Secciones
Síguenos en:
Los líderes que hoy necesitan las empresas
lider

Los CEO que están marcando la diferencia tienen la capacidad de entender e interactuar con diferentes generaciones de empleados, cada una con una forma distinta de hacer las cosas.

Foto:

iStock

Los líderes que hoy necesitan las empresas

FOTO:

iStock

Más que jefes, deben ser buenas personas. Con competencias blandas que les permitan socializar. 

El rol de los líderes en las empresas está tomando otro rumbo. Si bien por su experiencia, estudios y conocimientos generan buena rentabilidad, aumentan las ventas, mejoran la productividad y traen buenas utilidades a las organizaciones, hoy se les está exigiendo más competencias y habilidades, no solo las relacionadas con el dinero.

Para Juan Camilo Escovar, gerente general y socio de Head Hunters International, las compañías actualmente están demandando en sus directivos un liderazgo inspirador y motivador, que pueda movilizar a los colaboradores y a los equipos a través de un propósito.

Según Escovar, los CEO que están marcando la diferencia son los que tienen la capacidad de entender e interactuar con empleados de generaciones distintas con intereses dispares. “Están en la capacidad de comprender el entorno cambiante y cuentan con la inteligencia para transformar y adaptar a la empresa a las necesidades y expectativas del mercado”, dice.

Por su parte, Ramiro Bado, director regional de Hays, hace referencia a perfiles más integrales, con una mezcla entre habilidades blandas, experiencia y especialización. “Características como capacidad de resolución de conflictos, resiliencia y adaptación al cambio son cada vez más demandadas para ejercer un liderazgo directivo”, comenta.

Entre tanto, la tecnología también ha transformado el papel de los CEO o gerentes. “Hoy, es tendencia el 'learning agility', mejor conocida como la capacidad de aprender sobre la experiencia, una cualidad que los nuevos modelos de liderazgo están requiriendo”, afirma el director regional de Hays.

Así mismo, Alfredo Ceballos, gerente general de Lara Consulting Group -reconocida firma de capacitación empresarial en el país-, suma otros factores que están haciendo cada día más competitivos a los directivos en las empresas, especialmente, en términos de análisis y lectura de datos.

“Son clave, por ejemplo, herramientas como el 'Big Data' y el 'Smart Data'. Ambas permiten identificar los indicadores clave de las organizaciones, para obtener la información relevante que apoye la toma de decisiones”, dice.

Según Ceballos, estos recursos son necesarios y les permiten a los líderes modernos tomar mejores decisiones en mercados cada día más cambiantes e inciertos.

Finalmente, están marcando la diferencia los directivos que con sus ideas generan innovación, mejora continua en sus equipos y que tienen la inteligencia emocional suficiente para tomar mejores decisiones, pese a la incertidumbre que se siente en el entorno.

Tiempos de incertidumbre

Estamos acostumbrados a leer sobre los ejecutivos de importantes empresas que tienen capacidad de generar resultados extraordinarios en contextos altamente retadores. Son líderes con grandes habilidades gerenciales que les permiten manejar equipos eficientes orientados al logro y resultados.

“Hoy, los contextos inciertos, ambiguos, altamente volátiles y complejos han llevado a las empresas a entender que las habilidades técnicas y gerenciales están necesitando ser complementadas con habilidades que permitan un liderazgo ágil capaz de adaptarse a situaciones de cambios rápidos y no anunciados, con fluidez, bajo desgaste de energía para sus equipos y la compañía y con resultados satisfactorios”, asegura Patricia Arenas Wightman, facilitadora de procesos y coach de Comunidad Origen.

Las mal denominadas habilidades blandas o ‘soft skills’ están llamadas a ser hoy las competencias que los líderes empresariales necesitan en el nuevo contexto global: capacidad de escucha y empatía, capacidad para generar contextos de confianza en los equipos y para construir soluciones colectivas, y un renovado sentido del error o la equivocación constituyen el camino a la innovación, a la creatividad, y eventualmente al tránsito de una gerencia eficiente a un liderazgo inspirador. El liderazgo que hoy las empresas necesitan para sortear con éxito los tiempos inciertos.

Se necesitan más personas y menos 'caciques

De acuerdo con Daniel Parra, gerente de Permanent Placement de Adecco Colombia, las compañías también están demandando un liderazgo más humano y con propósito. Pero, ¿qué quiere decir esto?

Palabras más, palabras menos, “se necesitan menos jefes y más motivadores, directivos capaces de potenciar las capacidades y talentos individuales de sus colaboradores, que sean articuladores de buenas ideas y gestores de felicidad, no causantes de estrés ni de tensión”, indica Parra.

La ‘Guía Salarial 2019’ de Hays evidenció que el 40 por ciento de las organizaciones en Colombia prefieren personas con habilidades blandas para sus cargos de alta gerencia, por encima de conocimientos especializados y una amplia experiencia. Así pues, el mundo será de aquellos directivos que sean mejores personas, capaces de comunicarse mejor con sus equipos y con excelentes competencias sociales.

Así las cosas, el rol del CEO debe actualizarse constantemente para entender las demandas de un mercado dinámico que hoy en día privilegia las prácticas sostenibles y los nuevos modelos de trabajo, donde el salario emocional y el propósito de la compañía deben ser interiorizados en todos sus niveles.

En conclusión, el mejor líder para una empresa es aquel que entiende que el negocio funcionará de manera correcta solo si logra integrar talento, procesos y gestión al resultado, sin olvidarse que, más que un jefe, debe ser un colaborador más, que siempre debe tener "puesta la camiseta" y demostrar con el ejemplo, no con los gritos, que haciendo las cosas bien y en equipo se pueden alcanzar las metas y los objetivos propuestos.

Errores más comunes en la gestión empresarial

Los CEO y gerentes están en el lugar equivocado cuando se creen dueños de la verdad, cuando no permiten desarrollar y crecer a sus equipos, cuando lo quieren controlar todo y cuando no están a la vanguardia de lo que está pasando en el mercado y, por ello, se resisten al cambio.

Los que todavía se cuestionan: “¿por qué debo cambiar si así siempre han funcionado las cosas?” o los que interiorizaron el dicho “donde manda capitán no manda marinero”, están sentenciados a quedarse solos manejando sus empresas o a desaparecer en el corto o mediano plazo.

Las empresas hoy buscan perfiles integrales con capacidades analíticas y de liderazgo que se ajusten rápidamente a las cambiantes demandas del mercado. Así mismo, que sean capaces de consolidar y agregar valor a través de las relaciones interpersonales desde su posición y la inteligencia emocional. Aquellos que no puedan adaptarse a estas nuevas condiciones, aplicando habilidades blandas y competencias que demuestren su nivel de conocimiento y especialización en torno a las últimas tendencias de su sector o industria, estarán rezagados en comparación a otros que sí logren comprender las necesidades que demandan tanto sus colaboradores como el mercado al que pertenecen.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.