Secciones
Síguenos en:
Así participa la comunidad en el desarrollo de obras en sus municipios
Comunidad hizo placa huella

En el municipio de Guataquí comunidad hizo una de las 108 placas huella. Archivo Particular

Foto:

Archivo Particular

Así participa la comunidad en el desarrollo de obras en sus municipios

En el municipio de Guataquí comunidad hizo una de las 108 placas huella. Archivo Particular

A través de convocatorias las Juntas de Acción Comunal de Cundinamarca pueden hacer obras.

En el municipio de Tocaima, la comunidad hizo todo lo que estuvo a su alcance para hacer realidad un box culvert (una gran caja que facilita el paso de agua) que los protegiera de las constantes inundaciones que los estaban afectando. Ellos mismos construyeron la obra en solo dos meses, gracias a la unión de la comunidad y al apoyo de las entidades departamentales.

El primero en darles un respaldo fue el Instituto Departamental de Acción Comunal de Cundinamarca (Idaco), entidad a la que se acercaron a través de una convocatoria para la construcción de obras ejecutadas por las Juntas de Acción Comunal (JAC) de Cundinamarca.

La JAC del barrio Tarragona, en Tocaima, fue una de las seleccionadas para recibir recursos económicos, así como la asesoría e interventoría durante su ejecución. En total fueron 154 obras hechas por la comunidad durante la vigencia 2020; para cada obra se entregan 39’500.000 pesos.

“Rinden más los recursos con el manejo de la comunidad. El Idaco hizo las auditorías de estabilidad, funcionalidad, y revisan que los materiales sean de calidad”, explicó Anatilde Reyes, presidenta de la JAC del barrio Tarragona.

Como la obra costó 92 millones de pesos, la alcaldía de Tocaima y la comunidad también ayudaron a completar el dinero que les hacía falta, conseguir la maquinaria y poner la mano de obra. “Hicimos rifas, tamaladas y demás para recoger lo que faltaba. Fue algo muy bonito ver cómo tanta gente ayudó”, añadió Reyes.

Box Culvert hecho por la gente en Tocaima para evitar inundaciones

Foto:

Archivo Particular

Para la Gobernación de Cundinamarca, estas obras hechas por la comunidad son vitales para la reactivación en el departamento, ya que no solo generarían cerca de 12.000 empleos en el 2021, también mejorarían la calidad de vida en los municipios.

“Es el proyecto más grande que se haya hecho, con una inversión histórica de 42.500 millones de pesos para 858 obras de impacto social y comunitario que serán llevadas a cabo por las JAC”, precisó Nicolás García Bustos, gobernador de Cundinamarca.

Placa huella en Machetá

Placa Huella hecha por la comunidad en Machetá ganó reconocimiento por parte de la Gobernación de Cundinamarca

Foto:

Archivo Particular

Otro ejemplo de unión y trabajo de la comunidad fue el que se dio en la vereda San Bernabé en el municipio de Machetá. Allí, la junta de acción comunal salió beneficiada para construir una placa huella de 201.5 metros de largo en tan solo un mes.

Según explicó Rafael Antonio Cruz Cárdenas, presidente de la JAC de la vereda San Bernabé, esto se dio gracias al trabajo de 125 personas de la comunidad, “no solo con la mano de obra, también colaboraron con dinero, refrigerios, almuerzos, una mezcladora y con viajes de arena”.

Esta vía, que sirve como entrada principal a San Bernabé, pero que también beneficia a seis veredas más y cerca de 500 personas en total en Machetá, se encontraba en muy mal estado ya que nunca había sido pavimentada. “Era muy peligrosa, solo tierra, y con el paso del agua se formaban socavones muy grandes”, explicó Cruz, y destacó que el resultado fue tan gratificante que incluso ganaron un reconocimiento de la Gobernación de Cundinamarca “por ser la mejor obra tanto en calidad como en cantidad, 865 metros cuadrados en total hechos ciento por ciento por la comunidad”.
Para Cruz, el éxito de la obra radica en que todo el proyecto se hizo en consenso con la comunidad a través de asambleas y reuniones.

Andenes en San Bernardo

Alamedas y andenes en San Bernardo hecho con recursos que le dio el Idaco a la comunidad.

Foto:

Archivo Particular

Mientras tanto, en el barrio San Gabriel del municipio de San Bernardo priorizaron la construcción de 240 metros de andenes y alamedas, los cuales fueron inaugurados el mes pasado.

“Eso antes era solo barro, no había andenes y solo estaban las cajas de inspección. Tampoco había vía porque eso era un potrero con solo pasto, así que no había acceso a vehículos, la gente solo podía entrar y salir a sus viviendas a pie”, explicó Ángela Avellaneda, presidenta de la JAC del barrio San Gabriel. Era tal la situación que incluso con la obra tuvieron que poner dos muros de contención porque no había una infraestructura previa que soportara los nuevos andenes y alamedas.

“El dinero que nos dio el Idaco nos alcanzó para hacer todo lo planeado, aunque la gente también aportó con materiales, como bultos de cemento”, dijo Avellaneda.

Inversión histórica

Según informó el Idaco, para el 2020, el presupuesto de las ‘obras de impacto social y comunitario’ fue de 8.000 millones de pesos, lo que permitió la realización de 154 proyectos que beneficiaron a 50.942 personas. Estos recursos fueron ejecutados en la construcción de 108 placas huellas, 4 salones comunales, 5 box culvert, 6 alcantarillas, 2 parques, 5 andenes y alamedas, así como la adecuación de 10 salones comunales y 14 escenarios deportivos.

Sin embargo, para este año, la inversión se aumentó en un 500 por ciento, y será de 42.500 millones de pesos, que, según el Idaco, es una cifra histórica para el país y el departamento, con la cual se espera la construcción aproximada de 731 placas huellas, 40 parques y alamedas, 17 alcantarillas y box culvert, y el mejoramiento de 32 escenarios deportivos y 38 salones comunales. Actualmente se encuentran en la tercera fase; es decir, en las visitas de viabilidad técnica, social y financiera.

De esta forma, el Idaco resalta que no solo se cumple con la meta trazada en el Plan de Desarrollo de este gobierno: 650 obras de impacto social y comunitario, sino que además decidieron ampliarla para llegar a 1.450 obras en esta vigencia.

Para futuras convocatorias del Idaco, visite sus redes: Facebook-Instituto Departamental de Acción Comunal e Instagram: idacocundi.

Manuel, patinador con más de 460 medallas

Manuel Hernández, patinador de Fusagasugá pide apoyo para representar al país internacionalmente.

Foto:

Archivo Particular

Manuel Hernández es un joven patinador de Fusagasugá que ha logrado sumar más de 460 medallas en los 16 años que lleva patinando.

Es el primer patinador en llegar hasta la cima del Alto de Letras, el puerto de montaña más largo del mundo (ubicado entre Mariquita y Manizales). Fue un recorrido de 327 Km, que comenzó en el corregimiento de la Aguadita hasta llegar a la cima, por lo que patinó durante cuatro días.

“Mi sueño es correr una maratón en Berlín, Alemania. Allá van los mejores del mundo”, destacó Hernández, a quien le gustaría encontrar apoyo para poder representar al país internacionalmente.

Ha ganado competencias municipales, departamentales, nacionales e incluso internacionales en Táchira, Venezuela. Actualmente dirige el Club Élite de Patinaje de Fusagasugá, que él mismo fundó, en donde entrenan niños desde los tres años y adultos. “Hay padres de familia que nunca han patinado y también profesionales en distintas modalidades”, dijo.
Instagram: @manuelhdez77
YouTube: Un escalador en patines

+Contenido* Una alianza de Contenidos Editoriales Especiales de EL TIEMPO y la Gobernación de Cundinamarca.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.