derrotó en la provincia de Nangarhar. Según evaluaciones de Estados Unidos y de la ONU, el EI-K operó desde entonces en gran medida mediante células durmientes en las ciudades para perpetrar ataques mediáticos.

(Lea además: Kabul: tercera explosión tras doble atentado que dejó decenas de víctimas)

¿Cómo recibió el EI la victoria talibana?

Nada bien. El Estado Islámico fue muy crítico con el acuerdo del año pasado entre Washington y los talibanes que condujo a un pacto para la retirada de las tropas extranjeras, acusándolos de abandonar la causa yihadista. Tras la rápida toma de Afganistán por los talibanes, varios grupos yihadistas en el mundo los felicitaron, pero no el EI.

Un comentario del EI publicado tras la caída de Kabul acusó a los talibanes de traicionar a los yihadistas con el acuerdo con Washington y prometió continuar su lucha, según el SITE Intelligence Group, que monitorea las comunicaciones de grupos militantes. Pero este grupo podría aprovechar la situación.

"Mr. Q", un experto occidental que publica sus investigaciones en Twitter bajo un seudónimo, aseguró que el EI-K perpetró 216 ataques entre el 1 de enero y el 11 de agosto, frente a 34 en el mismo período de 2020. 

(Le puede interesar: Biden promete 'perseguir' a los autores del atentado en Kabul)

Cuerpos de emergencias atienden a las víctimas del a tentado en Kabul este jueves

Foto:

Wakil KOHSAR / AFP

¿Cuál era la amenaza en el aeropuerto de Kabul?

Autoridades de Estados Unidos y otros países occidentales alertaron que el aeropuerto de Kabul, con miles de soldados norteamericanos rodeados por multitudes enormes de afganos desesperados, estaba amenazado por el EI-K.

En los últimos días, aviones de transporte militar habían salido de Kabul lanzando señuelos, incluidos los diseñados para desviar misiles. La zona también se expone eventualmente a fuego de mortero y a ataques suicidas, según los expertos.

Varios analistas, entre ellos ExTrac, un grupo privado especializado en tratar datos de grupos yihadistas, apunta que el EI-K detuvo brutalmente su actividad hace 12 días. Las filiales del EI suelen desaparecer del mapa cuando activan el "modo supervivencia" o cuando preparan un ataque de envergadura, explicó el grupo en Twitter.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP

Más noticias

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.