La Candelaria, el lugar donde se respira el origen de Bogotá

La Candelaria, el lugar donde se respira el origen de Bogotá

Algunas de las inversiones se han destinado a la instalación de luminarias y mobiliario en las vías.

Candelaria

La intervención en la calle 10.ª se ha realizado en tres fases. La alcaldía local entregó la primera, que comprende las carreras 2.ª y 4.ª. 

Foto:

Cortesía.

Por: MÁS CONTENIDO
16 de octubre 2019 , 09:24 a.m.

Imagínese la Bogotá de 1774, esa que tenía tan solo unos 16.000 habitantes y ocho barrios. Esa de calles destapadas, por donde pasaban carruajes con caballos, donde no existían carros ni mucho menos acueducto. Esa Bogotá que hoy se evoca gracias a algunas casas que quedan en pie en La Candelaria.

En esa época, pleno siglo XVIII, el virrey Manuel Guirior decidió organizar la ciudad, nombrando las calles y numerando las casas. Una de ellas es ‘La calle de la toma del agua’, que hoy se conoce como la calle 10.ª entre las carreras 2.ª y 3.ª. “Se la llamó así porque en la mitad de la cuadra había un pozo para que la gente tomara agua”, cuenta Luis Fernando, un vecino que lleva 20 años anclado a La Candelaria.

Luis es ese vecino que se sabe paso a paso cada historia, cada mito, cada suceso. Tiene una memoria envidiable, a pesar de tener más de 70 años.

“Las casas de esta calle son inmensas. Si usted observa bien, casi todas tienen balcones, porque esa era la debilidad de los españoles. Allá donde hoy es el Museo de Trajes de la Universidad América –señala con el dedo hacia la carrera 5.ª– era la casa de nuestra amiga Manuelita Sáenz. Allá estuvo con el amigo Simón Bolívar”, relata.
Precisamente, esta, ‘La calle de la toma del agua’, es una de las que fueron intervenidas por la alcaldía local de La Candelaria.

“La calle 10.ª es una de las más importantes de Bogotá porque en ella están los museos, el teatro Colón, el Capitolio Nacional, el Ministerio del Interior y demás edificaciones de valor patrimonial”, explican en la alcaldía.

Así, en 2016, esta entidad abrió proceso licitatorio para los diseños de la calle 10.ª, desde la carrera 2.ª hasta la 7.ª; y la construcción desde la carrera 2.ª hasta la 4.ª. Una segunda fase, de la carrera 4.ª a la 5.ªB y de la carrera 6.ª a la 7.ª. Y una tercera fase que incluye toda la fachada del teatro Colón y el Palacio de San Carlos.

Las casas de esta calle son inmensas. Si usted observa bien, casi todas tienen balcones, porque esa era la debilidad de los españoles

Allí, se diseñó la 10.ª como vía peatonal, con bolardos retráctiles para los residentes de las casas que quedan sobre esta emblemática calle.

“Aquí los vecinos que tienen carro y una autorización de la alcaldía tienen la llave del bolardo para bajarlo y así poder parquear su vehículo. De resto, la vía hoy es totalmente peatonal”, cuenta el vecino Luis Fernando, quien dice que esta obra ha sido de las más bonitas de la localidad porque les devolvieron el espacio a los transeúntes.

“La mayoría de visitantes que vienen aquí son extranjeros, pero los fines de semana también vienen bogotanos a conocer otras partes de su ciudad”, cuenta Óscar Torres, dueño del Café de la Tintería, un negocio que abrió las puertas hace tres meses y ha sido beneficiado por la peatonalización.

“Estos trabajos que realizaron aquí han tenido muy buena acogida. Incluso han rehabilitado las fachadas, y eso claro que llama la atención, evoca otras épocas y genera más turismo”, apunta. El costo total de esta obra fue de $ 3.518’000.000.

La plazoleta de lujo

Además de las inversiones en malla vial, la alcaldía de La Candelaria también destaca el proyecto Raps (Redes Ambientales y Peatonales Seguras) en el nodo de La Concordia, en la calle 12 entre carreras 1.ªA y 1.ª.

“Los andenes de esta zona necesitaban rehabilitación urgente y construcción de espacio público. Este proyecto se complementa con el Colegio La Concordia, a cargo de la Secretaría de Educación, y la reconstrucción de la plaza de mercado La Concordia, a cargo del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural”, cuentan en la alcaldía local. Vale aclarar que en el primer sótano de la plaza se construyó una galería de arte que les abre las puertas a vecinos del barrio, bogotanos y turistas.

Carla Gómez camina con su pequeño hijo por la carrera 1.ªA entre calles 12C y 12D, donde la alcaldía recuperó el espacio y lo convirtió en una gran plazoleta para los transeúntes.

“Ahora sí se puede caminar, antes pasar por aquí era muy difícil. Además estas obras le devuelven la seguridad al barrio”, afirma. El costo total de esta intervención fue de 2.300’000.000 de pesos.

Datos curiosos de La Candelaria

8 barrios tenía toda la ciudad
En 1774, el virrey Manuel Guirior ordenó hacer un censo para organizar la ciudad. Se supo que Bogotá tenía 16.233 habitantes y ocho barrios. La idea era nombrar cada calle para identificarla; algunos de los nombres son Cara de Perro, La Fatiga y La Alegría.

25.000 Fotografías de Bogotá
Uno de los puntos de interés cultural de La Candelaria es el Museo de Bogotá, que aloja más de 25.000 fotografías, 425 planos históricos y 220 objetos que se consideran el testimonio de las transformaciones que ha sufrido la capital del país. Entrada libre todos los días.

183 hectáreas tiene La Candelaria
La Candelaria es la localidad más pequeña de Bogotá, con una extensión de 183,89 hectáreas según datos del Departamento de Planeación Distrital. Actualmente, sus barrios son Belén, Las Aguas, Santa Bárbara, La Concordia, Egipto, Centro Administrativo y Catedral.


El legado turístico de La Candelaria

Según el Instituto Distrital de Turismo (IDT), Bogotá recibe aproximadamente 1’900.000 turistas extranjeros al año. Y de esta cifra, 1’500.000 personas visitaron el centro histórico.

Esto quiere decir que es un punto turístico clave para la capital y el país.
Carlo D’Aste es un italiano que visitó Bogotá a mediados de este año junto con toda su familia y, según él, uno de los puntos que no se podía perder fue, precisamente, La Candelaria.

“Si me preguntas qué fue lo que más nos gustó, fue este lugar porque se encuentra lo más típico de la ciudad. Seguro volveremos muy pronto”, expresa.


Conozca algunos de los sitios de interés de La Candelaria

De picota pública a Plaza de Bolívar
Este lugar, símbolo de Bogotá, está ubicado entre las carreras 7.ª y 8.ª con calles 10.ª y 11, y cuenta con una capacidad máxima para 55.600 personas.
Sin embargo, hacia el siglo XVI, la plaza era la picota pública de la ciudad, fue el escenario de fusilamiento y ejecuciones de muchos de los próceres de la patria.

El Chorro de Quevedo
Una de las fuentes de agua más emblemáticas de la capital es, sin duda, el Chorro de Quevedo: un espacio donde confluyen universitarios, turistas, residentes y comerciantes diariamente para tomar chicha, disfrutar de las jornadas de cuentería, comer en alguno de los restaurantes cercanos y comprar artesanías, entre otras actividades.

El último lugar de Gaitán
El 9 de abril de 1948, Bogotá presenció uno de los mayores caos de toda su historia en un fenómeno que se conoció como el Bogotazo. Esto, debido al asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, en la esquina de la carrera 7.ª con avenida Jiménez. Hoy, este punto sigue siendo recordado a través de varias placas conmemorativas.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.