Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Se apagó la voz del gol. Édgar Perea 1934-2016

Jueves 1 de septiembre de 2016

Sumario del especial

El barranquillero del Chocó, como él mismo se definía, murió a los 81 años. Perea, el querido y polémico locutor, marcó un hito en la narración del periodismo deportivo colombiano.

Édgar Perea, el narrador histórico de las emociones deportivas

Perfil del más importante relator de deportes de Colombia, que murió a los 81 años en Bogotá.

La tarde del domingo 24 de noviembre de 1974, en el estadio municipal Romelio Martínez de Barranquilla, Junior ganaba 1-0 a Millonarios, pero el equipo capitalino tenía encerrado en su propio arco al elenco ‘tiburón’. Édgar Perea Arias miró el cronómetro y, con angustia, se percató de que apenas corría el minuto 35 del segundo tiempo del partido inicial del hexagonal final del fútbol colombiano.

“Falta una eternidad: si sigue así, nos empatan y hasta nos ganan”, pensó el narrador en la estrecha cabina ubicada en las gradas de sombra del costado norte del viejo coliseo de la calle 72. Entonces se le ocurrió decir que faltaban 4 minutos en vez de 10… Y a los 4 minutos, el árbitro uruguayo Ramón Barreto, presionado por el público que desde segundos antes gritaba ‘¡tiempo! ¡tiempo!’, pitó el final del partido en medios del reclamo de los jugadores de Millonarios.

Ver más

ver más

Los recuerdos de cuatro periodistas con el 'Campeón'

Distintos compañeros de Édgar Perea le cuentan a ELTIEMPO.COM algunas anécdotas.

  • César Augusto Londoño

    "Cuando se murió Andrés Escobar lo vi llorando como un niño chiquito."

  • Hernán Peláez

    "Pasional, emotivo, contagioso, ese era su estilo."

  • Wbeimer Muñoz

    "Tenía esos contrastes entre la mala cara que ponía y esa bondad... Muy buen amigo."

  • Óscar Rentería

    "Yo lo tendré siempre como un ícono, como una persona insuperable."

Publicidad

Publicidad