Elegir el morral indicado, una decisión que va más allá del gusto

Elegir el morral indicado, una decisión que va más allá del gusto

Se debe tener en cuenta el tamaño para así evitar dolores de espalda, cuello y hombros.

Morral indicado

En caso de llevar libros pesados, hacer que los colegios dispongan de ‘lockers’ para guardarlos.

Foto:

iStock

Por: MÁS CONTENIDO
27 de enero 2020 , 09:24 a.m.

El inicio del colegio para unos y el regreso a clases para otros implica pensar en la compra y selección de diferentes artículos, como útiles escolares y uniformes, pero también está la de los morrales que, aunque parezca una más, sí necesita de una decisión más calmada y consciente, puesto que involucra la salud de los estudiantes.


Teniendo en cuenta que en el mercado hay tanta oferta y que muchos de los niños y jóvenes se ven seducidos por el diseño innovador o por los modelos que incluyen a los personajes, series, equipos y películas de moda, los padres son quienes deben analizar, con base en la edad de sus hijos, las especificaciones, la ergonomía y la funcionalidad del morral para evitarles futuros problemas.

De acuerdo con la pediatra Yesica Castillo las maletas escolares preferiblemente deberían escogerse con rodachines porque, usualmente, durante los primeros días de clase los alumnos llevan muchos libros y ese peso que a veces cargan los niños en la espalda puede producirles problemas de columna, dolores lumbares o, incluso, a largo plazo formaciones como escoliosis o cifosis.

Entre las complicaciones para la columna están los desgarres y hernias discales, por lo que es muy importante que al momento de comprar se verifique que el morral en sí no pese tanto, que tenga doble tirante (uno para cada brazo) y que estas sean de 5 o 6 centímetros de ancho y acolchadas, al tiempo que la lonchera vaya aparte y no adentro del mismo maletín.

De ser posible, la especialista aconseja dejar en el colegio la mayoría de los libros y se lleven a la casa solamente los útiles necesarios, para liberar carga.
“Considero que los colegios piden demasiados libros y que, aunque no se utilizan todos los días, sí obligan a los alumnos a llevarlos, y eso en la consulta de pediatría se evidencia en los aumentos de manifestaciones lumbares en los niños, de dolor y de deformidad”, anota Castillo.

De otro lado, Rodrigo Castro Rebolledo, médico fisiatra y docente de la facultad de medicina de la Universidad El Bosque, dice que aunque el diseño del morral es algo que debe tenerse en cuenta, este no constituye el factor decisivo en el desarrollo de alteraciones músculo-esqueléticas en niños y adolescentes.

Para él, el factor preponderante es el peso, ya que las cargas de los bolsos escolares se han asociado a dolor corporal, especialmente en la zona de la columna vertebral (tanto cervical como lumbar), alteraciones cardio-respiratorias, problemas en la postura y en el balance corporal. Otro problema identificado, añade, es que al alterarse el centro de gravedad puede conducir a caídas y lesiones en los niños en etapa escolar.

Por eso el especialista manifiesta que es necesario entender que tanto los niños como los adolescentes experimentan un crecimiento y desarrollo acelerado de los tejidos esqueléticos y blandos que los sostienen, y que si se aplica una carga de peso muy alta, se altera el centro de gravedad, lo que ocasiona que se produzcan lesiones por sobre uso.

Así las cosas, Castro advierte que hay que tener en cuenta que el esqueleto de los niños tiene una gran cantidad de cartílago, especialmente donde ocurre el crecimiento y actúa como predecesor de la osificación de los huesos. Este proceso puede durar hasta los 16 años en las mujeres y hasta los 18 en hombres.

Igualmente, que el estrés físico diario asociado con el transporte de mochilas causa una inclinación significativa de la cabeza y el tronco hacia adelante. Se supone que las adaptaciones posturales anormales intermitentes diarias pueden provocar dolor y discapacidad.

“Si el peso no es adecuado, se produce un estrés significativo sobre las estructuras generando lesiones y las alteraciones definidas. La literatura científica ha definido de manera clara que una mochila o morral no debe tener, con su contenido, un peso mayor al 10 por ciento del peso corporal total del niño”, explica el médico fisiatra.
Y revela que en varios estudios se ha encontrado que en muchos casos los morrales cargan más del 20 por ciento del peso corporal, lo que lleva a problemas de dolor que varían entre un 30 a un 70 por ciento.

El fisioterapeuta de Doctoralia Elgin José Hernández Segura agrega que otro factor relevante es la distancia que deben recorrer los estudiantes para llegar al colegio o si en él hay muchas escaleras y/o rampas, para lo cual las ruedas son ideales, mientras que los menos recomendables son los tipo mochila, pues la carga va en un solo hombro y eso puede generar una inclinación del tronco y dolor de espalda.

Más que un buen diseño
Con respecto al diseño, Castro asevera que se ha encontrado que las recomendaciones principales son los morrales que tengan un buen soporte para la espalda, un tamaño y ajuste óptimos, facilidad de ajuste y ancho adecuado, y correas de hombro y cintura bien ajustadas.

Según el experto, si bien el diseño y el tamaño del morral son importantes, el elemento clave es el peso máximo que se debe llevar y que no debe exceder el 10 por ciento del peso corporal de los niños, las niñas y los adolescentes.

Por tal razón dice que es necesario tomar varias medidas preventivas, entre estas pesar el morral con su contenido y tratar de no exceder ese 10 por ciento y, en caso de tener que llevar libros exageradamente pesados, hacer que los colegios dispongan de suficientes lockers para que los niños puedan dejarlos guardados y no tener que cargarlos permanentemente.

“Ya hay una oferta cada vez más amplia de dispositivos móviles (tabletas digitales), de precio cada vez más favorable, que permitiría que los niños no se sobrecarguen con el peso exagerado que implica llevar libros de texto que resultan excesivos en cuanto a su peso y volumen”, concluye el también docente de la facultad de medicina de la Universidad El Bosque.

Por su parte la marca Totto, además de trabajar en productos que cumplan con todos los requerimientos, llama la atención a los padres y clientes sobre la importancia de una correcta selección de los morrales, más allá del diseño.

Y para eso recomienda que el morral debe ser acolchado en la parte posterior, correas y espaldar, esto con el fin de evitar molestias en el momento de llevarlo cargado, y que las cargaderas en forma de “s” ofrecen una mayor comodidad, ya que se ajustan mejor al cuerpo y deben estar ajustadas para que el morral esté por lo menos cinco centímetros más arriba de la cintura.

Así mismo, asegura que cargar la maleta con los dos hombros ayuda a distribuir el peso sobre la región superior de la espalda y no sobre la inferior; el morral no debe superar el 10 o 15 por ciento del peso total de la persona, es decir que si se trata de un niño que pesa 35 kilos, lo que contenga el morral debe oscilar como máximo entre 3,5 y 5 kilos.

De igual forma señala que los objetos más pesados se deben colocar en la parte posterior y los más livianos en la parte frontal, lo que evitará desequilibrios ergonómicos. Elegir el tamaño adecuado del morral permite un mejor ajuste de acuerdo con la medida del torso de quien lo lleve.

Según este fabricante, para los niños pequeños el morral o maleta con rodachines o llantas resulta muy útil, ya que en algunas ocasiones son ellos quienes más materiales deben cargar para sus jornadas escolares y este tipo de accesorio les evita llevar ese peso excesivo en la espalda.

“A la hora de elegir el morral indicado para los niños, es importante tener en cuenta que un mal uso puede ocasionar lesiones en la espalda (como cifosis o escoliosis - desviación lateral de las vértebras), cuello y hombros; así como su mal uso puede ocasionar problemas de postura y lesionar músculos y articulaciones”, enfatiza Totto.
Recuerde también que elegir el tamaño adecuado del morral permite un mejor ajuste y puede evitar dolores de espalda, cuello y hombros.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, la marca agrega que la talla o tamaño del morral debe elegirse según la medida de la espalda: talla S – 38 a 46 cm, talla M – 46 a 51 cm y talla L/XL – 51 cm.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.