Lo que poco se sabe sobre estas fechas

Lo que poco se sabe sobre estas fechas

El historiador y profesor José Alejandro Cifuentes, relata datos claves que no muchos conocen. 

Independencia3

El monumento a los Lanceros en Paipa es un homenaje de la batalla del pantano de Vargas del 25 de julio de 1819.

Foto:

Héctor Fabio Zamora.

Por: REDACCIÓN MÁS CONTENIDO
06 de agosto 2019 , 01:45 p.m.

Aunque suene extraño, para aproximarse al inicio de la Independencia de nuestro país hay que irnos a Europa, en 1807, cuando Napoleón decidió invadir Portugal y la monarquía española permitió que las tropas francesas cruzaran por su territorio para llegar a dicho país.


Napoleón, un estratega, no solo atacó Portugal, sino que también invadió España y capturó al rey Fernando VII. Por la ausencia del rey, hubo un vacío de poder y no cualquiera podía ocupar el cargo. Si alguien decidiera tomar el cargo incurría en un delito. Para que España no se saliera de control y no se perdieran las colonias se creó la Junta Suprema de Gobierno.

Lo que hizo la Junta fue otorgarles representación a los criollos, uno por cada virreinato. “Al ser un territorio extenso, la representación que ofreció era limitada y obviamente los criollos alegaron porque consideraron eso una exclusión”, dijo José Alejandro Cifuentes, historiador de la Universidad Javeriana y profesor de esta materia en la Sergio Arboleda.

Es por esto que entre 1809 y 1811, los criollos crean en América sus propias Juntas de Gobierno que, obviamente, no tenían el visto bueno de los españoles.

Y llegó el 20 de julio de 1810…

Esta fecha, que la reconocemos por ser el día en la que se rompió el famosísimo florero de Llorente, no fue escogida al azar por los criollos.

Ese día cayó un viernes, y había mercado en la actual Plaza de Bolívar, por lo que en ese lugar estaban campesinos vendiendo sus productos, artesanos, aguateras, ricos y pobres comprando cosas.

“Los criollos más importantes hicieron un complot en el que dramatizaron una pelea con el español José Gonzalo Llorente, un tipo que despreciaba a los criollos. Ellos jugaron con eso para elevar el ánimo de la gente que estaba en la plaza”, relata José.

El pueblo se enojó y los criollos lograron su objetivo: presionar al virrey para que permita la creación de la Junta de Gobierno de Santa Fe en 1810, y fue una de las más importantes por ser la capital de la Nueva Granada.

Aunque suene paradójico, esta nueva junta le jura lealtad al rey Fernando VII. “Los criollos son muy vivos, ellos dicen que van a aceptar el gobierno de Fernando VII en tanto él deje de ser preso de Napoleón y venga a gobernar aquí a América, pero sabían que eso no iba a pasar. Fue una forma muy viva de ganarse autonomía de gobierno y no irse en contra de los españoles”, enfatizó Cifuentes.

No se dice Patria Boba

Otro de los hechos que ronda en nuestra cabeza y que fijo nos preguntaron en un examen del colegio fue la Patria Boba (1810-1815), un periodo en el que al no estar bajo el poder de los españoles, entre los mismos criollos no definen qué sistema político instaurar (federalista o centralista) y terminó con la reconquista.

No obstante, algunos historiadores dicen que este periodo se llama Primera República, ya que afirmar que la reconquista solo se logró fácilmente por la disputa entre los criollos no es del todo acertado.

Entre los factores que no permitieron la Independencia total se pueden destacar dos: que aún había ciudades americanas que estaban del lado de los españoles y las derrotas en batalla que sufrió Napoleón, que lo obligaron a liberar al rey en 1815. Fernando VII, ya libre, decide ayudar a los realistas en América que aún apoyaban a España para reconquistar el poder en las colonias.

La tarea se la delegó a Pablo Morillo, quien llegó en 1816 a América, tomó Cartagena y avanzó en tres frentes hasta Santa Fe de Bogotá. Allí retomó la ciudad, reinstituyó al virrey Sámano y ejecutaron a Policarpa Salavarrieta, Camilo Torres, Francisco José de Caldas y José María Carbonell, entre otros.

Bolívar, recargado desde Haití

Ante la llegada de Morillo, los neogranadinos que estaban en armas corren rumbo al Casanare y Bolívar se escapa a Jamaica y luego a Haití.
Allí, Bolívar consigue el apoyo de unos comerciantes ingleses y del presidente de Haití, quien lo ayuda con soldados y suministros.

Ya en 1819 comienza el plan de libertar a la Nueva Granada, esto se inicia desde los llanos venezolanos, pasando por los Andes hasta llegar a Santa Fe de Bogotá, después de varias batallas y hasta cruzar por el páramo de Pisba.

De estas batallas se destacan la del Pantano de Vargas, del 25 de julio, y la del 7 de agosto, en el puente de Boyacá, que fue uno de los totazos más duros para el ejército español.

“Lo que vamos a celebrar el 7 de agosto es la derrota militar de los españoles. Pero aún va a faltar mucho para consolidar la Independencia. Entre 1819 y 1825 Bolívar sigue peleando en Venezuela, Ecuador y luego se va a Perú”, enfatizó Cifuentes.

Es por todo esto que no se puede enmarcar la Independencia en solo dos fechas, pues como se pudo ver fue un proceso largo y complejo que, incluso, se salió de los límites de lo que hoy es Colombia.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.