Usme se está preparando para el desarrollo rural

Usme se está preparando para el desarrollo rural

Para final de este cuatrienio se espera apoyar 540 iniciativas productivas.

Usme

Desde la finca en la vereda El Destino, la familia Cobos ha impulsado el uso de fertilizantes naturales y polinizadores en la huertas o monocultivos.

Foto:

Cortesía

Por: MÁS CONTENIDO 
16 de octubre 2019 , 09:24 a.m.

Llegando al pueblo de Usme, Bogotá es otra forma de ciudad, los trancones son provocados por el ganado que se atraviesa en la carretera vía a Sumapaz. En las esquinas ya no se ve cemento, solo cantinas de leche, tractores cargados de papa, y las tiendas, en su mayoría, son la exhibición de la economía más fuerte de la localidad, la venta de carne.

“Prepárense para la foto”, dice Edwin Liberato, un joven de 30 años, usmeño y actual presidente de la Unidad Local de Desarrollo Rural (Ulder). Junto con él hay ocho personas más, entre ellas don Miguel Ángel Tunjuelo, quien dice que con la placahuella que pusieron en la vereda El Uval, la vida les ha mejorado un 100 por ciento, pues antes “teníamos que pagar hasta un millón y medio de pesos para que un tractor nos bajara la carga hasta la carretera principal, donde nos esperaba el camión de Corabastos”.

En aquel camino de herradura –donde solo subían pocos camiones y caballos–, la alcaldía local invirtió junto con otras 13 veredas 20.000 millones de pesos en vías terciarias que facilitan el transporte de lo que brota de las huertas, algunas de ellas orgánicas: papa, alverja, cebolla larga y algunos tubérculos nativos.

Economía dulce

Camino hacia las veredas altas de Usme, las razones de felicidad son distintas, dos jóvenes campesinas se han convertido en inspiración para otras mujeres y para una generación que, según varios usmeños, “no le encuentra el encanto al campo”.

Tan importante como el vuelo nupcial de una abeja fue el momento en que Daniela Cobos sacudió sus alas y abandonó en octavo semestre la carrera de ingeniería de sistemas para dedicarse a la apicultura. Pocos lo creían; de hecho, de niña a ella ni le agradaba ese insecto.

A pocos metros de Usme pueblo hay una vereda que parece tener un poder sobrenatural, El Destino, y allí vive Daniela junto con sus padres y su hermana Tatiana. Sin pasar de los 23 años, estas dos hermanas, oriundas de la zona rural de Usme, han logrado emprender desde la tierra y el cuidado de los polinizadores hasta crear una propuesta productiva, apoyada por la alcaldía local y la Unidad Local de Asistencia Técnica Agropecuaria (Ulata), que tiene como función apoyar, acompañar y capacitar a los productores de la localidad.

Según la alcaldía de Usme, para final de este cuatrienio se espera apoyar 540 iniciativas productivas.

Sin saber nada, en Daniela se despertó un interés por la miel, y desde entonces ella ha ido entendiendo, desde hace cinco años, que aquel insecto, al que muchos le huyen, es importante para la conservación de las especies nativas y la soberanía alimentaria del territorio. “Ahora en nuestra finca hay más color, las flores resaltan entre el verde, y los cultivos son más bonitos”, dice mientras va comiendo una fresa grande y jugosa.

Con este emprendimiento, Daniela se ha convertido en la polinizadora de la localidad; si alguien necesita mejorar la producción en su finca, esta joven campesina lleva sus colmenas a los terrenos de sus vecinos, y en otros casos también las salva. “Esta semana tuve que ir a la casa de Rocío para sacar un enjambre que se formó en el sofá de la casa”, confiesa.

Entre tanto, su hermana Tatiana es un poco más tímida pero igual de audaz. Según ella, lo que algún día fue un obstáculo para graduarse como tecnóloga en el Sena se convirtió en una idea de negocio familiar. “Tenía que hacer las prácticas profesionales, pero como era menor de edad no me recibían en ningún lado, así que tuve que hacer un modelo de negocio con las fresas, y ya llevábamos tres años”.

Aquí son más grandes y rojas, y en muchas de ellas siempre hay rondando una o dos abejas, al igual que en el resto de la finca de los Cobo, quienes tampoco utilizan agroquímicos, pues hacen fertilizantes con melaza, sauco, ortiga y aluminio.

“Aunque mi papá es papicultor, él ha reducido el uso de pesticidas gracias a nuestras colmenas”, relata Tatiana, quien junto con su hermana y dos primos crearon una propuesta de apiarios que fue apoyada por la alcaldía local mediante un incentivo de 33 millones de pesos que incluyen implementos, capacitaciones y adecuación del terreno.

Así, la vida les cambió, y ahora Daniela quiere estudiar afuera zootecnia y sueña con llevar polinizadores a toda la localidad y así fortalecer las huertas orgánicas de todas las fincas para que no sea necesario el uso de químicos.

Usme, la puerta a un tesoro natural

Al igual que Sumapaz, Usme es una de las poblaciones más ricas en recursos hídricos, ya que es la primera entrada al páramo más grande del mundo. De hecho, cuenta con una cadena de páramos y lagunas que alimentan el río Tunjuelo. Sin embargo, actualmente es una de las zonas más infestadas con retamo espinoso y liso, una planta invasora que se propaga con facilidad y seca los ecosistemas, por lo que ha sido necesario visibilizar proyectos públicos e independientes que capaciten a las comunidades campesinas para erradicar esta planta con cuidado, pues incluso cuando se arranca puede reproducir semillas.

Las tres obras más importantes

125 mil millones de pesos en obra vial para facilitar el desvío y la descongestión de las avenidas Boyacá y Caracas, tramo que beneficiará a 30.000 habitantes de la localidad. La alcaldía Local hizo una inversión de $ 1.250 millones para la rehabilitación de la malla vial de Valles de Cafam.

120 obras realizadas en el sector durante este cuatrienio, la administración local ha realizado 120 obras, entre parques, vías rurales, vías urbanas salones comunales y jardines. Actualmente se encuentran en ejecución 100 tramos de vías y el megaparque Miravalle.

65 mil millones de pesos a través de proyectos sociales, culturales, de construcción y mejoramiento de vías (rurales y de acceso), además de la construcción de parques, la alcaldía de Usme ha hecho una inversión total de 65.000 millones de pesos.

Usme les apuesta a espacios para adultos y jóvenes

La única ulapa con vivero abierto al público

La Unidad de Atención Técnica y Agropecuaria (Ulapa) de Usme es la única de la ciudad que cuenta con un vivero. Desde aquí, la alcaldía entrega 3.500 árboles nativos a la comunidad para que aporten a la custodia de semillas y la restauración ecológica. Durante esta administración se automatizó el riego, y ahora el vivero cuenta con 9.000 litros de agua.

Inversión integral para la comunidad

​Con el mejoramiento y la construcción de 27 parques, más de 121 kilómetros en vías entregadas en 40 barrios, 220 operativos de seguridad, 234 cámaras de vigilancia, subsidios, dotaciones para actividades escolares y recreativas, además de 17 festivales al año, la alcaldía local logró atender de manera integral a la comunidad urbana y rural.

​El primer megaparque para Usme

La alcaldía local de Usme ha invertido 6.000 millones de pesos para la construcción de la primera fase del megaparque Miravalle, el cual contará con dos canchas múltiples y tres canchas sintéticas; además, la realización de pista de skateboard y pista de patinaje, en los aproximadamente 52.000 metros cuadrados de extensión que tendrá el parque.​

El hallazgo arqueológico más importante de Colombia está en Usme

“Nuestros ancestros hablaron por nosotros”, dice María Helena Aponte, habitante de Usme. Considerado uno de los hallazgos más importantes para Colombia, en Usme se encuentra un cementerio muisca que, según estudios de la Universidad Nacional y la Secretaría de Hábitat, tiene vestigios de hasta 2.000 años de antigüedad y alberga más de 1.500 tumbas indígenas. En un área de 300.000 metros cuadrados, en la hacienda El Carmen del barrio Oasis se encontraron los restos óseos de una mujer de 20 a 30 años de edad.

Inclusive, la facultad de Antropología de la Universidad Nacional hizo una recolección de muestras hasta ir encontrando decenas de tumbas con individuos adultos, masculinos, femeninos e infantiles, además de tumbas y de material histórico, desde entierros hasta esqueletos completos de diversa índole, algunos acompañados por objetos y ofrendas.

Estos hallazgos se hicieron cuando iban a construirse 6.200 viviendas de interés social. Sin embargo, se tuvo que cancelar el proyecto, y ahora los usmeños sienten este lugar como uno de los más turísticos de la localidad, después de otros espacios como el parque Entrenubes o el Agroparque Los Soches, ubicado sobre el kilómetro 0 de la vía a Villavicencio, el cual cuenta con dos senderos de interpretación ambiental, como son La Toscana y el sendero El Manantial, con 6 kilómetros de largo.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.