El talento y la creatividad, una dupla que transforma la región

El talento y la creatividad, una dupla que transforma la región

La economía naranja es una industria para exaltar las expresiones culturales autóctonas de la Costa.

señor2

Incentivos como el Portafolio Distrital de Estímulos están dirigidos a la consolidación de la actividad cultural de Barranquilla.

Foto:

ÓSCAR BERROCAL / CEET

Por: REDACCIÓN MÁS CONTENIDO
28 de agosto 2019 , 12:00 a.m.

La empresa cultural más reconocida en el país por antonomasia es el Carnaval de Barranquilla, una clara expresión de economía creativa que ha generado desde sus inicios (hacia el siglo XIX) encadenamientos entre diversas empresas musicales, artísticas o actorales mientras se enaltecen elementos autóctonos propios del patrimonio de la Costa.

Asimismo, el Caribe colombiano es un territorio de gran diversidad y con innumerables expresiones de cultura, al igual que bienes de interés cultural con el potencial de ser explotados con miras al desarrollo de las poblaciones y la generación de empleo. “Sin duda, las industrias creativas y culturales tienen el potencial de impactar significativamente en las economías, creando nuevos empleos de calidad y promoviendo un aumento del bienestar”, señalan expertos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Pero ¿qué son y qué hacen las empresas culturales? De acuerdo con el Ministerio de Cultura, son aquellas que proveen bienes y servicios que pueden reproducirse masivamente, tales como la industria editorial, la música grabada, la literatura, la radio y la industria audiovisual, principalmente.

Precisamente, la zona norte del país, dada su innegable vocación turística, es una tierra de cultivo para muchas ideas de empresas culturales que pueden emprender alrededor de la cultura del vallenato, por ejemplo, generando una economía de escala que vaya más allá de experiencias individuales en un concierto o viaje de turismo.

Otra opción a considerar es “cómo generar encadenamientos con el resto de la ciudad del patrimonio cultural y deportivo que tiene el barrio Pescaíto en Santa Marta, o cómo transformar ese mismo atractivo cultural en una actividad económica permanente que empuje la ciudad. Estas son el tipo de preguntas para las cuales se deben hallar respuestas con miras a aprovechar los beneficios de la economía naranja en la costa Caribe”, añaden los voceros del BID.

Cultura, instrumento de desarrollo

De cara al progreso de las ciudades de la Costa, la gran contribución de este tipo de industria es que al estar relacionada con el desarrollo económico –sin que esto sea su objetivo principal–, impulsa nuevas redes, refuerza la colaboración entre organizaciones y promueve el trabajo articulado con el Gobierno, con el fin de hacer cumplir su labor de asesoramiento en materia de políticas y refuerzo de las capacidades, en particular en el ámbito de la administración cultural.

Para Sandra Rodríguez, profesora asociada del departamento de Economía de la Universidad del Norte, “si quitamos el sentido de responsabilidad, es cierto que la valoración de las actividades y bienes culturales permiten a las sociedades transformar su sensibilidad hacia fenómenos tan importantes para su desarrollo como lo son el reconocimiento de la diversidad y la necesidad de su promoción y protección”.

Por su parte, Ximena Tapias, presidenta de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias, considera que las empresas culturales sí son herramientas para el progreso, “particularmente en estos momentos en los que se reconoce de manera especial no solo a la región Caribe, sino al talento colombiano en todo el mundo. Aunque parezca un contrasentido, el retraso en infraestructura para la explotación de bienes tradicionales en el país le han sumado al desarrollo de la economía naranja”.

Cabe destacar que cada una de las ciudades de la Costa ha explotado de una u otra forma el talento y la creatividad. Del lado de Cartagena, por ejemplo, hoy es sede del Festival Internacional de Música y ha alojado varias veces al reconocido Hay Festival. Además, en octubre tendrá lugar la cumbre de la industria creativa en Cartagena. Todos estos eventos están pensados para el desarrollo social y la generación de bienestar.

De otro lado, además de estas iniciativas de gran formato hay proyectos que involucran empresas culturales en pro de la convivencia. Como lo explica Gustavo de la Vega, experto en economía naranja y managing director de NativApps, “por ejemplo, una estrategia reciente fue la de Transmetro en Barranquilla, que involucró a un grupo folclórico muy conocido para hacer pedagogía sobre el respeto por la fila en las estaciones del sistema, y aunque estuvo limitada por un periodo de tiempo específico, involucraba una empresa cultural en torno a la generación de conciencia ciudadana”.

Negocios sustentables en el tiempo

Las industrias culturales trascienden la generación del lucro y las ganancias, ya que la forma como se crea valor en estas empresas promueve la colaboración, la inclusión y el desarrollo sustentable. Cabe resaltar que los aprendizajes desde otras actividades basadas en recursos naturales nos demuestran la importancia que tiene desarrollar modelos de negocio que sean sostenibles.

“Se necesitan personas que posean habilidades digitales, que tengan capacidad de incorporarse a modelos de negocios basados en la creatividad. Por ejemplo, el Carnaval de Barranquilla genera al menos 20 millones de dólares para la economía, movilizando una parte importante de la población en su organización. La base está consolidada, lo que sigue es cómo construir un modelo alrededor de este evento que no solo multiplique los ingresos, sino que lo transforme en una actividad que genere beneficios todo el año”, agregan voceros del BID.

Al mismo tiempo, casos como el de Cartagena, con un patrimonio cultural de nivel mundial, representan desafíos para desarrollar modelos de negocios en el sector que permitan incluir a una mayor proporción de la población, por lo que actividades en la dirección de lo cultural generarían beneficios adicionales que sobrepasan los meramente económicos.

Barranquilla, caso de éxito

El reconocimiento de Barranquilla como O-City marcó un avance en la promoción del patrimonio cultural de la capital del Atlántico; una plataforma digital financiada por la Unión Europea tiene como fin desarrollar identidad y bienestar ciudadano a través de la economía creativa y la formación de habilidades en innovación. O-City es producto de un trabajo en red entre la Universidad del Norte y otras instituciones europeas que a través del Fondo Erasmus+ reconocieron dos condiciones particulares de Barranquilla: su carnaval y el haber sido elegida Capital de la Cultura Americana en el año 2013.

“Con esta declaratoria buscamos posicionar a Barranquilla en el ámbito internacional académico con iniciativas de industrias culturales, y fomentar la economía naranja mediante la capacitación a profesionales, expertos en tecnología creativa para esta gran industria”, asevera Juan José Jaramillo, secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo de Barranquilla.

Jaramillo añade que la economía cuenta en la capital del Atlántico con incentivos como el Portafolio Distrital de Estímulos, una gran bolsa de $ 2.750 millones dirigidos a diversas líneas como artes audiovisuales, artes plásticas, teatro, danza, emprendimiento, literatura, entre otros, que desde su implementación como política pública en 2017 ha logrado la participación de más de 1.700 proyectos y más de 250 ganadores.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.