Secciones
Síguenos en:
Así es el 'bosque sagrado' de mujeres al que no pueden entrar hombres
mujer en el bosque

Mujer en el bosque. Imagen de referencia

Foto:

iStock

Así es el 'bosque sagrado' de mujeres al que no pueden entrar hombres

FOTO:

iStock

Este lugar queda en Indonesia y, durante años, ha sido el sitio ideal para compartir y ser libre.

En Papúa, una provincia de Indonesia, existe una especie de ‘bosque sagrado’ al que solo pueden ingresar mujeres, quienes además deben estar desnudas.

Los hombres que intenten acercarse a este lugar son sancionados con una multa.

Según un documental de la ‘BBC’, el curioso bosque de manglar se encuentra en la ciudad de Jayapura, la capital de Papúa. Durante generaciones, ha sido una zona en la que las mujeres se dedican a recolectar almejas y contar sus historias.

“Este ha sido siempre un bosque solo para mujeres. Ya existía mucho antes de que yo naciera. Siempre ha estado aquí y con las mismas reglas”
, contó Adriana Meraudje, una de las habitantes de Jayapura.

“Para entrar en el bosque tienes que estar desnuda. No puedes llevar nada de ropa. Si un hombre se asoma, será castigado, sancionado y multado.”, agregó.

(Puede leer: El Tropicario del Jardín Botánico: Colombia en un pedazo de Bogotá).

De acuerdo con el documental, dicha sanción a los intrusos es de hasta un millón de rupias (unos 69 dólares o 259 mil pesos colombianos) y suele pagarse con cierta cantidad de piedras pulidas.

Aunque para los hombres este ‘bosque sagrado’ puede ser sinónimo de castigo, para las mujeres es el lugar ideal para compartir y sentirse libres.

Vamos todas juntas. Invitamos a nuestras amigas y entramos en el bosque en bote. Cuando estamos en el bosque, somos libres ya que no hay hombres alrededor”, dijo Ati Rumboyrusi, otra habitante local.

(Además: Reforestan páramo con cenizas de víctimas de covid-19).

“Solo estamos las mujeres. Así que compartimos libremente historias entre nosotras. Sumergimos nuestros cuerpos en el mar, tanteando el barro en busca de las almejas”, añadió.

Las mujeres venden las almejas que recogen en mercados cercanos, por lo que este lugar también les ayuda a generar ingresos para su día a día.

Aunque sigue conservando su encanto, en la actualidad el ‘bosque sagrado’ está amenazado, pues ahora tiene la mitad del tamaño que tenía hace 50 años.

“El océano es muy diferente a lo que solía ser. Nuestras aguas eran hermosas, claras y limpias, pero tristemente ahora están contaminadas por la basura. Los desechos del mercado de la ciudad se lavan aquí cuando llueve”, comentó Meraudje.

A pesar de la creciente contaminación que encuentran allí, las mujeres se rehúsan a dejar de asistir a este lugar, que por tanto tiempo ha sido clave para relacionarse entre ellas.

“El bosque de las mujeres es un lugar muy importante para nosotras. No podemos vivir sin este sitio. Seguiremos viniendo todos los días a buscar almejas. Aquí las mujeres se confían secretos unas a otras”, concluyó.

Más noticias

Ramsés Escobar, notario que pidió velatorio de faraón, murió por covid

Turismo rural: tendencia que crece en Colombia

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.