Preocupación ante riesgo de muerte del jefe del Polisario

Preocupación ante riesgo de muerte del jefe del Polisario

Brahim Ghali padece una grave enfermedad hepática y fue trasladado a un hospital en Argel.

Ghali

Brahim Ghali (d.), líder del frente Polisario. AFP

Foto:

AFP

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de septiembre 2018 , 10:34 p.m.

El estado de salud de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario está en su punto más bajo, por lo que fue llevado a un hospital en Argel, capital de Argelia. Ese país teme lo peor.

En Argel, la movilización de la presidencia y los servicios de inteligencia están en su máxima alerta.

Y por una buena razón, la salud de Brahim Ghali, el líder del Polisario se deterioró abruptamente el sábado 15 de septiembre.

Hasta el punto de que será trasladado, de un momento a otro, a un hospital en Argel, donde contará con el apoyo de la presidencia del país del norte de África.

En Argel, existe una gran preocupación por la perspectiva de la desaparición del llamado “hombre de paja” del régimen en la cuestión del Sahara. Esparciría todas las cartas jugadas por Argelia en este registro y todavía no se ve a un sucesor que esté listo para hacerse cargo.

La enfermedad de Ghali ha sido señalada varias veces por sus opositores en el frente. Se trata de una hepatitis C (VHC) que ha llegado a una etapa muy avanzada convirtiéndose en cirrosis del hígado.

La información sobre su incapacidad física floreció después de su elección como jefe del Frente. Brahim Ghali fue "elegido" secretario general del Frente Polisario, y también presidente de la proclamada Rasd en julio de 2016.

Esto con el 93,16% de los votos emitidos. Ghali reemplazó a Mohamed Abdelaziz, quien murió el 31 de mayo del mismo año después de una larga enfermedad.

Brahim Ghali está lejos de ser el único cuyo estado de salud flaquea. Su 'jefe', el presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, también está en delicado estado de salud desde su accidente cerebro vascular (ACV) en el 2013.

Desde entonces, sus apariciones públicas son muy esporádicas.

Oficialmente justificado como parte de los controles de salud regulares que debe seguir, su traslado a fines de agosto obedece a otras consideraciones.

Se conoció que el verdadero propósito de este viaje es impulsar al presidente y darle un mínimo de expresión y habilidades motrices. Todo en la perspectiva de dos fechas importantes.

La primera fue la visita a Argel, el pasado lunes 17 de septiembre, de la canciller alemana Angela Merkel.

Por supuesto, se trató de una reunión entre los dos Jefes de Estado. Un socio económico líder, Berlín es también el mayor proveedor de armas a Argelia a escala mundial.

Tenemos que recordar que en febrero de 2017, un viaje de Merkel al país tuvo que ser cancelado al último minuto, debido a una "bronquitis aguda" del presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, de 81 años.

El segundo es la posible candidatura del presidente argelino para un quinto mandato, pero tendría que presentar él mismo. De lo contrario, sería la nota discordante.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.