El ‘sultán’ Erdogan, bajo el fuego económico de Trump

El ‘sultán’ Erdogan, bajo el fuego económico de Trump

Con tintes políticos y de seguridad en medio, EE. UU. subió impuestos al acero y aluminio de Turquía

BCT

Vista del Banco Central turco en Ankara. La entidad anunció la apertura de una licitación para depositar dólares a cambio de liras con un tipo de interés del 19,25 por cientoi.

Foto:

EFE

20 de agosto 2018 , 10:00 p.m.

Las sanciones del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, a altos funcionarios de Turquía, así como el incremento de impuestos al acero y el aluminio de ese país, han ocasionado un huracán financiero que les está ocasionando dolor de cabeza al todopoderoso mandatario Recep Tayyip Erdogan y a la economía turca, pero también ha agravado la situación de Argentina, un país lejano a esa disputa.

Y en el centro de ese enfrentamiento está el religioso estadounidense Andrew Brunson, detenido en Turquía y acusado de ser uno de los responsables del intento de golpe de Estado a Erdogan en julio de 2016.

El American Center for Law and Justice (ACLJ), un grupo conservador cristiano con lazos en la Casa Blanca y que cuenta como su principal asesor legal a Jack Sekulow, uno de los abogados del presidente estadounidense, Donald Trump, ha presionado por la libertad del religioso, por lo que ese caso se ha convertido en la excusa perfecta para demostrar cómo en ese país de Oriente Próximo su mandatario adelanta un gobierno que muchos califican de dictatorial, por lo que debe ser castigado.

Las medidas estadounidenses han ocasionado que Turquía sea visto como un país riesgoso y en ese sentido los mercados cobran dicha debilidad sacando dólares de la economía, lo que ocasiona un efecto alcista en la lira, pero también castigando los bonos denominados en divisas, que de esta manera deben reconocer mayores intereses a quienes los compren (ver gráfico). Así, la moneda acelera su depreciación frente al dólar y la deuda pública y privada se encarece.

Este panorama no es muy diferente al que Argentina ha estado viviendo en los últimos meses pero que se ha exacervado como una especie de ‘efecto dominó’ con el vendaval turco de los últimos días. Algunos dicen que hay vasos comunicantes en los mercados que han llegado a afectar no solo en el caso argentino, sino también a Rusia, Sudáfrica y Brasil y uno que otro banco español, pues tienen comprometidos altos capitales en los depreciados activos de Turquía.

En diálogo con EL TIEMPO, el economista estadounidense Gregan Anderson, estratega macroeconómico de la firma Bulltick, LLC, dijo que hay inquietud “con lo que pueda pasar con parte de la banca europea, por su exposición en Turquia y porque la baja en el euro y la subida del dólar no es una buena noticia para algunos países emergentes”.

Efecto colateral

Sin embargo, el economista también considera que más allá de que algunos países se puedan afectar, “el propio mercado sabe que esto que sucede es un tema de Turquía y Estados Unidos”. En este sentido hay que decir que la política y los egos presidenciales de uno y otro lado son los factores que priman.

Lo malo, según Anderson, es que en el caso de Turquía Erdogan se ha entrometido sobre cómo debe actuar el banco central, rompiendo la independencia que debe tener la entidad.

Además, agrega el economista estadounidense, “si las autoridades turcas no actúan a fondo y rápido, el alto nivel de deuda ligada a divisas como el euro y el dólar y el nivel de riesgo al que ha estado llegando ese país las consecuencias para la economía van a ser malas”.

Algunos analistas consideran que el ‘efecto Erdogan’ ha afectado especialmente a Argentina, un país en el que diversos factores han ocasionado una crisis económica que ni con todo el esfuerzo del presidente Mauricio Macri y la banca internacional han arreglado en sus casi tres años de mandato.

Miguel Angel Boggiano, economista argentino, presidente de Carta Financiera, le dijo a este diario que uno de los muchos problemas que afronta la alicaída economía es que “las deudas en las que ha incurrido el país se tomaron para solventar los gastos corrientes y no para los deberes y ahora que no nos prestan más, no queda otra opción que la ayuda del Fondo Monetario Internacional”.

Hay que recordar que a pesar de haber salido a ofrecer ayuda casi de emergencia, el organismo es visto con desconfianza por la población por su intervención en otras crisis del pasado.

Además, el banco central argentino ha tenido que acudir a una salida urgente, necesaria, pero peligrosa: el incremento de las tasas de las llamadas letras, instrumentos de deuda, pues para que la gente y los mercados las adquieran les ha subido los intereses hasta el 45 por ciento, posiblemente uno de los niveles más altos del mundo.

Problema gaucho

Boggiano le dijo a EL TIEMPO que un problema clave de su país tiene que ver con un “Estado que gasta enormes cantidades y ese gasto es financiado con emisión (de dinero) del banco central y ante la inestabilidad externa basada en el hecho que Argentina tuvo una fuerte sequía que mermó la entrada de dólares por concepto de las exportaciones agrícolas”, el peso ha estado depreciándose de manera acelerada.

El economista considera que para atacar el problema “hay que cambiar cosas desde la política, mejorar la credibilidad y la sustentabilidad de la deuda”.

Boggiano dice que en el plano político “el gobierno hoy tiene una ventaja con el escándalo que se destapó con un conductor que documentó por una década los supuestos pagos en efectivo por sobornos que habría recibido la pareja presidencial”, primero con el fallecido Néstor Kirchner y luego su esposa, la exmandataria Cristina Fernández.

Anderson hace una diferenciación entre Turquía y Argentina, pues considera que este último país “está haciendo lo que necesita y en el caso de Turquía hay más interrogantes”.

HOLMAN RODRÍGUEZ
INTERNACIONAL

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.