Cerrar
Cerrar
Talibanes estarían cerca de formar gobierno en Afganistán
AUTOPLAY
Afganistán: Talibanes celebran con desfile de vehículos militares estadounidensesAfganistán: Talibanes celebran con desfile de vehículos militares estadounidenses.
Talibanes en Afganistán

Wakil KOHSAR / AFP

Talibanes estarían cerca de formar gobierno en Afganistán

Pakistán cerró sus puertas a refugiados afganos y Catar trabaja para reabrir el aeropuerto de Kabul.

Los talibanes anunciaron el jueves que están a punto de formar un nuevo gobierno en Afganistán, donde decenas de mujeres llevaron a cabo una inusual manifestación a favor de su derecho a trabajar bajo el nuevo régimen, que se enfrenta a enormes desafíos económicos.

(Además: Los desafíos de los talibanes tras la salida de Estados Unidos)

Los militantes islamistas, que han prometido una gestión más flexible que la brutalmente radical impuesta durante su anterior gobierno (1996-2001), van a pasar de ser un grupo insurgente a ejercer directamente el poder.

El anuncio del gabinete -que según indicaron dos fuentes talibanas podría producirse el viernes- tendrá lugar pocos días después de la caótica salida del país de las fuerzas de Estados Unidos, lo que puso fin a la más larga guerra librada por Washington en el exterior.

Uno de los momentos más simbólicos desde la toma del poder en Kabul por los talibanes el pasado 15 de agosto fueron los desfiles de sus militantes con el material militar occidental capturado durante su fulminante campaña.

Incluso hicieron volar un helicóptero Black Hawk sobre Kandahar, el feudo espiritual de los talibanes. Ahora, todas las miradas están centradas en el nuevo gabinete talibán, y si éste será capaz de enderezar un economía devastada y respetar su compromiso de un gobierno "inclusivo". 

(Le puede interesar: Tras abandonar Afganistán, Biden defiende la salida de EE. UU.)

Inusual protesta de mujeres

Lo que sí parece claro, según un alto responsable talibán, es que "podría no haber" mujeres a cargo de ministerios o en puestos de responsabilidad. Durante su período en el poder entre 1996 y 2001, marcado por una aplicación estricta de la ley islámica, las mujeres desaparecieron del espacio público afgano.

Este jueves, en la localidad de Herat, capital cosmopolita del oeste de Afganistán, medio centenar de mujeres se manifestaron para reivindicar su derecho a trabajar y pedir participación en el nuevo ejecutivo.

"Es nuestro deber tener educación, trabajo y seguridad" corearon al unísono las manifestantes. "No tenemos miedo, estamos unidas", agregaron. "Hay conversaciones para formar un gobierno, pero (los talibanes) no hablan de la participación de mujeres", dijo una de las organizadoras de la protesta, Basira Taheri.

"Queremos que los talibanes acepten hablar con nosotras", agregó. Este tipo de manifestación o expresión pública de descontento es algo inédito para los talibanes, que reprimían sin piedad cualquier oposición durante su régimen.

Entre las 122.000 personas afganas y extranjeras que huyeron de Afganistán en las últimas semanas gracias a las evacuaciones organizadas por los occidentales, figuraba la primera mujer periodista afgana que entrevistó a un responsable talibán en directo en la televisión. Beseshta Arghand, periodista de la cadena privada afgana Tolo News, tuvo que huir a Catar, temiendo por su vida, cuando los islamistas se hacían con el poder.

"Quiero decir a la comunidad internacional: por favor, hagan algo por las mujeres afganas", declaró el miércoles.

(Le puede interesar: Talibanes piden ayuda económica)

Los afganos caminan dentro de un corredor vallado cuando ingresan a Pakistán en el cruce fronterizo entre Pakistán y Afganistán.

Foto:

AFP

Pakistán cierra sus puertas a los refugiados

Pakistán mantiene cerradas sus puertas a los refugiados afganos que tratan de huir de Afganistán tras la toma del poder por parte de los talibanes, a pesar de la intención de la Unión Europea de que los migrantes se queden en países de la zona.

El mantra que repiten los altos cargos del Gobierno de Pakistán y del todopoderoso Ejército es que ningún refugiado afgano entrará en suelo paquistaní, donde ya hay registrados casi un millón y medio de nacionales afganos. "Ni una sola persona ha recibido el estatus de refugiado hasta ahora", afirmó el ministro de Interior paquistaní, Sheikh Rashid Ahmad, esta misma semana en una rueda de prensa en Islamabad.

Un extremo que fuentes de seguridad de pasos fronterizos y de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) confirmaron. "Solo estamos permitiendo la entrada de afganos con visas médicas o de aquellos que trabajan para organizaciones internacionales y que son evacuados", dijo una fuente de seguridad en el paso fronterizo de Torkham, uno de los más importantes entre ambos países.

La fuente, que prefirió mantener el anonimato, indicó que no se está registrando una mayor llegada de afganos y que ayer solo unas 1.000 personas cruzaron en Torkham, la cifra habitual desde que se impusieron restricciones por la pandemia del covid-19.

Miembros del Talibán pasan junto a un avión dañado en el aeropuerto de Kabul el 31 de agosto de 2021.

Foto:

Wakil KOHSAR / AFP

Catar busca reabrir el aeropuerto de Kabul

El gobierno de Catar está negociando con los talibanes para reabrir el aeropuerto de Kabul "cuanto antes", aunque todavía no se ha logrado "ningún acuerdo" al respecto, dijo el jueves el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamed bin Abdelrahman al-Thani.

"Confiamos en poder hacer que (el aeropuerto) opere cuanto antes, con suerte en los próximos días recibiremos buenas noticias", dijo. "No hay informaciones sobre la fecha en la que podría estar operativo pero trabajamos duro", agregó, matizando que "todavía no hay ningún acuerdo".

"Es muy importante que los talibanes muestren su compromiso para suministrar una vía segura (para salir del país) y libertad de movimiento para el pueblo afgano", explicó el ministro en una rueda de prensa en Doha.

Un avión catarí con un equipo técnico a bordo aterrizó el miércoles en Kabul, menos de 48 horas después de la retirada de las fuerzas estadounidenses de la capital afgana, para abordar "la reanudación de las operaciones en el aeropuerto" y la llegada de ayuda humanitaria.

Catar desempeñó un papel de mediador en el proceso de paz entre el gobierno afgano y los talibanes, antes de que estos tomaran el poder en Afganistán el 15 de agosto. Doha mantiene desde entonces un vínculo privilegiado con el nuevo régimen islamista instalado en Kabul.

Más de 123.000 extranjeros y afganos han sido evacuados de Afganistán desde el 14 de agosto y hasta la retirada total de Estados Unidos, pero hay miles que esperan, desesperados, una oportunidad para salir del país y huir de los talibanes.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP y EFE

En otras noticias del mundo

¿Quién es Donahue, el último militar de EE. UU. en abandonar Kabul?
Texas: entra en vigor una restrictiva ley sobre el aborto

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.