El agro demanda aun más atención para la venta directa de productos

El agro demanda aun más atención para la venta directa de productos

Aunque iniciativas hacen pensar en un mejor panorama para los campesinos, hay camino por recorrer.

foto - agricultura - especial compra colombiano

Colombia es un país agrícola y maestros de la tierra es lo que abundan, pero aún se carece de orientación y políticas de inclusión, que hagan que los campesinos estén alineados con la economía nac.

Foto:

iStock

Por: Redacción Más contenido
30 de julio 2020 , 12:00 a.m.

Durante décadas, ha persistido el reclamo de los agricultores colombianos al sentirse relegados de los principales mercados y víctimas de los intermediarios, a quienes señalan de ser los que al final se quedan con las mayores ganancias.

No obstante, por fortuna, esto ha venido cambiando de un tiempo para acá. Así lo reconoce Diana Carolina Barreto Reyes, docente de la Tecnología en Gestión Ambiental del Politécnico Grancolombiano, al afirmar que el desarrollo de la política de agricultura campesina ha hecho que los mismos campesinos puedan llegar a las cabeceras municipales a ofrecer sus productos, logrando llevarlos de la mano para guiarlos y enfocarlos hacia un emprendimiento que sea del todo sostenible.#

Y agrega que la tendencia decreciente en los residentes rurales en el último decenio, pasando del 32 al 26,7 por ciento, alerta sobre el abandono del campo y el futuro de la soberanía alimentaria. Sin embargo, sostiene que la histórica vocación agropecuaria colombiana se enfrenta al paradigma de la difícil realidad rural.

“Esta dualidad ha sido un factor incidente y fundante de los orígenes de la violencia en Colombia y, por tal motivo, se convierte en factor ineludible y, visto desde su antípoda, en una gran oportunidad en los escenarios de la mitigación de los conflictos sociales, agropecuarios y ambientales, lo que propicie un estado real de paz estable y duradera”, precisa Ángel.

Y ahora, en tiempos de la pandemia, la experta dice que muchas de estas realidades se acentúan: incremento en los precios de los insumos agropecuarios importados frente a un dólar que hoy por hoy supera los límites, situaciones de acaparamiento, procesos de innovación insuficientes, asesoría técnica y, precisamente, las ingentes cadenas de intermediación que conforman mafias y se lucran siempre, especialmente, en momentos de crisis.

Iniciativas varias
De acuerdo con la vicerrectora, la Universidad Nacional Abierta y a Distancia ha gestado ‘CampoUNAD’, la cual se define como una estrategia de movilidad formativa, productiva y de bienestar integral para la población rural colombiana que, mediante el uso adecuado de las tecnologías de la información y la comunicación, se propone generar un impacto positivo en la dinámica educativa, social, productiva y del bienestar del campesino y su familia.

Con sus más de 20 proyectos conexos, esta iniciativa dinamiza las capacidades institucionales, muy especialmente las relacionadas con las Tecnologías 4.0, las cuales pone al servicio del sector rural colombiano.

“A partir de seis componentes estructurales, articula la educación rural a partir de una oferta virtual y a distancia de programas en todos los niveles y ciclos formativos, desde alfabetización, educación básica y media, superior y posgradual, hasta capacitaciones y cualificaciones a demanda del usuario, la productividad para el fortalecimiento de ingresos por medio de una aplicación para asistencia técnica ‘online’, así como la asesoría en economías asociativas y solidarias, el bienestar integral del campesino y su familia a través de su plataforma de telesalud y telemedicina, y un consultorio jurídico para la atención virtual, la investigación y la innovación”, explica Ángel.

Estrategias a fortalecer
Sobre cómo podría mejorar esta situación, Barreto anota que nuestro país es mayoritariamente agrícola y que maestros de la tierra abundan, pero de lo que se carece es de orientación y políticas de inclusión total que hagan que nuestros campesinos estén totalmente alineados con la economía nacional.

“Si es así, es necesario que el Gobierno fortalezca aquello que ha venido creando, los espacios en donde los campesinos puedan dar a conocer sus productos, que los canales de distribución funcionen y, sobre todo, que ellos puedan tener accesos para alivianar los costos de su propia producción y marca”, enfatiza la docente del Politécnico Grancolombiano.

Sin embargo, Julialba Ángel alerta sobre las cadenas de intermediación en esta difícil coyuntura, puesto que con mercados tipo fruver totalmente abastecidos en las grandes ciudades se pensaría en un sector primario campesino saludable en tiempos de pandemia.

Nada más distante de la realidad
“En medio de los permanentes diálogos entre ‘CampoUNAD’ y la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc) preocupa en este tiempo de confinamiento que, aunque se reportan incrementos en ventas de alrededor del 12 por ciento en mercados de barrio y fruver, la ley de la oferta y la demanda no opera en justicia para el productor campesino. Por el contrario, los precios de pago al productor están bajando”, acota la vicerrectora.

Y añade que los intermediarios se las han ingeniado para tender un “cerco imbatible” del que el campesino no puede escapar: con una movilidad reducida por el covid-19, recogen el producto directamente en la finca; y como no tienen competencia, utilizan 
“informaciones falsas que atemorizan al campesino en tiempos de coronavirus”.

Por todo lo anterior, la vicerrectora considera que es fundamental generar total conciencia desde el consumidor, a través de estrategias de inteligencia colectiva e incentivar en las ciudades la compra lo más directa posible al campesino.

“Las alcaldías, con iniciativas locales como los sistemas de mercados campesinos, las plazas de mercado o los mercados distritales, tienen un peso estructural. Estas entidades han de definir sus funciones no solo en la regulación de los comerciantes al interior de las plazas, sino ejercer un papel en el control de precios. Las veedurías ciudadanas son igualmente fundamentales; en caso de observar situaciones de manipulación de precios de pago al productor o venta al consumidor por parte de intermediarios, dar aviso a las autoridades de policía o a los líderes de la Anuc en cada región o directamente al Ministerio de Agricultura, pues en la Ley colombiana esto es un delito. En el caso de las grandes centrales de abastos, como la de Bogotá, generar estrategias con real voluntad para ejercer control en la estabilización de precios es primordial”, recalca la vicerrectora.

Mientras eso ocurre, se vislumbran otras iniciativas en Bogotá y Medellín que buscan ayudar a transformar la vida de los pequeños productores, conectándolos directamente con los consumidores en la ciudad.

Así se presenta ‘Siembra Viva’, una empresa social y un proyecto de agricultura regenerativa. “Nuestro objetivo es dignificar la labor del agricultor, entregar un valor justo por sus productos que les permita mejorar su calidad de la vida y garantizar las ventas de lo que producen directamente a los consumidores, a través de nuestra tienda de e-commerce en www.siembraviva.com”, informa la compañía.

Como esta, se están gestando otras ideas para acercar a los campesinos con los clientes finales, quienes reciben en las puertas de sus casas productos frescos, limpios y bien empacados, lo cual es fundamental en un periodo donde esta clase de servicios son vitales.

Una industria que pesca oportunidades

No son épocas fáciles para los números de ninguna compañía, y la industria de pescados y mariscos no es la excepción. Aunque la gente sigue consumiendo, este sector ha tenido que hacer unas modificaciones sobre la marcha para adaptarse a la crisis que desencadenó la pandemia mundial del coronavirus. La emergencia ha cerrado restaurantes, hoteles y cadenas, y las compañías sobreviven hoy con el oxígeno que les proporcionan las grandes superficies, que siguen necesitando de sus productos para abastecer a los supermercados.

Pese a la emergencia, según estimaciones del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, se espera que durante esta temporada se consuman aproximadamente 28.000 toneladas de pescado, que equivalen al 22 por ciento de la producción nacional. “Es importante señalar que esta proviene en un 38 por ciento de la pesca y en un 62 por ciento de las actividades de cultivo”, acota Luz Stella Barbosa Sanabria, vocera de la Dirección Técnica de Administración y Fomento de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Uanap).

La comercialización y distribución de este mercado mantiene sus cadenas de producción a toda máquina. Y es que la pesca nacional ha sido la gran protagonista en este plan de emergencia, pues con los canales de transporte cerrados y la producción mundial en contingencia, las compañías se han valido de lo que se consigue en el país para responderle al mercado.

No son épocas fáciles, pero el sector se sigue moviendo, haciéndole frente a la crisis y garantizando un abastecimiento que genere tranquilidad en tiempos de incertidumbre. Haciendo de la calidad y el control los mejores aliados para enfrentar la contingencia.

¿Suficiente producción?

Según información del Sistema Estadístico Pesquero Colombiano (Sepec), en el 2019 la zona de mayor producción de productos de la pesca fue el litoral Pacífico (28.303 toneladas al año), seguido por la cuenca del Caribe (10.683 toneladas). En lo referente a las aguas dulces o continentales, la cuenca más productiva es la del Magdalena, con cerca de 14.311 toneladas al año aproximadamente, y otras cuencas pesqueras continentales son Atrato, Sinú, Orinoquía y Amazonía.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.