Secciones
Síguenos en:
La academia le apuesta a mitigar impactos negativos medioambientales
ingeniroajdj833

Desde este campo de acción, se facilita hacer un seguimiento y control a la realización de proyectos por medio de la activación de planes de manejo ambiental.

Foto:

iStock

La academia le apuesta a mitigar impactos negativos medioambientales

FOTO:

iStock

Desde la Ingeniería Ambiental se contribuye a la conservación y recuperación de los ecosistemas.

La Ingeniería Ambiental contribuye a la conservación y recuperación de los ecosistemas a través de la formulación e implementación de programas o estrategias que permitan la ejecución de acciones puntuales que den la posibilidad de reducir o mitigar los impactos ambientales negativos; adicionalmente facilita hacer un seguimiento y control a la realización de proyectos por medio de la activación de planes de manejo ambiental.

Así lo explica María Lucía Franco, subdirectora de Educación y Participación del Ministerio de Ambiente, quien añade que esta carrera permite a sus profesionales formular y desarrollar estrategias, programas y demás acciones necesarias para enfrentar y erradicar los problemas evidenciados a nivel local, nacional y mundial, con el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

En esa línea, Juan Mauricio García, docente de Ingeniería Ambiental de la Universidad El Bosque, sostiene que la ingeniería ambiental aplica los principios de las ciencias de la tierra, biológicas, sociales y ambientales para mejorar el desempeño de las actividades humanas en temas de sostenibilidad. Para lograr esto identifica, con un enfoque transdisciplinar, las problemáticas ambientales que afectan los ecosistemas y diseña artefactos que permiten mitigar, controlar o resolver los impactos que todo proyecto puede tener.

“Desde que inician su proceso de formación, los ingenieros ambientales se reconocen como actores que aportan en el desarrollo sostenible. Entienden la importancia de alcanzar buenos niveles de calidad de vida, sin comprometer la disponibilidad de un ambiente sano para varias generaciones, y reconocen los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) como una de las agendas más importantes para aplicar sus ideas”, indica García.

Al respecto, Diana Carolina Barreto Reyes, magíster en Gestión Ambiental y Especialización en Seguridad y Salud en el Trabajo, afirma que esta profesión está enfocada en generar soluciones prácticas, eficientes y adecuadas a la pertinencia de cada organización, con el propósito de reducir los impactos ambientales y mejorar el desempeño ambiental de las empresas o de cualquier escenario donde pueda estar presente.

Su contribución, según ella, se basa en la búsqueda de medidas que impacten en la recuperación de los componentes ambientales que hacen parte de los ecosistemas y, sobre todo, en la preservación de dichos espacios estratégicos. En cuanto a la implementación de acciones que aporten a la reducción de los impactos ambientales, anota que el trabajo es clave, puesto que aporta diseños y estrategias que apuntan a la mejora de los controles operacionales que son una de tantas herramientas para disminuir los efectos negativos al ambiente.

Frente al papel de esta carrera y sus profesionales en el desarrollo sostenible, destaca que este está en la capacidad de aportar desde su formación y conocimiento a los diferentes retos que establece el desarrollo sostenible. “Desde el escenario ambiental, su aporte está enmarcado en acciones enfocadas a la prevención de la contaminación ambiental. En lo económico, contribuyendo a las estrategias de crecimiento sostenible del escenario donde se desarrolle y, en lo social, promoviendo acciones vinculadas a la comunidad para su desarrollo integral”, precisa Barreto.

Proyectos sostenibles

Por su parte, July García, docente ambiental de la Facultad Gestión Negocios y Sostenibilidad del Politécnico Grancolombiano, asegura que la ingeniera ambiental busca desarrollar instrumentos para la toma de decisiones que involucren modelaciones y evaluaciones ambientales para dimensionar los impactos de un proyecto y su viabilidad.

Así, una vez conocida la problemática ambiental, los profesionales pueden plantear simulaciones de posibles soluciones que contribuyan a evitar el deterioro de los recursos naturales desde la perspectiva del desarrollo sostenible. Los proyectos –agrega– deben ser sostenibles y no solamente tienen que considerar la variable económica y financiera, sino que es indispensable tener en cuenta con igual importancia las variables ambientales y sociales.

De otro lado, dice que la protección y restauración de los ecosistemas requiere directrices, regulaciones técnicas y jurídicas, donde los profesionales de ingeniería ambiental pueden realizar aportes significativos, con base en el conocimiento de las áreas de importancia ambiental y la medición de indicadores de los ecosistemas afectados.

“El papel de la ingeniería ambiental y sus profesionales es trascendental en el cumplimiento de los objetivos del desarrollo sostenible (ODS). Es necesario que se determine la sostenibilidad de las actividades en los diferentes sectores económicos y para generar su viabilidad es necesario contar con profesionales con perfiles idóneos que permitan entender la problemática ambiental y social, proponer soluciones y responder a las necesidades de las empresas tanto públicas como privadas, así como los requerimientos de las autoridades ambientales”, subraya la docente.

Crece la demanda

Para Juan Mauricio García, aunque en los últimos 30 años se han abierto bastantes espacios para los ingenieros ambientales en las empresas, el resultado todavía no es satisfactorio, pues hay sectores que cuentan con estos profesionales, pero no les dan la oportunidad de desarrollar su potencial al máximo.

De hecho, recalca que muchas organizaciones no tienen como parte de su responsabilidad social corporativa un espacio voluntario y activo donde el ingeniero ambiental pueda hacer diseño y rediseño, con lo cual las empresas quedan por fuera del protagonismo, bastante ansiado, donde toman un rol principal y son actores que hacen por el ambiente y la sociedad más de lo que está en el marco normativo local.

En ese sentido, la Subdirectora de Educación y Participación del Ministerio de Ambiente considera que en la actualidad las empresas buscan ingenieros ambientales con el objeto de prevenir, mitigar, corregir y compensar cada uno de los impactos que los proyectos que estén implementando puedan generar, toda vez que la norma vigente colombiana permite la exigencia y compromiso por parte de las compañías que afecten directa o indirectamente el medio ambiente con el desarrollo de sus actividades.

A lo que Diana Carolina Barreto suma que en la medida que los empresarios les den mayor prelación a los asuntos ambientales y, además, los tomen también como una estrategia de sostenibilidad y de mejora del desempeño ambiental, estos profesionales tendrán más cabida en el mercado.

“A la falta de conciencia (no en todos los casos) hay que añadir la competencia con otras carreras similares, lo cual hace que las oportunidades sean más escasas para poder obtener experiencia. Hay que resaltar que cada día se tienen más en cuenta los requisitos ambientales para los proyectos, haciendo que la necesidad de estos profesionales aumente en estos tiempos”, puntualiza la magíster en Gestión Ambiental.

En tanto que July García confirma que la demanda de profesionales ambientales se ha incrementado con el tiempo, y que esto se debe en gran parte a que Colombia se ha adherido y ratificado en los tratados internacionales, generando mayores exigencias a nivel ambiental.

Asimismo, cree que el campo de acción de los ingenieros ambientales es amplio, pues el tema ambiental es transversal a las demás actividades económicas y cada vez son más los requerimientos por parte de las autoridades ambientales para el otorgamiento de permisos y licencias, aparte de que las políticas y regulaciones ambientales también han volcado a las empresas a la implementación en sus procesos de tecnologías más limpias con el ambiente, el manejo adecuado de residuos, emisiones y vertimientos, el uso de energías alternativas, análisis de ciclo de vida de los productos y ecoetiquetas, entre otros.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.