Aumenta a más 670 la cifra de muertos por ciclón Idai en África

Aumenta a más 670 la cifra de muertos por ciclón Idai en África

Más de 200 personas se encuentran desaparecidas por el devastador impacto del fenómeno.

Dos mujeres portan sacos con ayuda humanitaria destinados a los afectados por el ciclón Idai, este viernes en Ngangu (Zimbabue).

Dos mujeres portan sacos con ayuda humanitaria destinados a los afectados por el ciclón Idai, este viernes en Ngangu (Zimbabue).

Foto:

EFE/Aaron Ufumeli

Por: AFP
23 de marzo 2019 , 03:25 p.m.

La cifra de muertos en Mozambique y en Zimbabue ascendió este sábado a más de 670 por el ciclón que azotó el sur de África la semana pasada, inundando miles de kilómetros cuadrados, mientras la ONU pedía más ayuda para los sobrevivientes.

El balance del ciclón Idai en Mozambique y Zimbabue aumentó el sábado a 676 muertos y crecerá aun más a medida que avancen las operaciones de rescate, ya que los servicios tienen dificultades para llegar a zonas cortadas del mundo, advirtieron organizaciones humanitarias preocupadas por el riesgo de epidemias.

El balance anterior era de 600 muertos. El ciclón Idai, que arrasó la semana pasada Mozambique y luego Zimbabue, afectó además a cientos de miles de personas, que han perdido sus casas o sus cosechas.

El feroz ciclón impactó en la costa del centro de Mozambique el viernes de la semana pasada, desatando vientos huracanados y lluvias que inundaron el interior y anegaron el este de Zimbabue dejando un rastro de destrucción. La ONU pidió más ayuda en Mozambique mientras las agencias de asistencia luchan por ayudar a decenas de miles de supervivientes.

Desastre sin precedentes

El ministro de Medio Ambiente mozambiqueño Celso Correia estimó el sábado que la zona afectada por el desastre cubre una superficie de 3.000 km2. "Es un desastre natural sin precedentes. La zona afectada (en Mozambique) es de unos 3.000 km2", estimó Celso Correia. Tras la limpieza de los grandes ejes y el rescate de personas aún bloqueadas en las zonas inundadas, "la próxima etapa es tener acceso al agua potable, porque lo que nos esperan son enfermedades", declaró el viernes a la AFP la directora de Unicef, Henrietta Fore, que viajó a Mozambique para analizar los estragos.

"El tiempo apremia, estamos en un momento crítico", advirtió desde la ciudad de Beira (centro), en parte devastada por el ciclón. Fore expresó su preocupación por "el agua estancada y la llegada de mosquitos" y habló de "cuerpos descompuestos y falta de higiene y de instalaciones sanitarias". "En Beira ya se registraron casos de cólera y las infecciones de malaria se multiplican", subrayó la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja.

Es un desastre natural sin precedentes. La zona afectada (en Mozambique) es de unos 3.000 km2

"Las enfermedades respiratorias también amenazan con ser un problema sanitario. En el interior de las casas sigue lloviendo y para las personas sin hogar acogidas en escuelas o iglesias el confinamiento favorece la transmisión de estas enfermedades", advirtió por su parte Médicos Sin Fronteras (MSF). Las agencias de la ONU y las oenegés se esfuerzan por socorrer a las personas desplazadas y hambrientas, pero el reparto de ayuda es caótico. "La magnitud de la situación va mucho más allá de lo que puede hacer un país o un gobierno", explicó Gerry Bourke, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PAM).

Ayuda a largo plazo

"Decenas de miles de familias lo perdieron todo. Hay niños que perdieron a sus padres y comunidades que perdieron escuelas y clínicas", comentó el secretario general de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Elhadj As Sy, quien sobrevoló las zonas inundadas. "Debemos reaccionar rápidamente a gran escala y prepararnos para acompañar a la población afectada a largo plazo", destacó.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió el viernes a la comunidad internacional multiplicar las donaciones. La ONU ya liberó 20 millones de dólares en un primer paquete de ayuda de emergencia. "Pero se necesita una ayuda internacional mucho mayor", señaló Guterres. El 11 de abril está prevista una conferencia de donantes en Beira.

Regreso paulatino a la normalidad

Escuelas, hoteles e iglesias se han transformado en centros de acogida tanto en Mozambique como en Zimbabue. En el principal hospital de Beira, ciudad de medio millón de habitantes, el techo resultó dañado y sólo puede funcionar al 40% de sus capacidades. Pero en las calles, la normalidad regresaba progresivamente y el viernes se formaban colas frente a los bancos, que reabrieron sus puertas. Las operaciones de reconstrucción también se han iniciado lentamente. Algunos habitantes buscaban entre los escombros de un supermercado para recuperar planchas de metal con las que construir viviendas precarias. Y los técnicos trabajaban para restablecer líneas telefónicas y la electricidad.

AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.