La línea que propone el POT para Bogotá en los próximos 12 años

La línea que propone el POT para Bogotá en los próximos 12 años

Se busca que haya más calidad de vida para los habitantes de Bogotá y la región. 

POT1

En el 2031, según lo propuesto en el POT, Bogotá tendrá más espacio público. En la foto, el Parque Simón Bolívar

Foto:

Cortesía

Por: MÁS CONTENIDO
15 de octubre 2019 , 12:00 a.m.

Que sea medible y comparable con las mejores ciudades del mundo, que se ajuste a la realidad y retos de las personas de hoy, que sea sostenible y, lo más importante, que les facilite y haga amable la vida cotidiana. Palabras más, palabras menos: que dentro de 12 años haya más calidad de vida para los habitantes de Bogotá y la región. Es lo que propone en esencia el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

“Esto implica trabajar por incrementar la satisfacción cotidiana de vivir y desarrollarse en un espacio público y un medioambiente sano y seguro, así como contar con servicios públicos de calidad, medios de transporte sostenibles y eficientes, y con los equipamientos que se requieren para generar igualdad de oportunidades para desarrollar el potencial humano de todos los bogotanos”, dijo Andrés Ortiz, secretario distrital de Planeación.

Para que lo contemplado para la próxima década no se quede en palabras, se determinaron cuatro indicadores líderes y 39 principales que pondrán al descubierto, en el 2031, si mejoró o no la calidad de vida en la capital. Veamos un ejemplo de cuatro indicadores representativos:

1. De ecoeficiencia: ¿Cuántos metros cuadrados de espacio público efectivo tengo por persona?, ¿Cuánta energía se consume per cápita?

2. De equidad: ¿Cuántas viviendas sociales soy capaz de generar como ciudad?

3. De competitividad: ¿Cuántos minutos me gasto en llegar al trabajo?

4. De gobernanza y gobernabilidad. ¿Cuál es el tamaño ideal de una localidad? La idea es tener localidades con poblaciones parecidas: entre 100 mil y 200 mil habitantes, es decir, pasar de 20 localidades a unas 40, más homogéneas y equilibradas.

Resultados concretos

De acuerdo con la Secretaría Distrital de Planeación: “Si al final de los 12 años podemos decir que la gente bajó de 50 minutos a 28 minutos para llegar a su trabajo, lo logramos”.

Sucederá lo mismo si la capital pasa de ofrecer 4m2 de espacio público por persona (cifra que tiene hoy Bogotá) a 6 m2 durante los próximos 12 años. La agenda mundial plantea 10 m2 por persona, ésta meta se logra si se incluyen zonas verdes privadas y nuevos parques metropolitanos.

En cuanto a las viviendas sociales, la construcción de éstas, de acuerdo con lo contemplado en el POT, implica que tengan buen espacio público, nuevos equipamientos de calidad y redes viales multimodales, para así aportar al desarrollo del entorno de los barrios donde se construirán.

Incrementar el número de localidades –el cuarto indicador líder del POT se propone porque hoy en día, una localidad como Suba tiene 1’200.000 habitantes, mientras La Candelaria no supera los 50.000 y Usaquén está en unas 474.000 personas, por solo dar tres ejemplos. Entre más grandes son las localidades, es más difícil administrarlas y facilitar la participación ciudadana.

“Para que una ciudad sea gobernable, las localidades ideales serían de entre 100.000 y 200.000 personas. Son manejables y pueden organizar mejor las obras públicas que necesitan, el control urbanístico y de los usos de alto impacto, etc. Por eso proponemos unas 40 unidades administrativas locales que faciliten una verdadera gerencia del territorio y que tengan una proporción homogénea de personas”, aseguró Planeación, y añadió que la gobernanza también significa que los ciudadanos pueden hacer seguimiento a los recursos públicos que se invierten.

De acuerdo con el consultor del POT, Édgar Duarte, la razón de tener indicadores sencillos y de resultados concretos es que cuando se haga una referencia con respecto a cualquier ciudad del mundo, “se pueda decir: nosotros somos iguales, parecidos, mejores o deficitarios en cuanto a espacio público, cantidad de barrios construidos con viviendas de interés social, tiempos de desplazamientos diarios, entre otros temas”, precisó Duarte.

¿Cuál es la filosofía?

Lograr más calidad de vida para los bogotanos, esa es la filosofía. ¿Cómo se va a conseguir? Los nueve estudios adelantados por consultoras, los 72 documentos técnicos, el aporte de más de 100 especialistas y una amplia participación ciudadana, dieron como resultado un modelo que propone tres estructuras: la ambiental y de espacio público; la funcional y de servicios; y la social y económica. Y son precisamente estas estructuras las que organizan las políticas para el territorio distrital.

Acercar los servicios que requieren en el día a día los ciudadanos (desde los niños hasta los adultos mayores) para evitarles múltiples y largos desplazamientos, integrar los recursos naturales de tal forma que pueda protegerse y disfrutarse, y ordenar las alturas permitidas de los edificios –pensando en que los más altos van sobre las grandes avenidas y los más bajitos sobre las vías pequeñas de escala de barrio– son algunos de los temas que se abordarán en este informe especial para que los lectores conozcan más de cerca y al detalle el nuevo modelo del POT; con una visión que a muchos gusta y a otros preocupa.

¿Por qué se está hablando hoy del POT y cuál es su importancia?

Bogotá no es la única ciudad del país en la que se está tramitando la aprobación de un nuevo POT. La historia comienza en 1997, con la Ley 388. Ese año se crearon los POT como un instrumento de planificación para todas las ciudades, porque muchas estaban en medio de crisis causadas por el acelerado crecimiento poblacional que se inició en los años 50.

Con el POT se regula la utilización, ocupación y transformación del espacio físico urbano y rural. Por ejemplo, le sirve al alcalde de turno para tomar decisiones como proteger el medioambiente, prepararse para una tragedia, construir viviendas (desde VIS hasta megaedificios), ampliar o limitar el comercio, administrar los derechos para construir en altura, y regular al sector privado encargado del desarrollo inmobiliario, entre otros temas.

Los primeros POT del país fueron aprobados entre los años 2000 y 2003. Son conocidos como POT de “primera generación” y tenían una vigencia de tres periodos de gobierno.

A corte de 31 de diciembre de 2015, el 80 % de los municipios del país tenían el POT vencido. Aunque cada ciudad hizo modificaciones a ese primer POT, el que están gestionando actualmente es uno nuevo. En el caso de Bogotá, desde el 2000, hubo una revisión y dos propuestas fallidas de modificación.

Glosario

En el listado va a encontrar algunos términos que servirán para entender con más detalle el POT.

En lo normativo:

1. Espacio público efectivo: son espacios abiertos destinados a parques y zonas verdes, en donde cualquier persona puede permanecer o discurrir libremente.

2. Perfil de naturalidad: composición y proporción de grados de naturalidad asignados a las áreas de la Estructura Ambiental y de Espacio Público para conservar y mejorar la calidad ambiental del territorio.

3. Tratamientos urbanísticos: sectores urbanos delimitados con el objetivo de establecer –con base en sus características físicas– los derechos de edificabilidad (alturas) y el manejo diferenciado de la norma y de los proyectos destinados a conservar, consolidar, renovar, mejorar o desarrollar.

4. Zonas urbanas homogéneas: zonas de la ciudad que presentan características semejantes en cuanto a la conformación de las calles (trazado), y a los tipos de edificaciones que las ocupan (tipologías residenciales, comerciales, institucionales, industriales, etc.).

5. Trazados urbanos: son las formas que tienen los barrios según el diseño vial y del espacio público que les dio origen. Pueden ser de origen planificado o no planificado y, a su vez, pueden ser trazados regulares, especiales, orgánicos o complejos.

6. Tipologías arquitectónicas: corresponden a la forma y la altura de los edificios destinados a la vivienda, el comercio, los usos institucionales o las industrias.

7. Áreas de actividad: sectores urbanos a los que se les asignan ciertos usos en función de su localización y el tipo de usos predominantes. Son: residencial, múltiple, dotacional e industrial. Se dividen en categorías con el fin de establecer el nivel de la mezcla de uso.

8. Mitigación de impactos: conjunto de acciones que garantizan que el desarrollo de los usos del suelo y su mezcla se genere en función de proteger los barrios residenciales.

9. Equipamientos: edificios y demás infraestructuras de prestación de servicios públicos y sociales. Ejemplo: colegios, hospitales, teatros y alcaldías.

En lo instrumental:

1. Actuaciones urbanas integrales: proyectos de gran escala que involucran distintas intervenciones físicas (vías, espacio público, etc.) y sectoriales (educación, salud, etc.) para consolidar el modelo de ocupación.

2. Pomca (Plan de Ordenamiento y Manejo de una Cuenca): instrumento dirigido al planeamiento de los elementos que conforman un río, buscando la gestión del recurso hídrico, la recuperación de cobertura vegetal y la protección del ecosistema estratégico, entre otras.

3. PMA (Plan de Manejo Ambiental): instrumento de superior jerarquía para el POT por medio del cual se establecen las acciones que se requieren para proteger, recuperar y conservar las áreas protegidas.

4. PEMPD (Plan Especial de Manejo y Protección): instrumento de superior jerarquía para el POT, que busca asegurar la conservación de la memoria e identidad del centro histórico de Bogotá, protegiendo y conservando el patrimonio cultural.

5. Sostenibilidad: satisfacción de las necesidades ambientales, sociales y económicas del presente, salvaguardando los recursos necesarios para no poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras.

En lo estratégico:

1. Gobernabilidad y gobernanza: todas las formas y escalas implícitas a las gestiones del Gobierno para hacer posible la formulación, ejecución, y evaluación del POT, permitiendo la articulación e interacción de actores públicos y privados y garantizando participación ciudadana.

2. Compacidad: equilibrio razonable entre los procesos de urbanización, las áreas no ocupadas y el espacio público, aprovechando de forma eficiente los recursos físicos del territorio, como el agua o el suelo y disminuyendo el impacto ambiental.

3. Densidad: proporción del volumen total ocupado en altura en un sector determinado de la ciudad en función de la disponibilidad de espacios públicos y zonas verdes.

4. Cercanía: distancia máxima entre áreas residenciales y espacios públicos abiertos, equipamientos, centros de empleo y servicios de transporte masivo, definida para minimizar los recorridos urbanos.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.