La nueva cara de los servicios públicos

La nueva cara de los servicios públicos

La inversión en redes hace parte de la gestión de las empresas operadoras actuales.

Servicios

La empresa Triple A es la encargada de distribuir el líquido vital a más de 2'800.000 personas en Barranquilla y su Área Metropolitana.

Foto:

Cortesía: Triple A

Por: REDACCIÓN MÁS CONTENIDO 
28 de agosto 2019 , 12:00 a.m.

Las empresas prestadoras de servicios domiciliarios en las principales ciudades de la costa Caribe y sus zonas rurales están cambiando la percepción negativa que por mucho tiempo tuvo la ciudadanía de los servicios de acueducto, recolección de basuras, gas o de Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs).

La energía eléctrica, uno de los servicios de mayor polémica en los últimos años, avizora un futuro, cuanto menos, prometedor con la llegada de grandes inversiones. María Claudia Peñas, directora ejecutiva de Cartagena Cómo Vamos, indica que para 2018 un 92 por ciento de la ciudadanía en Barranquilla se mostró satisfecha con este servicio; en SantaMarta la percepción positiva fue del 87 por ciento, al igual que en Cartagena.

Y es que actualmente el gas domiciliario está llegando a más hogares de la región, teniendo en cuenta que uno de los desafíos más grandes que han acompañado a este combustible desde su masificación ha sido sustituir la leña, el carbón o los combustibles líquidos en las cocinas, los cuales “implican una alta vulnerabilidad a enfermedades y muertes cardio respiratorias”, asevera Orlando Cabrales, presiente de Naturgas.

Por su parte, Camilo Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco) señala que hoy la cobertura de gas en la zona norte del país está entre el 40 y el 89 por ciento. “En los cascos urbanos tenemos una cobertura muy superior respecto a las zonas rurales, es ahí donde tenemos que hacer un gran trabajo para disminuir esa brecha bastante importante”, precisa Camilo Sánchez.

En el caso de Gases del Caribe, una de las empresas líderes en la región, esta organización cuenta con una cobertura en redes del 98 por ciento en 227 poblaciones del Atlántico, Magdalena y Cesar. En palabras de Manuel Vives de Andreis, subgerente comercial de la compañía, “atendemos a un m illón de usuarios entre industriales, comerciales y familias, de las cuales el 80 son de estratos 1, 2 y 3”.

El subgerente comercial de Gases del Caribe afirma que “el trabajo conjunto con las entidades gubernamentales, alcaldías y el Sistema Nacional de Regalías ha sido fundamental para lograr subsidios en la conexión del servicio de gas natural en las localidades más necesitadas, con el fin de garantizar el acceso al gas con el solo pago del consumo”.

Agua de calidad

En lo que respecta a agua y acueducto, la encuesta de Cartagena Cómo Vamos arrojó que un 67 por ciento de los cartageneros valora positivamente este servicio en su ciudad; cabe aclarar que el alto costo de la factura fue uno de los reclamos más comunes. A su vez, en Barranquilla la satisfacción fue del 81 por ciento y en Santa Marta es solo del 39 por ciento.

“Cartagena ha sabido resolver las necesidades de cobertura, ya que prácticamente el 100 por ciento de la ciudad en la parte urbana está conectada al servicio de acueducto, el reto ha estado en llevar la red a los 25 corregimientos en la zona rural. Se está avanzando en llevar el agua a Barú y Tierra Bomba, poblaciones con las que se tiene una deuda histórica; ya está pensado un proyecto tasado en $136.000 millones para instalar un tubo desde la subestación de Pasacaballos hasta la isla de Tierra Bomba”, manifiesta María Claudia Peñas.

De otro lado, la calidad del agua que se suministra en el departamento del Atlántico ha sido reconocida en el país por garantizar condiciones de salud y seguridad para sus usuarios, incluso, se puede tomar de la llave.

Estos logros se han dado gracias a la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla, Triple A. Esta empresa es la encargada de distribuir el líquido vital a más de 2'800.000 personas en el Distrito de Barranquilla y los 14 municipios del Atlántico en donde también opera: Puerto Colombia, Soledad, Galapa, Tubará, Juan de Acosta, Usiacurí, Piojó, Sabanalarga, Ponedera, Sabanagrande, Santo Tomás, Baranoa, Polonuevo y Palmar de Varela.

Triple A capta el agua del río Magdalena desde cuatro estaciones: Barranquilla, Las Flores, Sabanagrande y Ponedera. El volumen de captación promedio anual es de 240’000.000 de metros cúbicos de agua cruda proveniente de un afluente que ha recorrido todo el país hasta su desembocadura en el mar Caribe que esta empresa trata con diferentes tecnologías y controles para convertirla en una de las de mayor calidad en Colombia.

Cabe destacar que, para la prestación óptima de los servicios domiciliarios, Triple A lideró a junio 30 de 2019 un plan de inversiones por más de 14.000 millones de pesos en infraestructura, instalaciones sanitarias y el fomento de prácticas de higiene en todos los niveles.

“Uno de los retos más importantes de la compañía es garantizar la calidad del agua que suministramos a nuestros usuarios, ajustándonos a las variaciones de calidad de agua que pueda tener la fuente, para eso se cuenta con un monitoreo en línea permanente de las condiciones del agua captada”, expresan voceros de Triple A.

Los logros del 'Plan5Caribe

En marzo de este año, Celsia, la empresa de energía del Grupo Argos, dio a conocer que durante tres años fue ejecutado en la costa Caribe un paquete de obras de infraestructura eléctrica que requirió inversiones en el orden de los $480.000 millones y que hoy le permiten a la región contar con 56,5 kilómetros de redes de transmisión de energía, cinco subestaciones eléctricas de última tecnología y otras 10 fueron renovadas.

Este proyecto se realizó en el marco del 'Plan5Caribe' un conjunto de medidas del Gobierno que buscan optimizar y fortalecer el servicio de energía eléctrica en el Caribe colombiano.

Esta iniciativa está orientada en lograr resultados como mayor capacidad para atender la nueva demanda de energía para la región, tener menos suspensiones del servicio y reducir las variaciones, así como abre la posibilidad para atender más clientes industriales, comerciales o residenciales, con miras a contribuir con el desarrollo de la región.

Electricidad naranja

El desarrollo de las regiones a través de la economía naranja ha sido una de las banderas del Gobierno actual. Además de la promoción a las industrias culturales, esta política está enmarcada en un impulso al turismo, otro de los rubros donde los servicios públicos tienen gran incidencia. Camilo Sánchez, presidente de Andesco, afirma que tener un servicio de energía en óptimas condiciones es fundamental para atraer a visitantes de los distintos países del mundo. “Si en el Caribe no hay servicios de TICs, energía eléctrica y otros servicios públicos como agua o gas eso hace que se pierda un potencial mercado como lo es el turismo y que no se cumpla la política gubernamental de la economía naranja”, precisa Sánchez.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.