Secciones
Síguenos en:
Una apuesta por la calidad de la vivienda urbana y rural
1
Foto:

Una apuesta por la calidad de la vivienda urbana y rural

Concurso académico busca iniciativas que propendan por un hábitat productivo de calidad

Según afirmó recientemente en este mismo medio, Sandra Forero, presidenta de Camacol “…en el primer semestre vendimos 112.995 unidades de vivienda, un crecimiento del 43 por ciento frente al primer semestre de 2020 y ahí hay una participación muy fuerte de la vivienda social, con 78.500 (…) en el segmento alto, luego de cuatro años de caída tuvimos en el semestre unas ventas de 7.199 unidades, un 41 por ciento más que el año pasado”; demostrando así, que en Colombia las cifras en torno a la vivienda siguen rompiendo sus propios récords, gracias al interés genuino de distintos sectores públicos y privados por aportar a la reactivación económica y al bienestar integral de los colombianos.

Sin embargo, el desafío para todos es inminente, y particularmente la Caja de Compensación Familiar Compensar continúa apuntándole a la calidad integral de la vivienda; una visión que envuelve lo cuantitativo y lo cualitativo, la entrega de llaves a los propietarios y la construcción de comunidad, la viabilidad técnica de los proyectos y la satisfacción de los compradores, el desembolso de subsidios y una experiencia de servicio ágil y cálida, etc.; en este sentido, la entidad avanza ininterrumpidamente en un trabajo en equipo, que desde 2017, viene adelantando con el Observatorio de Vivienda de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad de los Andes; alianza estratégica que fusiona la mirada rigurosa de la academia y la experiencia de la Caja por su naturaleza social.

Es así como, a principios de agosto de este año, lanzaron el Concurso académico: ideas para un hábitat productivo de calidad - Propuestas para la vivienda social que permita recopilar propuestas que aborden de forma integral los temas de comprensión del territorio (tanto urbano como rural), construcción de comunidad, diseño de soluciones de vivienda, generación de alternativas tecnológicas para el desarrollo de construcciones eficientes, estrategias de productividad y emprendimiento, así como la calidad integral de los proyectos de vivienda.

Igualmente, el concurso contará con la experiencia de más de 14 años y la metodología del Observatorio de Vivienda, cuya labor investigativa de aplicación de indicadores de calidad en más de 1.100 proyectos de vivienda le ha permitido formular lo que hoy se denominan los “irrenunciables”, que en lo urbano, tiene que ver con los bordes activos y la mixtura de usos, en el entorno inmediato, con la presencia de espacios colectivos flexibles y productivos y con calidad de áreas libres y la habitabilidad en la unidad de vivienda.

Debido a las restricciones legales en cuanto al campo de acción de la Caja de Compensación en Cundinamarca, la convocatoria se extendió únicamente a los estudiantes de las Escuelas de Arquitectura de esta región. Es así como, más de siete universidades (La Salle, Piloto de Colombia, Católica, América, El Bosque, Nacional-Bogotá- y Los Andes), 79 grupos de trabajo y 170 estudiantes aproximadamente aceptaron la invitación, con el fin de formular propuestas de intervención en tres ámbitos donde se den respuesta a interrogantes fundamentales.

Espacios de intervención

1. Caparrapí, Cundinamarca:
¿Es posible pensar en construir un vecindario productivo, con vivienda rural dispersa, y espacios que soporten la productividad individual y los procesos colectivos?

"Es muy importante identificar la relación que hay entre los sistemas productivos y los sistemas habitacionales familiares. Particularmente, en Caparrapí, hay dos sistemas productivos que marcan la dinámica económica en esta zona: el sistema productivo panelero y el cafetero. Se da en pequeños y medianos productores, con un promedio de 1 hectárea sembrada y genera procesos productivos a escala familiar y esto hace que los modelos habitacionales, la infraestructura y su vivienda esté relacionada y cerca de su proceso de producción" explica Claudia Romero, especialista de ruralidad de Compensar.

2. Fusagasugá, Cundinamarca: ¿Es posible pensar en construir un vecindario productivo, con vivienda y espacios urbanos de alta calidad, que refleje un posible futuro para la sociedad, más sostenible y adaptable que aporte a las dinámicas de la ciudad y sus habitantes?

"Si bien tiene algunas complejidades desde la perspectiva técnica, en el caso particular de la implantación nos hace retarnos y pensar mucho más allá de lo tradicional. Precisamente, lo que no queremos es recibir propuestas que lo que hagan sea copiar y pegar el ejercicio que estamos haciendo en Bogotá, sino que nos permita reflexionar cómo podemos implantar una vivienda de interés social de alta calidad que esté en el centro de la ciudad, conectada con los principales estamentos y adicionalmente con un reto en términos de sostenibilidad y ecológico" afirma Carlos Andrés Rodríguez, gerente de Subsidio y Vivienda de Compensar.

3. Localidad de San Cristóbal, Bogotá: ¿Es posible pensar en construir un vecindario de vivienda social productiva, con vivienda y espacios urbanos ligados a su realidad urbana construida, de alta calidad?

"El reto mayor que tenemos en las ciudades colombianas es cómo hacerlas más incluyentes, cómo generar territorios que llenen de oportunidades a las y los jóvenes de nuestras ciudades, y los sistemas de transporte como el cable son una oportunidad extraordinaria para esto" expresa Alejandro Echeverri, director URBAM EAFIT, Medellín.

El cierre del concurso se realizará en octubre y la premiación se llevará a cabo en el Foro Académico de Vivienda que se organizará en noviembre de este año; posteriormente, se publicará el documento que consolida toda la trayectoria de este proceso.

Los resultados

Vale la pena recapitular que, en una primera etapa de trabajo conjunto en torno a la calidad integral de la vivienda de interés social, la Universidad de los Andes, la Constructora Ingeurbe y Compensar, han logrado materializar importantes ideas, entre ellas:

● “Concurso privado arquitectónico, plan maestro arquitectónico y primera etapa de desarrollo de vivienda de interés social”, realizado en 2018, convocando la participación de firmas nacionales e internacionales, y el proyecto seleccionado se encuentra hoy en proceso de licitación, para hacer realidad esta primera apuesta.

● “Foro internacional sobre Vivienda de Interés Social y Arquitectura; una oportunidad de transformación colectiva”, desarrollado en 2019 en Compensar, con la asistencia de más de 800 personas.

● Publicación “Un Encuentro de Voces por la Calidad de la Vivienda de Interés Social en Colombia”, que recoge la experiencia del concurso y las primeras fases de desarrollo del proyecto.

● “Foro Académico Vivienda Social y Arquitectura; Retos técnicos y de gestión en la calidad”, organizado en la Universidad de los Andes en 2020 con más de 800 asistentes.

Para más información ingrese a https://observatoriodevivienda.uniandes.edu.co/concurso-academico-2021/

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.